NOMBRES

Patty Jenkins, mujer con superpoderes

La talentosa cineasta descolló al frente de la primera superproducción dirigida por una mujer, La Mujer Maravilla, y ahora la buscan para otros costosos rodajes que auguran una carrera cada vez más ascendente.

Patty Jenkins se convirtió en la directora mejor pagada de Hollywood.

No vino para salvar al mundo, pero sí a la compañía Warner y al sello DC comic. Ambos gigantes necesitaban de una mujer maravilla luego que grandes superproducciones como El Escuadrón Suicida (Suicide Squad), o Superman vs. Batman no arrojaran los resultados esperados. El éxito de La Mujer Maravilla (Wonder Woman) dio un respiro a los responsables de la franquicia de superhéroes y aseguró una segunda parte.

Patty Jenkins (46) fue la primera directora al frente de una costosa superproducción y, habida cuenta del éxito de taquilla, confirmó lo acertado de su elección. Si bien no es la primera que obtiene un fuerte reconocimiento —en principio el del público—, pronto, al confirmarse que también estará al frente de la segunda parte, se supo que se convertirá en la mejor pagada de Hollywood.

Kathryn Bigelow había sido la primera en obtener un Oscar como mejor director y colocó la figura de la mujer en primer lugar al cabo de una historia de largas ausencias.

Y Patty Jenkins llegó para disputar terreno a un coto generalmente reservado a los hombres: las películas de acción. Lo hizo con solvencia, a juzgar por la crítica, desde un personaje que parecía haber dado todo en la recordada serie de televisión de la década de 1970.

Con pocos antecedentes cinematográficos ahora su carrera parece asegurada. De todos modos, entre su corto historial se cuenta un título que le valió un inmediato reconocimiento de la crítica.

Primer amor.

Patricia Lea Jenkins nació en una base de la Fuerza Aérea estadounidense, Victorville, California. Tenía apenas siete años cuando su padre perdió la vida mientras piloteaba un caza F5 sobre el Mar del Norte. A partir de entonces vivió con su madre y su hermana en Lawrence, Kansas, donde pasó el resto de su infancia.

Pocos meses después de haber perdido a su padre Patty, se enamoró del cine viendo el Superman de Christopher Reeve. Tal vez viera a su padre volando por los cielos en aquel héroe de la capa roja. Lo cierto es que aquella aventura quedó grabada para siempre en su espíritu.

Unos años más tarde, cuando ya era una adolescente de 16 años, participó en lo que sería su primera experiencia cinematográfica: el rodaje de un documental sobre la reunión de la generación beat en su ciudad. Dos años más tarde viajó a Nueva York para estudiar pintura y mientras lo hacía se anotó en un curso de cine experimental. Por fin terminó graduándose en el American Film Institut y comenzó a rodar anuncios y videos musicales, trabajando como cámara. En esa época hizo videos para grandes artistas como Elton John, Michael Jackson y Madonna, además de una campaña para Nike.

Y cuando parecía que comenzaba a afirmarse en este terreno, Patty volvió a dar otro giro a su vida. Se mudó a Hollywood y solicitó una plaza como profesora en el American Film Institut que la había formado. Llegó a tener a tipos como David Lynch y Terrence Malick como alumnos, por lo que es probable que guarde grandes recuerdos de su época de docente.

En 2001 su trabajo de fin de curso parecía reflejar sus predilecciones infantiles o tal vez sus antiguas obsesiones. Se trató de un cortometraje titulado Velocity Rules, escrito y dirigido por ella. Contaba la historia de una ama de casa que un buen día descubre que tiene superpoderes. Pronto se transforma en unas superheroína y su marido debe renunciar a su trabajo para acompañarla en la "lucha contra el mal", un remedo de Superman con sabor a venganza feminista. Parecía que allí estuvieran las ideas sobre las que trabajaría tres lustros más tarde.

En lo inmediato el corto fue tan bueno que le valió una invitación formal a los estudios de Hollywood donde terminaron proponiéndole la idea de que trabajara en torno a la biografía de la asesina en serie lesbiana Aileen Wuornos. De allí salió Monster, la película que protagonizara Charlize Theron, quien obtuvo un Oscar como Mejor Actriz por su papel.

Este año dio el salto al estrenar la película Mujer Maravilla, donde la actriz Gal Gadot fue la encargada de encarnar a la heroína con superpoderes, creada por un escritor y psicólogo feminista, William Marston, que también fuera un defensor de la liberación sexual.

Series y películas

Antes de aventurarse en el cine Patty Jenkins incursionó en alguna sonadas series de televisión. Escribió un capítulo de The Killing por el que recibió varios reconocimientos. En cine alcanzó rápidamente la cima con Monster, la historia de una asesina serial encarnada por Charlize Theron, que se llevó el Oscar. Y ahora Wonder Woman, con la israelí Gal Gadot.

Para DC Comics es la salvadora

Wonder Woman 2 se estrenará en algún momento de 2019. La dupla Warner Bros y DC Comics ya resolvió otro presupuesto multimillonario para continuar la historia de la superheroína. Jenkins también participa en la elaboración de la película The Joker, con Martin Scorsese, el archienemigo de Batman. Y, al mismo tiempo, fue convocada para reescribir toda The Batman.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)