NOMBRES

Aidan Gallagher, el chico prodigio del momento

Tiene 16 años y su personaje en The Umbrella Academy lo puso en la mira de adultos. Pero el estadounidense ya era un referente para sus pares en la lucha por el medio ambiente. La ONU supo verlo.

Aidan Gallagher
Aidan Gallagher

Si en algo se parecen Aidan Gallagher, el actor, y Número Cinco, el personaje en The Umbrella Academy (Five, The boy, el sin nombre de los siete hermanos) es en la firmeza. Niños, adolescentes ambos, con una fuerza que traspasa la pantalla: la de Cinco en Netflix, la de Aidan en un canal de YouTube. A estas alturas ya no debería sorprendernos que un chico de 16 años sea youtuber, es algo así como la vida paralela de todo actor, músico, etcétera, que anda por esa edad o que dialoga con un público de esa edad.

La otra similitud entre Aidan, el youtuber, y Cinco, el superhéroe, es que ambos tienen una visión muy clara sobre el futuro: el mundo se está por terminar y hay que hacer lo imposible por evitarlo y salvar a millones. Los poderes de Cinco están asociados a lo sobrenatural. Específicamente, de los siete hermanos, él es el que tiene la habilidad para viajar en el tiempo y el espacio. La serie, sabrán los que la vieron, gira en torno al Apocalipsis que Cinco ve en un viaje de niño rebelde —su padre le dice que tiene que entrenarse antes de ir al pasado o al futuro, pero no obedece—.

Los poderes de Aidan están en su conciencia sobre el mundo en el que vive por un lado y en el potencial de influencia que tiene su mensaje por el otro. Es decir, lo que diga Aidan, con sus casi 17 años, probablemente repercuta de manera positiva en un gran porcentaje de los 747 mil suscriptores que tiene en YouTube o en los casi 4 millones de seguidores en Instagram. Cifras, sí. Datos respecto a lo que mueven las estrellas juveniles, también.

En la vida real

“Un día le pregunté a mi papá por qué no podía ir a surfear cuando llueve. Me dijo que porque se arrastra toda la contaminación al océano y provoca infección. Usé Google, comencé a educarme en el tema”. En un ping pong de preguntas y respuestas con sus seguidores, Aidan les explica así sobre sus inicios en el movimiento por la lucha contra el calentamiento global y el vínculo de esto con la decisión de ser vegano.

Su voz potencial fue percibida por la ONU y en 2018 fue designado como embajador de buena voluntad para el departamento ambiental del organismo.

Entonces Aidan no había cumplido los 15 y fue el embajador de buena voluntad más joven en la historia de Naciones Unidas. En su momento el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, reconoció al chico como “una voz importante a favor del cambio. Un gran ejemplo de cómo los jóvenes deben involucrarse y hacer oír su voz”.

Dieciséis años, sí, un adolescente en crecimiento, pero un chico determinado que ha hecho de su vida algo de lo que hay que hablar: protagonista de una de las series del momento, referente para sus pares en el activismo. Ídolo infantil en Nickelodeon. Un músico soñador que saca canciones y espera un día poder vivir de eso.

En el arte

Nació en Los Ángeles, California, y crecer en la meca del cine tuvo su impacto en él. Era un niño, tenía seis, siete, ocho años y con sus amigos hacían cortometrajes en stop motion. Por entonces usaba su voz para la narración de las historias. Aidan quería dirigir, actuar, hacer todo lo que estuviese relacionado con la escena cinematográfica. Un día le pidió a su familia que lo inscribieran en castings. Su interés, ante todo, era observar detalladamente lo que pasaba en la versión real del mundo que admiraba.

Sucedieron así un par de papeles secundarios, el de Modern Family es, quizá, el más mencionado por la web, aunque a Aidan solo se lo vea pequeñito y sentado en un banquillo por dos segundos, pequeñito y de la mano de un adulto sobre el fondo del encuadre por los segundos siguientes. Es casi como un juego de esos de buscar el objeto escondido, solo que en este caso es Aidan en una escena de Modern Family.

Otra similitud entre Aidan y su niño en pantalla es que ambos, a pesar de los pantalones cortos, a pesar de los rasgos aniñados de sus rostros, de su voz, imponen una energía madura. La sensatez de Cinco está explicada en que más allá del cuerpo de niño, su experiencia vital (viajes en el tiempo mediante) es la de un hombre de 58 años. La del actor se observa cuando habla.

Es suficiente con ir a una entrevista de 2014 disponible en @Hollywood en YouTube. Tenía 11 años y era uno de los pequeños famosos en una alfombra roja por el estreno de El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos. Su fama por ese entonces empezaba a despegarse como uno de los hermanos Harper en la serie Nicky, Ricky, Dicky & Dawn de Nickelodeon. El periodista allí presente lo llama, le comienza a hacer preguntas, y Aidan, desde la voz, desde el sarcasmo, desde el humor inteligente y actuaciones improvisadas demuestra que tiene carisma suficiente para comerse el mundo. Si esto no convence al lector, es recomendable escuchar cualquiera de sus entrevistas asociadas al medio ambiente y la ONU.

“Vean ustedes que mi generación cuenta con ustedes para proteger a las especies increíbles y sus ecosistemas. Espero inspirar educación y conciencia que conduzca a la preservación para que las futuras generaciones lo disfruten” y continuó por unos cuantos minutos. Era 2018 en la Wildlife Trade Conference de Londres, en la platea había desde representantes de monarquía británica (el Príncipe William presente) a líderes de distintos puntos del globo. Aidan no se quebró ni un solo segundo; si el lector lo ve y ha visto The Umbrella Academy, podrá leer que en el hombrecito que comenta los planes a los seis hermanos adultos hay mucho del actor en la vida real.

Aidan Gallagher como Cinco en The Umbrella Academy. Foto: difusión
Aidan Gallagher como Cinco en The Umbrella Academy. Foto: difusión

En Nicky, Ricky, Dicky & Dawn trabajó por cuatro años, lo que duró la serie. Desde entonces ya entendía -de eso ha hablado con sus fanáticos en YouTube- que la actuación era cosa seria, que debía de tomárselo con todo el ímpetu del mundo, que tenía talento, que le salía bien, que conquistaba.

Con The Umbrella Academy el rigor autoimpuesto del actor fue mayor. Conocía el cómic en el que se basa la serie, se consideraba un fan y, como él, sabía que había mucha gente atenta al acabado en pantalla, listos para juzgar, listos para alabar, listos para criticar.

“Lo veía como un ‘¿cómo puedo hacerle justicia a este personaje?’ Es un privilegio increíble poder interpretar las diferentes complejidades de Five debido a la cantidad de cosas por las que ha pasado”, contó al sitio especializado Looper.

Eso sí, también en estos últimos años empezó a descubrir que no solo quiere interpretar. Como cantante tiene un par de canciones que no han logrado mayor éxito que el del alcance general de su comunidad internauta, pero cada vez que habla del asunto no teme mostrarse abierto a las oportunidades. Aidan compone, toca la guitarra, el piano. Es un chico prodigio por donde se lo mire. Y, además, por lo menos por ahora tiene las cosas bien claras. “Planeo seguir mi carrera como actor, pero mi pasión es la música y, obviamente, el medioambiente”.

La ventana de Netflix

The Umbrella Academy es una de las series del momento. Producto de Netflix, está basado en el cómic del mismo nombre creado por el estadounidense Gerard Way -conocido como vocalista en la banda My Chemical Romance-. Sobre la serie, ha dicho Aidan Gallagher a Teen Vogue: “Grabar The Umbrella Academy es como rodar cinco películas. Estás trabajando con un elenco de personas de 30 años increíblemente talentosas que saben cuál es su misión”. Entre las tomas que más lo han desafiado están las junto a Ellen Page, porque por el aire tranquilo de ese personaje, es el suyo el que tiene que activar la escena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados