NOMBRES DE DOMINGO

Lee Child, el amo del thriller

El autor británico se convirtió en best seller global con las andanzas de su personaje Jack Reacher, mezcla de Sherlock Holmes y James Bond.

Lee Child, se convirtió en un best seller global con sus thriller vibrantes y de estilo superior.
Lee Child, se convirtió en un best seller global con sus thriller vibrantes y de estilo superior.

Alto, desgarbado, lacónico y, sobre todo, muy británico bajo el seudónimo de Lee Child este autor se ha convertido en un fenómeno mundial. Sus novelas en torno a las andanzas del expolicía militar Jack Reacher lo han convertido en el predilecto de grandes autores tan dispares como Stephen King, o los argentinos César Aira y Elvio E. Gandolfo, “descubridor” del prolífico autor para el Río de la Plata.

Lee Child es ya un fenómeno global, pero la gran calidad de sus novelas lo colocan aparte de los habituales engendros editoriales que llenan las listas de best sellers. Sin embargo, Child —cuyo verdadero nombre es James Grant— no se ve a sí mismo como a “un escritor”, sino más bien como un fabricante de entretenimiento que cumple en cuotas fijas casi cada año con un nuevo libro de más de cuatrocientas o quinientas páginas. Todas vertiginosas, llenas de adrenalina, peleas a puñetazos, conspiraciones y diálogos afilados y certeros: todo lo que caracteriza a un buen thriller, subespecie del policial al que pertenecen las aventuras de Reacher.

La admiración que las novelas de Child despertaron en Aira y Gandolfo hicieron que dos sellos argentinos signaran un acuerdo inédito con los representantes del británico afincado en Estados Unidos para traducir al castellano las nuevas obras de la serie. Llega a las librerías rioplatenses su título más reciente, Tiempo pasado, con una cuidada traducción de Aldo Giacometti en la edición conjunta de Eterna Cadencia y Blatt & Ríos.

Lee Child mantiene un halo de reserva en torno a su persona, algo que parece anunciar desde el uso deliberado de seudónimo. Incluso en la elección de su "nome de guérre" echa mano a los argumentos más pedestres y antiintelectuales.

Un autor que cumple sus rituales de escritura con religiosidad: cada 1° de setiembre inicia una nueva aventura de su ajetreado héroe de carreteras.

Típico British Boy

 Jim Grant nació en Coventry (Inglaterra, Reino Unido) el 29 de octubre de 1954. Tiene tres hermanos y es hijo de un funcionario del gobierno británico. Tenía tres años cuando su familia se mudó a Birmingham y el pequeño Jim asistió a la escuela primaria Cherry Orchard en Handsworth Wood hasta los 11 años.

En 1974 ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Sheffield, pero sin la menor intención de convertirse en abogado. Luego de concluir su etapa universitaria comienza a trabajar en un canal televisivo, Granada Television, donde será básicamente guionista y productor de varios programas hasta 1995. Ese año, debido a una reestructuración de la compañía, se queda sin trabajo. Y en esas condiciones decide poner a prueba su capacidad para crear historias y decide comenzar a escribir novelas policiales.

“Siempre quise ser un artista del mundo del espectáculo. En el trabajo de Granada Television me iba bien, pero después de que hubieron terminado con los ajustes en la empresa, mi carrera estaba terminada. Pensé: ‘¿Cómo permanecer en el entretenimiento?’, y la respuesta vino hacia mí: ‘Escribí un libro, ya leíste varios, ¿cuán difícil puede ser?’. Es un chiste, por supuesto, pero ese fue mi primer pensamiento. Y me alegra habérmelo quedado”, contó el propio autor en una entrevista.

También decide el uso de un seudónimo, específicamente busca uno cuya letra inicial lo pueda ubicar en los anaqueles de las librerías entre -nada menos- que las novelas de Raymond Chandler y Agatha Christie.

Y la anécdota de cómo encontró el nombre de su personaje (Reacher, en español “alcanzador”) viene de un episodio totalmente banal. Child/Grant contó que eligió el nombre un día que estaba con su mujer Jane en el supermercado haciendo las compras. Dado que Grant es muy alto su esposa suele pedirle las cosas que están en los estantes más elevados. Hacía poco que se había quedado sin trabajo y Jane bromeó diciendo que si, finalmente, no tenía éxito como escritor podía trabajar como “alcanzador” en un supermercado.

Grant se sentía lleno de bronca con sus antiguos empleadores, y algo de ello quedó plasmado en las primeras novelas protagonizadas por Jack Reacher, ese exmilitar de casi dos metros, letal con los puños, con una capacidad deductiva a la medida de Sherlock Holmes —de hecho, en la novela Personal a Reacher le ponen el mote de Sherlock Homeless (sin techo)— que suele asumir más la figura del solitario justiciero que la del detective típico del noir. El escritor Michael Connelly, también célebre por sus novelas protagonizadas por el detective Harry Bosch, sostiene que Child está, en realidad, más cerca del western que de la novela negra.

El potente contenido visual de las narraciones de Child sumado al carisma de su protagonista lo han hecho apetecible para la pantalla. Dos películas dan cuenta de ello y está en preparación una serie que será emitida en alguna plataforma.

Al cabo de 24 novelas, el solitario cowboy de las carreteras parece haber hecho honor a su apellido y ha alcanzado la cima junto a un puñado de inolvidables autores del género policial.

Tom Cruise
Tom Cruise encarnó a Jack Reacher en dos películas y desató las críticas de los fans de la serie.

Tom Cruise dejará de interpretar a Reacher por críticas

Tom Cruise no volverá a interpretar a Jack Reacher en nuevas películas, según informó el autor de la novela original, Lee Child, a ABC Australia. La decisión llega tras haber trabajado con él en dos entregas de la saga cinematográfica: Jack Reacher y Jack Reacher: Sin regreso. Este cese no es decisión del actor, sino que ha estado propiciada por los fans del libro, publicó el diario español ABC recientemente.

Los lectores de la obra de Lee Child criticaron que Tom Cruise no cumple las caracterísitcas físicas del personaje. En el libro, Jack Reacher es un veterano de guerra que trabaja como detective privado, mide dos metros y pesa 113 kilos. “Los fans ya han tenido suficiente con Tom Cruise” aseguró el autor. “Jack Reacher es como un jugador de rugby. Un tipo enorme y feo, y Tom no es feo y no es grande. Realmente, a mí no me molestaba, pero entiendo que molestara a los fans. Así que no haremos más películas con Tom Cruise”, añade.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)