VIAJES

La alegría y las playas son dominicanas

La tierra de la bachata y la mamajuana ofrece diversión y relax para todos. República Dominicana tiene una de las playas más lindas del mundo, y el carácter de su gente hacen de ella un gran destino.

Playa Bávaro
La playa Bávaro, una de las más hermosas del mundo. Foto: Coming2

Pasar las vacaciones en República Dominicana no es simplemente ir a la playa. Aunque este país caribeño tiene en su patrimonio una de las playas más hermosas de todo el planeta según Unesco —la famosa playa Bávaro— visitarlo es mucho más que disfrutar de unos días de verano.

República Dominicana —y lo pongo en primer lugar— es su gente. Esa que siempre tiene una sonrisa, pero no de las parecen fingidas. Esa que es servicial y alegre, desde la mirada hasta la palabra, y tampoco da la impresión de ser una pose. Esa que no tiene problema en contarte su vida, o historias del lugar.

República Dominicana es esa gente que cuando suena una bachata te saca a bailar. Humildad, alegría, orgullo y dignidad son otras cuatro palabras que no puedo dejar de usar cuando hablo de los dominicanos con los que me crucé en este viaje. Este país caribeño, es esa gente que te abre la puerta de sus casas coloridas hechas con palma y se siente feliz de compartir lo que tiene y lo que es.

También es llegar al aeropuerto y ya sentir al Caribe de los pies a la cabeza: la terminal aérea de Punta Cana tiene solo las paredes necesarias. Es un espacio techado pero la mayor parte es abierta en los costados, con enormes ventiladores y un característico techo de paja. Todo esto forma un paisaje que te hace desear sacar de la valija el traje de baño y pedir una piña colada.

Hay quienes dicen que República Dominicana lo tiene todo, y si no es así, realmente está muy cerca. Su capital, Santo Domingo, ofrece un paseo colonial imperdible para los amantes de la historia, ya que fue el lugar en el que se constituyó el primer asentamiento europeo en América de la mano de la llegada de Cristóbal Colón. Allí, hay más de 300 lugares para visitar. También tiene selvas tropicales a lo largo y ancho de su territorio, algunas de las que se pueden visitar en distintas actividades de ecoturismo. Hay hoteles con todo el servicio incluido, hay shows para todos los gustos y edades, hay celebraciones de bodas y mucho más.

Dejamos para último lugar (y solo porque de aquí en más esta nota se dedicará casi que exclusivamente a ellas) a las playas paradisíacas de arena fina y aguas cristalinas, turquesa a más no poder.

Si se piensa en los lugares que rozan la utopía de tan hermosos que son, hay que mencionar a Isla Saona. Se ubica en el extremo sudeste del país, y hay muchas excursiones en catamarán para ir a pasar el día que salen de diferentes zonas de República Dominicana. Hay diversidad de fauna local (peces, aves, tortugas, entre otros), un pequeño pueblo pesquero muy pintoresco, más una playa con mil postales para llevarse en la retina y en la cámara.

playa Punta Cana
Foto: Coming2

Pero la playa Bávaro, que se ubica en Punta Cana, en la provincia de La Altagracia en el este del país, no se queda atrás en belleza. Valga la redundancia porque unas líneas más arriba ya lo mencioné: el turquesa de sus aguas, mezclado con un azul más oscuro y en partes verde, es maravilloso. La arena blanca, las palmeras que se inclinan como pidiendo foto y el calor del sol completan un cuadro perfecto. Lo mejor es que uno se puede hospedar en los hoteles que están sobre esta costa, y la tiene a pocos pasos para ir cuantas veces quiera a lo largo de la estadía. Algo así como tener en el fondo de casa a este patrimonio mundial.

Bahia principe

En una zona privilegiada se ubica el complejo Bahia Principe (esta marca comercial se escribe sin tilde)  la cadena que más hoteles tiene en Punta Cana. Cuenta con siete establecimientos pensados para públicos diferentes. Es una especie de ciudad, porque tiene de todo y para todos, hasta un pequeño “centro” en el que hay una disco, un casino, un escenario para shows al aire libre y locales para hacer compras.

complejo hotelero Punta Cana
Uno de los varios complejos hoteleros de Bahia Principe. Foto: Coming2

Entre las opciones para toda la familia están el Grand Bahia Principe Turquesa, el Grand Bahia Principe Punta Cana, el Grand Bahia Principe Bávaro, el Luxury Bahia Principe Esmeralda y el Fantasía Bahia Principe. Este último es más que recomendable para ir con los más pequeños (los castillos que parecen haber salido de un cuento de hadas elevan aún más el paisaje). Dentro de la Escape Experience que ofrece la cadena (solo para adultos), están el Grand Bahia Principe Aquamarine y el Luxury Bahia Principe Ambar, recientemente reinaugurado. Además de estar a pasos de la playa, todos cuentan con piscinas en las que se realizan distintas actividades y se sirven tragos.

El Luxury Bahia Principe Ambar fue hecho a nuevo y la reinauguración oficial se realizó en el pasado mes de marzo: cuenta con nuevas suites que están rodeadas de una piscina privada, tiene flamantes instalaciones como una cafetería, un bar deportivo, un gimnasio y una propuesta culinaria renovada con varios restaurantes que ofrecen una fusión de comida internacional.

Están incluidos en la estadía el servicio de mayordomo, de comidas en la habitación las 24 horas, wi-fi y acceso a todos los demás resorts del complejo.

Encarna Piñero, CEO de Bahia Principe, destacó durante la inauguración del hotel Ambar la importancia que tiene el sector hotelero en República Dominicana: tan solo durante el año pasado, el ingreso al país por turismo fue de 840.000 millones de dólares, lo que representa el 8% del PBI. En cuanto a las inversiones que se realizaron en el sector, señaló que fueron de 750 millones de euros.

Excursiones

Desde los hoteles de esa cadena se pueden coordinar diversas excursiones a través del servicio de la empresa Coming2. Una de las excursiones imperdibles es Safari Chocolate Adventure, un recorrido que lleva a conocer una cooperativa familiar y su plantación de chocolate, cacao, piña y bananas.

plantación cocoa República Dominicana
Foto: Coming2

Se trata de un paseo cultural y medioambiental que empieza con una corta caminata a través de la plantación y luego va deteniéndose en varios puntos para aprender más sobre los procesos de los productos que allí se elaboran.

En el camino se hace degustación de productos naturales como chocolate, café, tabaco, caña de azúcar, mamajuana (bebida típica dominicana) o aceite coco. Este tipo de excursión, por ejemplo, se puede encontrar desde los 59 dólares por persona.

Otro de los paseos recomendados y que salen desde el hotel es el viaje en catamarán. Dejar tierra firme para adentrarse a ese turquesa que se impone a todos en una fiesta donde las bebidas y la música están a la orden, es el plan perfecto. La excursión del catamarán Why Not, por ejemplo, incluye navegar por la costa de Bávaro, visitar uno de los arrecifes de la zona para hacer buceo de superficie (snorkel) y bajar en una piscina natural que se forma a varios metros de la costa. Allí suena la música y hay variedad de bebidas que se puede elegir en el bar flotante que ofrece la tripulación. La diversión sigue luego sobre la embarcación, que de camino al hotel deja sonar la música y se arma el baile. Este paseo está disponible a partir de los 55 dólares por persona.

catamarán
Un paseo en catamarán. Foto: Coming2

Estas actividades son solo dos de los más de 50 paseos disponibles, muy diversos, que ofrece esa compañía. También hay salidas a Isla Catalina, a Santo Domingo, paseos en caballo o en helicóptero, buceo, visitas a Samaná o Cayo Levantado.

Antia Martínez, encargada del departamento comercial de la empresa, contó a Revista Domingo que de todas las actividades, las más solicitadas son los paseos en buggies, las excursiones a los cenotes y la inolvidable visita a la isla Saona.

República Dominicana es un destino para aprovechar al máximo y aquí van algunos consejos: la mejor época para viajar es de enero a marzo; hay que llevar ropa liviana tanto para el día como para la noche; conviene tener al menos un par de calzados cómodos y cerrado para las excursiones tipo safari. Llevar repelente: debido al clima tropical suele haber mosquitos. De enero a marzo es temporada de ballenas y se las puede ver, especialmente en la bahía de Samaná.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)