TURISMO

Veranear entre edificios

Montevideo tiene muchas opciones para quienes se quedan en ella durante la temporada estival.

Mirador Municipal
Foto: Fernando Ponzetto

Desenchufarse del trajín habitual, de la rutina laboral y sus "horarios esclavos", como dice una canción de Andrés Calamaro, es una de las metas de las vacaciones. El cambio de paisaje aporta —y mucho— a la sensación de sosiego y descanso. Pero no todos pueden abandonar la ciudad en vacaciones. Y aunque haya sustento para el estereotipo de que el uruguayo se desvive por pasar sus días libres cerca de una playa, con un parrillero al lado y el sonido de los grillos como telón de fondo nocturno, hay quienes tampoco quieren irse de Montevideo cuando llega la licencia.

Lo cierto es que también en la ciudad es posible desconectarse de esa sensación de andar siempre a las corridas. "Cuando llega la licencia, es natural querer salirse de la cotidianeidad. Lo que no se entiende muchas veces es que quizás en esa cotidianeidad hay cosas nuevas para descubrir. En Montevideo hay muchas cosas que suceden en las vacaciones", comenta la presidenta de Montevideo Bureau, una institución público-privada que reúne a la Intendencia, al Ministerio de Turismo y a 80 emprendimientos privados en torno al turismo urbano y también rural.

Un recorrido en bicicleta o a pie, un paseo por algunas de las tantas atracciones —culturales, arquitectónicas, históricas— de la ciudad o una excursión hacia el Montevideo rural pueden hacer la diferencia en un día de verano urbano, con horas libres para disponer al antojo.

La asistente de turismo en la Intendencia de Montevideo, Daniela Machado, explica que hay varias maneras de enterarse sobre las ofertas que tiene la ciudad para los meses de verano. Un sitio web de consulta y referencia es Descubrí Montevideo, que reúne gran parte de la oferta turística. Pensado tanto para visitantes extranjeros (hay versiones del sitio en portugués y en inglés) como locales, el portal funciona como el lugar oficial del turismo en la capital uruguaya.

También hay dos oficinas municipales, una en Ciudad Vieja y otra en la Explanada Municipal, que reciben a quienes desean informarse sobre las distintas ofertas. El año pasado, esas oficinas recibieron más de 30.000 visitas de consulta, la mayoría de esas de turistas brasileños (11.372 visitas), con argentinos y chilenos en segundo y tercer lugar, con 8.114 y 2.604 visitas respectivamente. En cuarto lugar, con 1.351 consultas, los uruguayos.

Esa modesta cifra tiene que ver, claro, con una preferencia (y una posibilidad) de veranear fuera de Montevideo, pero también es posible conjeturar que haya desconocimiento sobre lo que hay para hacer en la ciudad.

La propia funcionaria municipal dice que antes de ingresar a la División Turismo hace cinco años, no sabía sobre el menú de opciones veraniegas montevideano. "Como montevideana mismo, no sabía tanto lo que hay para hacer en la ciudad", añade.

Un posible comienzo es volver a subir hacia el mirador municipal, que reabrió en octubre y que según Machado ha tenido muy buena afluencia desde entonces.

Otro es mezclarse entre los turistas que vienen para contagiarse algo de su mirada, que casi siempre es más entusiasta. Aunque el Bus Turístico de la Intendencia de Montevideo, que esté pensado principalmente para visitantes, basta hacer el recorrido desde el nivel superior del vehículo para tener un ángulo nuevo a la ciudad.

Es justamente la posibilidad de poder adoptar, aunque sea por un rato, una mirada distinta, lo que abre la puerta para poder volver a fascinarse por los paisajes o las historias de la ciudad. Karen Ann Higgs galesa y también conocida como una entusiasta de la ciudad y del país, hace más de 15 años que vive en Montevideo y creó el sitio web Guru'Guay, una guía turística en inglés para informar y seducir a los angloparlantes sobre el país y la ciudad. Higgs, además, escribió un libro titulado The Guruguay Guide To Montevideo ("La guía de Guruguay a Montevideo).

Higgs aclara de entrada que ya no tiene la misma mirada sobre la ciudad, pero aún así opina que la gente que vive en Montevideo no tiene mucha noción sobre lo que ésta puede dar en términos de estímulos y distracción de esa cotidianeidad mencionada por Careaga. "No, el montevideano no tiene conciencia de eso. Generalmente se sorprende cuando le comentás algo positivo sobre la ciudad.Te dicen ¿En serio?. Realmente te pregunta si Montevideo es un buen lugar para veranear. Y cuando se le habla de los turistas que vienen de afuera, se pregunta por qué vendrán", dice Higgs quien cuando habla con Domingo cuenta que justo estaba prepárandose para hablar de Montevideo en una entrevista para un medio británico.

Ella no duda en calificar a la ciudad como "fantástica", y no solo por sus atracciones y paseos. Sin embargo, Higgs reconoce que lleva un tiempo descubrir las facetas de la ciudad que cautivan.

Para ella, Montevideo no tiene encantos obvios o inmediatos. Más bien, estos se van revelando de a poco, paulatinamente. Como ejemplo, menciona el descubrimiento del británico Adrian Yekkes, bloguero especialista en arquitectura, y sus elogios hacia la arquitectura Art Decó, desperdigada por gran parte de Montevideo y que por eso puede ser más difícil de apreciar de inmediato. En Domingo publicamos en setiembre esta nota sobre un posible itinerario arquitectónico de Montevideo.

También señala el auge de la oferta gastronómica, en particular la que ha surgido en Ciudad Vieja, de alta calidad y con mucha variación. "Y luego la gente. Todo el mundo me comenta que la gente es excepcionalmente amable".

—¿Amables? ¿Los montevideanos? ¿En serio?

—(Se ríe con ganas). ¡Sí! Yo sé que ustedes piensan que son antipáticos, pero no es así para nada. Es algo muy especial.

El campo en la ciudad

La experiencia turística y recreativa de Montevideo no se circunscribe únicamente a los lugares más clásicos y transitados como la Rambla o la Ciudad Vieja. Tanto Machado como Careaga hacen hincapié en el crecimiento de la oferta en el circuito "Montevideo rural", como por ejemplo en Melilla. A menos de media hora del centro hay paseos de ecoturismo como el que se realiza en el establecimiento La Macarena.

O visitas a alguna de las varias bodegas que ofrecen recorridos para aprender y apreciar el proceso que desemboca en una botella de vino. Ese tipo de paseos es cada vez más popular entre visitantes, pero también entre montevideanos. La enóloga Leticia Villalba, de Bodega Beretta, cuenta que la convocatoria ha crecido mucho en los últimos años. "Para el paseo de la recolección nocturna que haremos el 24 de febrero, ya están todos los cupos agotados, y se agotaron en 48 horas. Y los turistas internos, los uruguayos, quedan fascinados con estos paseos, porque descubren algo mágico a poca distancia de donde viven", concluye la experta en vino y turismo.

Aunque parezca aletargada durante los meses calurosos, Montevideo tiene con qué entretener a los veraneantes urbanos.

CINCO OPCIONES PARA VERANEAR EN MONTEVIDEO

1 - Circuito Rural: Naturaleza en la ciudad

Existen dos circuitos —Los Caminos Del Vino y Senderos Del Tannat— para conocer bodegas, montevideanas y canarias, en paseos que usualmente incluyen una cata de vinos. También se puede consultar el circuito "Montevideo Rural" de la Intendencia, en el cual se incluyen paseos de ecoturismo como el que ofrece La Macarena, en la zona de Melilla.

2 - Oferta cultural: Teatro 

Más allá de los museos y sus a veces curiosos horarios, un casi clásico de la ciudad es el Festival Montevideo De Las Artes, que abarca todo el mes de enero en distintos teatros. 

3 - Paseos en la ciudad: Doce tours

Montevideo Bureau armó una agenda de 12 paseos montevideanos, desde recorridos por el Palacio Salvo a tours históricos y culturales como los dedicados a la arquitectura de Pocitos o a la "experencia judía". Se pueden coordinar a través de Facebook: Montevideo + Paseos

4 - Turismo social: Para los locales

A partir de febrero la Intendencia organiza recorridos a precios accesibles por muchos lugares y zonas emblemáticas. Es algo principalmente pensado para los montevideanos y el calendario de paseos estará en la sección "Cultura y ciudad" de la web oficial de la Intendencia. También se puede consultar el perfil de Facebook de estos paseos.

5. Playas: Las olas y el viento en la ciudad

Aunque las playas más publicitadas estén en otros departamentos, las montevideanas tienen sus atractivos. Varias de ellas cuentan con accesibilidad para personas con dificultades para movilizarse, y actividades especialmente para ellas. Se puede consultar la sección "Playas" en la web Descubrí Montevideo para más información. Este año además, en febrero, comienza el festival de bandas emergentes en Playa Pocitos Arena Sonora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º