NOMBRES DEL DOMINGO

Cómo hacer de las clases de solfeo algo entretenido

El madrileño Jaime Altozano divulga fascinantes datos y análisis de música través de sus videos, en donde conviven Bach y Beethoven con el trap, Pokemon, el flamenco y las bandas sonoras de películas de cine.

El lugar desde el cual Altozano dicta música a través de videos.
El lugar desde el cual Altozano dicta música a través de videos.

Nada en su apariencia lo distingue demasiado de la legión de youtubers que desde el canal de videos trascendieron a una fama online. Es joven (25 años), gesticula abundante frente a cámara, edita sus videos a la manera de tantos otros y condimenta sus locuciones con un sinfín de referencias a la cultura pop.

Pero en un paisaje en el cual la mayoría vive casi exclusivamente del carisma que pueden proyectar a través del lente de la cámara, Jaime Altozano tiene una sólida formación académica musical. Y aunque él también es carismático y gracioso, sus videos van más allá del humor o el ingenio: son verdaderas clases de música.

Aunque cuenta desde hace bastante con aproximadamente un millón de suscriptores en su canal de YouTube, el nombre de Altozano cobró mayor celebridad cuando una de las estrellas musicales del año —su compatriota Rosalía— hizo una serie de stories en su cuenta de Instagram para responderle a Altozano. ¿La razón? El youtuber había publicado un video analizando el álbum de Rosalía, El mal querer, uno de los más elogiados y exitosos discos de 2018, tanto en España como a nivel internacional.

Altozano desmenuza El mal querer desde muchos puntos de vista. Mirando a cámara, en su estudio de grabación y con el piano como instrumento, el español habla de la idea rectora del disco, de los acordes de las canciones, las melodías, la inspiración para las letras y las tradiciones musicales que subyacen en el repertorio

El afán de entretener al mismo tiempo que se imparte clases de teoría musical en donde los conceptos pueden resultar bastante arduos, es una de las constantes de este youtuber. Incluso hace uso de esa suerte de declaración de principios para explicar el concepto musical de contrapunto. En el video que dedica a las fugas de Bach y cómo estas se vinculan con el fenómeno Pokémon, Altozano expone lo que es el contrapunto musical así: “La melodía principal necesita, de vez en cuando, descansar, tener espacios en los que no diga nada. Pero tú en esos espacios te aburres, y necesitas sacar Twitter y mirarlo. Entonces, te ponen una segunda melodía, una ‘contramelodía’, que rellena esos huecos, y complementa la voz principal”.

Así de escueta es la explicación de este youtuber sobre algo que otros dedican libros enteros a explicar. La capacidad de síntesis es uno de los talentos de Altozano. Pero cuando tiene que desarrollar un tema, no escatima en el tiempo que dedica a profundizar en un tópico. El video sobre la música de la película Interestelar y su compositor Hans Zimmer, dura 20 minutos, y ya se vio que puede llegar hasta casi 40 minutos, como en el caso ya mencionado sobre el disco de Rosalía. En el caso del video sobre el contrapunto, Altozano parte de esa escueta afirmación para luego bucear en las complejidades polifónicas de las fugas de Bach y así redondear su clase sobre ese concepto musical.

Cursos

Antes de esta fama, Altozano estudiaba música y matemática: “Estudié piano clásico en el conservatorio y producción musical en la Escuela Creativa de Madrid. Entretanto hice unos años del doble grado matemáticas y física, pero no lo acabé. También tengo estudios online, que no se valoran mucho pero que para mí han sido muy importantes. Son los típicos cursos gratuitos o de menos de 100 euros que hay en internet. Tengo uno de la Universidad de Stanford de programar lo básico de un auto que se conduce solo, otro de la Universidad de Michigan de literatura, y varios de plataformas tipo Udemy de creación de videojuegos en Unity y de producción musical. En mis videos siempre tengo el discurso de que con internet se puede aprender todo gratis o casi gratis, y este tipo de cursos son la puerta a eso”, dijo cuando la edición española de la revista Esquire lo fue a buscar tras ver que Rosalía había dedicado un buen tiempo a hablar de Altozano.

El tema de aprender y enseñar parece tan importante como la música en sí. Con menos de 30 años, Altozano ya tiene ideas bastante definidas sobre la educación y la pedagogía, como también las tiene sobre internet y la tecnología. Respecto a este último punto, el español bien podría ser calificado como “tecnoptimista”. En uno de los pocos videos donde no habla de música, cuenta su experiencia como alumno y estudiante. El video se titula Mi horrible experiencia en el sistema educativo. El título ya dice bastante, pero cualquiera que siga el inflamado debate sobre la educación en Uruguay reconocerá algunos de los temas más polémicos, y también podrá ver que las dificultades en los sistemas educativos no son de exclusivo patrimonio uruguayo. “Para mí, primero y segundo de bachillerato fueron horribles, en los que estaba frustrado todo el rato (...) Recuerdo que pasaba las horas jugando jugando a Angry Birds en la última fila (en las clases de matemáticas)”, dice al principio.

Vocación

¿Cómo llegó el adolescente que no entendía y se frustraba en las clases de matemática a publicar un hilo en Twitter sobre cómo odia al número Pi y por qué, para él, el doble de ese número sería “más visual, didáctico y elegante”? YouTube.

En la misma entrevista para Esquire, Altozano decía: “Llevo casi 10 años consumiendo videos de YouTube de manera habitual. Y hay decenas de canales didácticos que explican desde física cuántica hasta cómo hacer arroz con leche, pasando por cómo funciona la replicación del ADN y todo lo que te puedas imaginar. Hacer un canal así para mí fue algo natural, como una continuación de lo que yo llevaba años consumiendo”. En su cuenta de Twitter, en tanto, despeja dudas sobre su verdadera pasión: “Soy youtuber antes que músico. Mi canal va de música como podía ir de matemáticas, o de daily vlogs, o de cualquier otra cosa. Siempre he querido *hacer videos*. La temática es secundaria. Empecé 5 canales diferentes, mantuve el que tuvo éxito. Fue el de música. Pudo ser otro”.

Tanto éxito tuvo que vive de hacer videos, una tarea que, como en el caso del chileno Germán Garmendia, se toma muy en serio. El video sobre la banda sonora de Interestelar le insumió ocho meses de preparación y estudios, algo que queda bastante claro al verlo: ahí, Altozano se sumerge en profundas cuestiones científicas, metafísicas y filosóficas.

En otros casos, Altozano analiza la música de Star Wars, El señor de los anillos y por qué Prince suena a la década de 1980, entre muchos otros. Pero lo más atractivo es la manera en la que hilvana temas estrictamente musicales con tecnología y cultura. “Mi canal va de romper la falsa distinción entre clásico/moderno, Beethoven/Max Martin, alta/baja cultura”, escribió en julio en su cuenta de Twitter. Y es verdad: en sus videos hay una irreverencia por las rigideces que muchas veces se asocian a “lo clásico”. Pero también hay un profundo amor por la música de los grandes compositores occidentales. Como también lo hay por Britney Spears y La Oreja de Van Gogh.

En los videos de Altozano, la música atraviesa las fronteras del género y los cánones para convertirse en un único, lúdico y apasionante universo de sonidos.

Problemas con el derecho de propiedad y la red.
Problemas con el derecho de propiedad y la red.

Cuando la música tiene propietarios

Como divulgador y, en cierta manera docente, de música, Jaime Altozano recurre a las canciones y composiciones de muchos artistas. Eso le ha traído varios inconvenientes. Cuando hizo un video analizando la banda sonora del musical Hamilton, el sello Warner Music consideró que él hacía un uso demasiado extenso de la música de Hamilton y, valiéndose de la ley, hizo que YouTube bloqueara el video (la medida fue revocada después).

En noviembre, en tanto, el youtuber español subió a su canal el video Puede que cierren mi canal por el Artículo 13 de la nueva ley europea. Ahí, Altozano explica los alcances de una nueva directiva de la Unión Europea, que compromete a los países que integran la unión a legislar sobre la propiedad intelectual. Básicamente, la nueva directiva transfiere la responsabilidad de la presencia de contenidos protegidos por distintas leyes a las plataformas donde esos contenidos pretenden alojarse. Eso podría, en teoría, significar que los seguidores españoles de Altozano, no podrían acceder a sus videos. La discusión, más allá de lo que concierne a Altozano, sirve para reflexionar sobre las cada vez mayores restricciones para compartir contenidos (en este caso, música) a través de la web.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)