NOMBRES

Zoë Kravitz, famosa desde que nació

La próxima Gatúbela será encarnada por la actriz Zoë Kravitz, la única hija del músico Lenny y Lisa Bonet, también actriz.

Zoe Kravitz
Foto: AFP.

Vista en perspectiva, la trayectoria de Zoë Kravitz no podría ser otra cosa que exitosa. Padres famosos (hija del músico Lenny Kravitz y la actriz Lisa Bonet), familia con muchos contactos en la industria cinematográfica y televisiva, belleza natural y, cómo no, talento como para poder compartir elenco con nombres tan consagrados como Nicole Kidman o Charlize Theron.

Pero aunque tuvo el camino hacia la fama allanado, no todos los “hijos de” consiguen seguir los pasos de sus progenitores y brillar con luz propia. Si no, pregúntele a Tom Hanks o Will Smith.

Kravitz nació en 1988, única hija del matrimonio de Lenny Kravitz y Lisa Bonet. La relación entre Lisa y Lenny no duró tanto. A los cinco años de haber nacido Zoë, ya se habían separado. La pequeña se quedó con su madre en California hasta los 11 años. Luego se fue a vivir con su papá, la estrella de rock bohemia y cosmopolita, en Miami.

La mudanza, según ella misma, era para sentirse más “normal”. Su mamá apenas tenía una televisión, sin cable y con unas pocas películas en VHS para mirar. Además, el ambiente era bastante hippie: muchos paseos por la naturaleza y cosas así. En contraste, el ambiente hogareño en lo de Lenny era puro celebrity: modelos, músicos, actrices. Un día podía venir Nicole Kidman —pareja de su padre en un momento— y al otro día un rapero, o una modelo. Había lujos, como un cocinero para la familia, televisiones por doquier, equipos de música y muchísimos discos. Pero la mudanza, si bien la hizo sentir más normal, también la hizo sentir que lo era demasiado para ese ambiente. “No me sentía a gusto. Estaba rodeada de belleza y mucha pose, y yo me veía a mí misma como petisa y torpe”.

El padre ha dicho que tuvo que cambiar algunas cosas en su vida cuando su única hija llegó a vivir con él, pero también él tiene un espíritu algo hippie. Cuando la aún menor de edad le dijo que quería ser actriz, él le dijo que todo bien. “Yo me fui de casa a los 15. No le iba a decir a mi hija que no podía ir a intentar hacerse su propio camino”.

Zoë se fue a vivir sola a Nueva York, donde aún reside. Y a partir de su mudanza empezó a tener sus primeras apariciones en películas. El debut fue en un pequeño papel en una comedia romántica protagonizada por Catherine Zeta Jones y Aaron Eckhart, "Sin reservas" (2007). De a poco, fue haciéndose su lugar como actriz en Hollywood. En 2011 tuvo una participación en "X Men: Primera generación", como la mutante Ángel, lo cual le dio el primer roce con la masividad. En 2014 estuvo en otra franquicia, Divergente. En 2015, en tanto, fue una de las mujeres-trofeo del villano Immortan Joe en la road movie de acción "Mad Max: Furia en el camino", una de las mejores películas de los últimos años, protagonizada por Charlize Theron y Tom Hardy.

Zoe Kravitz
Como Ángel en X Men. Foto: Difusión. 

Con todo, todavía le faltaba dar con un rol que la apartara de ser una figura en el elenco. No fue gracias al cine que lo consiguió, sino en televisión. Primero, en "Big Little Lies" (HBO), originalmente una miniserie de siete episodios que tuvo tanta repercusión que ameritó una segunda temporada. Ahí, Kravitz tuvo la suficiente confianza y el nivel necesario como para compartir pantalla con Nicole Kidman, Renée Zellweger y Laura Dern, todas ellas con muchos más pergaminos que ella. No era, claro, su primera experiencia televisiva. Ya había estado en "Portlandia" y "Californication" y no debe haber restado que su padrino, Bruce Cohen, haya sido productor de la serie "Pushing Daisies", multipremiada con varios Emmy, además de un importante productor de películas.

Respecto a la fama de sus padres o los contactos de sus familiares, Kravitz dice que ya superó las inseguridades que tenía por sentir que tal vez estaba allí por su apellido y no su talento. “La gente dice tantas cosas que al final uno empieza a preguntarse si no habrá algo de razón. Pero a George Miller (director de Mad Max...) no le importa quién es mi padre”, dijo hace un par de años.

Aún así, Big Little Lies fue más vehículo “de prestigio” que una chance de destacarse por su cuenta. Aunque haya estado a la altura de semejante elenco, no era la protagonista y en la primera temporada su personaje no se destacaba demasiado: los guionistas se concentraban en Kidman, Zellweger y Dern, relegando a ella y a Wooley -con quien Kravitz compartió elenco en tres entregas de la serie Divergente- a subtramas menos jugosas.

Pero este año le llegó la oportunidad de ocupar el centro de la atención con el papel principal en una serie basada en una película que a su vez está basada en una novela: Alta fidelidad. A tono con algunas de las innovaciones políticamente correctas (esas que sacan de quicio a legiones de puristas y conservadores), la serie cambió al principal personaje de la historia —el muy tarambana Rob— por la Rob que actualmente interpreta Kravitz, que, por supuesto, es bastante torpe e irresponsable en cuanto a las relaciones.

Zoe Kravitz
En Alta fidelidad. Foto: Difusión.

Aunque algunos fans de la novela y película original pusieron el grito en el cielo por el cambio, ella ha sabido ganarse a los escépticos. Además, tampoco se le escapó a nadie que además del cambio de género, también hubo un cambio étnico. Rob es un inglés muy caucásico y ella es hija de dos estrellas afro (su padre, además, es judío).

Tal vez por diplomacia, tal vez porque Kravitz parece ser un encanto en persona, el autor de la novela, Nick Hornby, no tuvo empacho en elogiar la elección de la actriz para encarnar a un personaje masculino ideado por él. “De entrada me di cuenta es que es una mujer muy despierta e inteligente, y también que conocía a fondo tanto la novela como la película (dirigida por Stephen Frears, estrenada hace 20 años y en la cual actuó su madre). Y que es una melómana. Quise hacer todo lo que pudiera para ayudarla”.

El escritor vio a una actriz que se sabía de memoria pasajes enteros de la película y que había leído a conciencia la novela. Lo de la melomanía, tan importante para el personaje central de la novela, tiene su explicación natural. Además de ser la hija de Lenny Kravitz, Zoë también tiene una pequeña carrera musical: fue durante unos años la cantante de la banda Lolawolf (fundada por ella misma y bautizada así por los nombres de sus hermanos Lola y Wolf), que sacó un álbum y dos EP.

Ahora que la industria del cine está en stand by por la pandemia, es incierto cuándo podremos verla en lo que será su papel más grande en términos comerciales: el de Gatúbela, en la próxima versión de Batman, protagonizada por el galán indie Robert Pattinson y dirigida por Matt Reeves. La película está anunciada para estrenarse el año que viene, pero quién sabe cómo estaremos el año que viene respecto al virus que puso en duda prácticamente todo lo que dábamos por sentado.

Será la segunda vez que interprete a Selina Kyle, ya que había puesto su voz para el personaje en la película animada Lego Batman: La película. Pero aunque esa película es una de las mejores comedias hechas sobre El Hombre Murciélago, el personaje de Gatúbela apenas tiene algunas frases. Para la nueva película “en serio” del personaje, Kravitz no solo se encargará de ser Selina Kyle. También tiene el único papel femenino importante. Excepto ella, todos los personajes de la historia son hombres: está el Comisionado Gordon (Jeffrey Wright), El Pingüino (Colin Farrell), El Acertijo (Paul Dano), Carmine Falcone (John Turturro) y los residentes de la Mansión Wayne, claro: Bruce Wayne y Alfred Pennyworth (Andy Serkis). Kravitz tendrá una oportunidad única de ponerle algo de feminidad a tanta testosterona.

Más allá de la definitiva fecha del estreno, también genera curiosidad qué tono le dará a su personaje, uno de los centrales en la mitología del detective enmascarado creado por Bob Kane y Bill Finger. Hasta el momento y en el cine, Gatúbela ha sido encarnada por Michelle Pfeiffer, Halle Berry y Anne Hathaway, todas ellas grandes nombres en Hollywood. ¿Logrará Kravitz dejar su marca en la historia del personaje Kyle?

Dependerá de muchísimas cosas, no solo de ella. Pero Kravitz parece estar lista para cualquier desafío luego de haber transitado tanto por el cine más o menos comercial como proyectos que apuntan a públicos atraídos por historias menos convencionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados