Publicidad

¿Estás pensando en hacerte un tatuaje? Conocé los efectos que podría tener a la piel

Al momento en que el tatuador empieza con su trabajo, deposita la aguja en la dermis, una capa de tejido conjuntivo situada debajo de la epidermis, donde se queda la tinta.

Compartir esta noticia
tatuaje viral

El Comercio/GDA
Los tatuajes siempre han sido para del interés principal de miles de jóvenesy adultos, quienes buscan el diseño que les gusta para plasmarlo de por vida en su piel. Sin embargo, siempre debemos tener en cuenta ciertas precauciones al hacerse un tatuaje, debido a que puede tener consecuencias para la piel e incluso para la salud. Por su parte, hay quienes se arrepienten de haberse hecho el tatuaje y deciden borrarlo para siempre, ello es posible gracias al láser. Para explicarnos mejor de ello, hablamos con la doctora Soky Del Castillo Cabrera, dermatóloga y directora médica Derma Age, centro de retiración de tatuajes y con el tatuador y artista, Carlos Zegarra.

Ambos expertos coinciden en que a comparación de hace unos años, cada vez hay mejores tintas de diferentes calidades y marcas en el mercado que se implementan, además no es demasiado complicado conseguirlas para realizar los tatuajes. Asimismo, Del Castillo agrega que lo ideal es que los tatuadores utilicen una tinta vegetal, ya que es la menos dañina para la piel.

“Las tintas en la actualidad han pasado por muchos procesos de verificación. Antes, las tintas eran más invasivas con la piel, sacaban sangre y era un proceso en el que el mismo tatuador tenía que soldar sus materiales”, explica Zegarra.

Paso a paso para realizar un tatuaje.

La dermatóloga afirma que para los tatuajes, se usan unas agujas que van a atravesar la epidermis y llegan a la dermis, ahí es donde se localiza la tinta y donde va a quedar cuando se realiza el tatuaje. Cuando un tatuaje está hecho de forma muy superficial o muy profunda, es posible que este tatuaje se desvanezca más rápido y no va a durar. Carlos Zegarra nos comenta la forma en la que él hace sus tatuajes.

Se agenda la cita.

Llegas el día de la cita y diseñan el tatuaje, junto al tatuador para conversar sobre este.

Se limpia, desinfecta la piel y se afeita en caso sea necesario.

Se comienza a hacer la plantilla.

Se hace la base en la piel a mano alzada.

Se comienza con el tatuaje, también a mano alzada y se dibuja con la máquina de aguja según los detalles

¿Como saber si mi cuerpo rechaza un tatuaje?

En primer lugar, Zegarra, desde su lado como tatuador, destaca que la forma más común en la que la piel rechace un tatuaje es cuando queda la tinta y se forma como una burbuja líquida.

“Eso también sucede cuando el tatuaje no es hecho por alguien profesional, puede que hayan ‘grumitos’ de tinta o sobresaturas la piel con tinta y, con el paso de las semanas, de los meses, las líneas se pueden comenzar a dilatar, cuando esto sucede, ya no hay vuelta atrás. Esto sucede porque el tatuador presiona muy fuerte y no se ubica en la capa de piel correcta, entonces eso hace que se formen heridas en la piel y que su cicatrización sea mucho más complicada”, declara el tatuador.

Por su parte, Del Castillo menciona que puede haber muchas reacciones frente a un tatuaje, entre las cuales se encuentra:

Alergias: Que el paciente le tenga alergia a la tinta. Aquí puede presentarse enrojecimiento, picazón y un eritema en la piel.

Reacciones infecciosas: Puede presentarse picazón, enrojecimiento, pero la diferencia es que puede haber secreción y pus.

Granulomas: Esta es una infección poco frecuente. Si no se tratan estos síntomas tempranamente, se puede llegar a tener esta reacción en la piel.

“Lo ideal es que los pacientes siempre sean evaluados por un dermatólogo para ver si cualquier cambio de coloración o reacción alrededor de la piel del tatuaje existe”, agrega la experta.

Partes del cuerpo donde no es recomendable hacerse un tatuaje:

Hay zonas donde no son tan recomendables hacerse tatuajes, Soky comenta que, principalmente, no se recomienda hacerse uno encima de un lunar. Este, debe ser evaluado primero por un dermatólogo y chequear su evolución. En el caso de las partes del cuerpo, no recomienda hacérselos en las siguientes, ya que son zonas muy sensibles o de difícil cicatrización:

Plantas de los pies.

Palmas.

Pliegues del cuerpo.

Costillas.

Cara o cuello.

Tórax.

Hombros.

Cuidados que se deben tener luego de hacerse un tatuaje:

Ambos expertos nos brindan algunas recomendaciones para las personas que se acaban de realizar un tatuaje, debido a que si se lo realizan con un tatuador profesional y con los cuidados adecuados, no habría ningún problema para la piel al hacerlo.

Fijarse que sea un lugar de confianza y que usen tinta vegetal.

Se venda el tatuaje con un parche cicatrizante y recomienda dejarlo al menos 2 horas.

Lavarlo con abundante agua fría y un jabón con pH neutro para que no se infecte ni se irrite.

No rascarse ni quitarse la costra, deja que caiga sola, ya que si la sacas, puede llevarse un poco de tinta con ella y el tatuaje puede quedar con un hueco o incompleto.

Utilizar un regenerador cutáneo que ayuden a epitelizar o a cicatrizar mejor.

Humectar el tatuaje, porque esta se puede resecar un poco.

Cuando pasan una o dos semanas que se comienza a curar el tatuaje, evitar comer alimentos como cerdo, pescado, mariscos, cítricos ni tomar alcohol por 5 días.

Colocarse protector solar cada hora o dos horas. Si lo exponemos al sol, las células que le da color a la piel, pueden estar eliminándose. Además, puede hacer que se produzca una mancha en la piel.

Estar atento a cualquier cambio o reacción que puede tener la piel, en todo caso, revisarse con un dermatólogo si es que ocurre.

¿El borrado del tatuaje es sano para la piel?

Últimamente, han salido varios videos virales sobre el tratamiento láser para retirar los tatuajes, en donde se ve a la piel volviendo a su color natural. La dermatóloga y experta en retiro de tatuajes nos explica cómo es el proceso.

En primer lugar, la experta menciona que siempre antes de hacerse un tatuaje, hay que pensarlo muy bien, porque es algo que va a estar en la piel en forma permanente. “Asimismo, para hacer este retiro, se utiliza el láser en función del color del tatuaje. Este tiene un efecto fotoacústico, es decir, hace estallar las partículas de la tinta y luego, las células de nuestro cuerpo, llamadas macrófagos, absorben esa tinta y las hace drenar y desaparecer a través del sistema linfático”, agrega.

Es así que, con una sesión de láser no basta para quitar el tatuaje, ya que esta drenación va a demorar, y dependiendo de la calidad de tinta que se ha usado, se programan el número de sesiones para que el cuerpo vaya eliminándolo de manera progresiva.

Soky finaliza mencionando que si se cumplen con las sesiones y los cuidados a la piel, este puede verse de manera natural. Sin embargo, según MayoClinic, un reconocido hospital de los Estados Unidos, es probable que luego del tratamiento queden cicatrices o que se puedan desarrollar infecciones o cambios de color en la piel, que pueden ser tratados con regeneradores cutáneos, pero siempre existe un riesgo.

Además, mencionan que antes del tratamiento con láser, se adormece la piel con una inyección de anestesia local. Para calentar y desfragmentar la tinta del tatuaje, se aplica un fuerte pulso de energía en el área. Es posible que los tatuajes con muchos colores deban tratarse con varios láseres en varias longitudes de onda. Después del procedimiento, es posible que se observe hinchazón y, quizás, ampollas o sangrado. Y, finalmente, señalan que podría no ser posible borrarlo por completo, en algunas ocasiones.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

vida sana

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad