INFORME

Aeropuerto de Punta del Este le sigue la pista a la buena temporada

El aumento del flujo de pasajeros impulsa negocios comerciales como Free Shop,publicidad, servicios a la aviación y sala VIP.

Crece. El Aeropuerto se beneficia por el incremento de visitantes al país. (Foto: Ricardo Figueredo)
Crece. El Aeropuerto se beneficia por el incremento de visitantes al país. (Foto: Ricardo Figueredo)

Hoteles casi colmados y casas con reservas anticipadas para el verano hacen prever una temporada turística 2018 muy prometedora para Uruguay y en particular para Punta del Este. Según datos del Ministerio de Turismo, entre enero y octubre este destino atrajo 21,8% más de visitantes que en igual período de 2016, y su gasto en dólares creció un 45,1%.

Eso al Aeropuerto Internacional de Punta del Este le viene muy bien. En los dos últimos años sus ingresos subieron un 20% y se espera que la tendencia creciente continúe el año próximo, informó su gerente general, Juan Lescarboura. De hecho, cada vez más aerolíneas comerciales lo incorporan en sus rutas y aumentan las frecuencias de sus vuelos (ver recuadro).

Este año unas 200.000 personas pasaron por la terminal aérea, un 15% más que en 2016 y se estima que en 2018 el flujo de pasajeros crecerá un 25%, dijo Lescarboura. Es que este aeropuerto se mueve al compás del turismo receptivo: un 70% de los pasajeros son argentinos, otro 20% brasileños y dentro del 10% restante solo un 3% son uruguayos.

Ese incremento de pasajeros impacta directamente en lo recaudado por tasa de embarque, pero el efecto más importante se aprecia en los servicios comerciales. La tasa de embarque representa hoy un 27% de los ingresos del aeropuerto, seguido por los servicios a la aviación general (24%), el free shop (18%), los servicios a la aviación comercial (15%), la publicidad (4%) y la sala VIP y rentadoras de autos (3% cada una). El resto de la «torta» se completa con rubros como el gastronómico.

Servicios generales

El área de aviación general, que corresponde a vuelos privados, corporativos y taxis aéreos, registró este año unos 3.700 aterrizajes, principalmente de Argentina. Si bien estos vuelos transportan menor cantidad de pasajeros, en el total de movimientos del aeropuerto (aterrizajes y despegues) representaron un 78% este año.

Este negocio creció un 50% en los últimos cinco años «más que la aviación comercial», dijo Lescarboura, aunque es un negocio con límites por el «tope de aviones que hay en la región». «Esta área mueve muchos servicios asociados como tasa aeronáutica, atención del avión, embarque y desembarque de pasajeros y equipajes, servicios al avión como cambio de aguas negras, recarga de agua potable y lo que hace a la atención personalizada. Además, el aeropuerto brinda el servicio FBO Be Club para gestión de la aviación general que incluye, por ejemplo, asesorar al piloto en el armado de su plan de vuelo, información de clima, o al pasajero para reservar autos, hoteles, contratar el catering para el avión y hasta comprar revistas», detalló.

Free shop

En el área comercial, lo que más peso tiene y gana terreno es el free shop. El incremento de ingresos resulta de dos factores: el aumento en la cantidad de pasajeros y del «atraso cambiario» que favorece a Uruguay. «Hoy Punta del Este es más barato que Argentina, entonces se han incrementado las ventas de free shop, tanto para argentinos como brasileños. Esto último se aprecia en que los ingresos crecieron por encima del incremento de la cantidad de personas. Mientras el número de pasajeros aumentó un 15% la facturación lo hizo un 20%», dijo el principal del aeropuerto.

En este negocio, las ventas tienen dos rubros dominantes muy claros: cosmética y perfumería (36% del total) y bebidas y comestibles (casi 35%). Le sigue electrónica 14% y el 16% restante corresponde a accesorios como ropa, relojes, juguetes y valijas, entre otros. «Acá se da la particularidad que cosmética y perfumería se compra más en partidas y bebidas y comestibles en arribos, porque (el pasajero) hace un surtido para su estadía», dijo Lescarboura.

El ejecutivo también destacó que en esta terminal hay una «muy buena venta» de productos locales, como aceite de oliva, vinos, caviar, dulce de leche y alfajores.

Además, si bien por volumen de personas los argentinos son los que más dinero dejan en el aeropuerto, no son los que más gastan per cápita. Ese lugar lo ocupan los brasileños, que desembolsan un 20% más en compras por pasajero.

Publicidad

La terminal también ganó prestigio como medio publicitario. Si bien este negocio representa solo un 4% de la facturación total, en esta área creció cerca de un 15% el último año y eso genera optimismo: «Esperamos crecer por encima de un 25% en 2018», dijo Lescarboura. «Al tener más turismo, es un lugar importante para anunciar. En los últimos dos meses la demanda ha sido muy intensa. Gestionamos directamente la publicidad a través del equipo de Airport Media. Ellos ahora están más abocados a atender llamados; antes salían a buscar a los clientes», graficó.

El principal interés proviene de marcas argentinas motivadas por el crecimiento de pasajeros de ese país. «Los dos rubros más importantes son el financiero de Argentina (banca privada y tarjetas de crédito de un alto poder adquisitivo) y desarrollos inmobiliarios en Punta del Este, pero también de Paraguay y algo en Puerto Madero», reveló.

Pero no solo aumentó la cantidad de publicidad, sino también la calidad. A la tradicional pantalla y cartelería, las empresas sumaron propuestas innovadoras, que incluyen activaciones para días «más calientes». «Hasta los medios de transporte internos, camionetas y ómnibus que transportan las personas tienen su sponsor», ilustró Lescarboura.

Sala VIP

Un dato particular de este aeropuerto es que un 20% de sus pasajeros tienen acceso a la sala VIP. «La mayoría tienen un alto poder adquisitivo. Entonces, gran parte ingresan a este lugar, ya sea porque su compañía los invita, o porque los bancos se lo regalan», explicó. De esta manera, aunque representa un 3% de la facturación de la terminal, con un incremento de un 40% en facturación en el último año, es uno de los negocios que más crece. «Esto llevó incluso a una inversión de US$ 50.000 para mejorar y brindar mejores servicios», resaltó el ejecutivo.

Se suman nuevos jugadores

Esta temporada se destaca por nuevas aerolíneas y más frecuencias. Andes, con la ruta a Buenos Aires con un vuelo diario (lunes a viernes) y Sky a Chile, desde el miércoles pasado hasta el 11 de marzo (miércoles y domingos).

-Aerolíneas Argentinas. Cuenta con 21 frecuencias semanales a Punta del Este (19 desde Aeroparque, una desde Córdoba y otra desde Rosario), que subirán a 38 en enero (un 19% más de asientos). Este año, su número de pasajeros creció un 18% con respecto a 2016.

-LATAM. Ofrece dos vuelos semanales desde San Pablo (jueves y domingos) y durante enero y febrero sumará Santiago de Chile con la misma frecuencia. La empresa registró un 16% más de pasajeros al mes con respecto a 2016.

-Azul. Durante el verano ofrecerá dos vuelos semanales que conectan con San Pablo y Puerto Alegre.

-Amaszonas. En el ejercicio enero-octubre de este año casi cuadriplicó la cantidad de pasajeros que en igual lapso de 2016. Ofrece dos vuelos diarios a Buenos Aires y este verano sumará tres vuelos semanales a Asunción, entre el 26 de diciembre y el 4 de febrero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)