EJECUTIVOS

Bill Gates anunció su retiro de la junta directiva de Microsoft

El magnate deja el puesto que ocupa hace 34 años para dedicar más tiempo a proyectos de filantropía

Bill Gates
Bill Gates seguirá siendo un asesor técnico de la compañía tecnológica. Foto: Archivo El País.

Bill Gates se retira del directorio de Microsoft, el gigante de software que ayudó a fundar hace más de cuatro décadas.

Gates dijo el viernes que también renunciaría a la junta de Berkshire Hathaway, el conglomerado dirigido por su amigo, Warren Buffett.

«He tomado la decisión de renunciar a los dos consejos públicos en los que presto servicios, Microsoft y Berkshire Hathaway, para dedicar más tiempo a las prioridades filantrópicas, incluida la salud y el desarrollo mundial, la educación y mi creciente compromiso para abordar el cambio climático». Gates escribió en una publicación de LinkedIn.

Durante décadas, Gates fue la cara de Microsoft. Conocido por su perspicacia técnica y prácticas comerciales despiadadas, ayudó a establecer el software de Windows de Microsoft como el sistema principal para la computadora personal. Microsoft informó que Gates seguirá siendo un asesor técnico de la compañía.

Gates ha estado retirándose lentamente de Microsoft en los últimos años. Dejó su rol diario en la compañía en 2008 y se desempeñó como presidente de la junta hasta 2014.

La compañía informó que Gates quiere dedicar más tiempo a la filantropía en la Fundación Bill y Melinda Gates, una de las organizaciones sin fines de lucro más grandes del mundo, que comenzó con los miles de millones de dólares que ganó de Microsoft.

Gates sigue siendo uno de los mayores accionistas individuales de Microsoft. Hasta diciembre, poseía más de 100 millones de acciones de Microsoft, aproximadamente el 1,3% de las acciones de la compañía. Sus acciones valen cerca de US$ 16.000 millones. Dijo que permanecería activo en la compañía y que trabajaría en estrecha colaboración con Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft.

«Microsoft siempre será una parte importante del trabajo de mi vida y continuaré comprometido con Satya y el liderazgo técnico para ayudar a dar forma a la visión y alcanzar los ambiciosos objetivos de la compañía. Me siento más optimista que nunca sobre el progreso que está haciendo la empresa», escribió Gates en su publicación.

En su carrera posterior a Microsoft, Gates se ha hecho más conocido por su trabajo en la lucha contra las enfermedades infecciosas y el cambio climático. El mes pasado, la Fundación Gates dijo que destinaría US$ 100 millones adicionales para combatir el coronavirus. La organización prometió US$ 10 millones a principios de año.

Ha persuadido a Buffett, su compañero de bridge y vecino en la lista de las personas más ricas del mundo, para que done la mayor parte de su fortuna a la Fundación Gates.

Gates se unió a la junta de Berkshire Hathaway en 2004. El conglomerado nominó a Kenneth Chenault, el exdirector ejecutivo de American Express, para reemplazar a Gates en la junta.

Bill Gates. Foto: TED.
En los años noventa, Gates enfrentó investigaciones antimonopolio. Foto: TED.

Daniel Ives, director gerente de investigación de acciones de Wedbush Securities, dijo en una nota de investigación que el hecho de que Gates renunciara a la junta de Microsoft no fue una sorpresa y que fue un voto de confianza para Nadella y la dirección de la compañía.

Gates fundó Microsoft en 1975, abandonó Harvard y se unió a Paul Allen, su amigo y colaborador tecnológico desde su adolescencia en una escuela secundaria privada en Seattle.

En 1975, se mudaron a Albuquerque, Nuevo México, donde una empresa incipiente de microcomputadoras, MITS, fabricó el Altair 8800, una máquina primitiva a menudo acreditada como la primera computadora personal.

El primer producto de Microsoft fue una versión del lenguaje de programación BASIC que podía ejecutarse en la computadora Altair con poca potencia. Ese fue el comienzo. Más tarde, después de que Gates trasladó a Microsoft a los suburbios de Seattle, siguió una sucesión de productos comerciales de gran éxito: el sistema operativo MS-DOS, el sistema operativo Windows y la colección de programas de productividad de Office, incluidos Word, Excel y PowerPoint.

A mediados de la década de 1990, Microsoft era la compañía dominante de software para computadoras personales, tanto que se convirtió en el objetivo de una serie de investigaciones antimonopolio.

En un caso federal histórico, por una demanda presentada en 1998, se descubrió que Microsoft había violado repetidamente las leyes antimonopolio de la nación.

Gates se hizo a un lado como director ejecutivo en 2000, luego de la sentencia antimonopolio. En los últimos años, su principal ocupación ha sido como filántropo, donando miles de millones a programas mundiales de erradicación de enfermedades y salud.

Pero la batalla antimonopolio de la década de 1990 todavía irrita a Gates. En una conferencia del DealBook del New York Times el otoño pasado, se le preguntó si la demanda hacía que el mercado tecnológico fuera más competitivo. «No», respondió Gates. «Todos los demás pueden decir eso si quieren. No es cierto para mí, y nunca cambiaré esa opinión».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados