Publicidad

MENTE

Música y cerebro: conocé los beneficios de escuchar y crear piezas musicales

La música es una forma de arte que ha existido desde tiempos ancestrales y mejora nuestra salud en lo físico, lo mental y lo emocional.

Compartir esta noticia
Hombre escuchando musica
Hombre escuchando musica
Foto: Archivo El País.

Por Ana Abbona Santín
Cada vez escuchamos más música. Rolling Stone en español publicaba, en noviembre del año pasado, un reporte de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) que revelaba que el tiempo que pasamos escuchando nuestras canciones favoritas a través de diferentes medios se incrementa año a año. En 2022 el promedio semanal fue de 20,1 horas.

La música es una forma de arte que ha existido desde tiempos ancestrales y ha sido parte integral de la cultura humana. De hecho, el instrumento musical más antiguo conocido hasta hoy es una especie de flauta fabricada con huesos de buitre que dataría de hace más de cuarenta mil años y fue hallado en Alemania.

A lo largo de la historia, la música ha sido apreciada y disfrutada por diversas razones:

Expresión artística. Es una forma de expresión artística tanto para los oyentes como para los creadores. Los artistas pueden transmitir su creatividad, ideas y mensajes a través de la música. Los oyentes pueden apreciar la habilidad y la pasión de los artistas, y encontrar inspiración en su trabajo.

Recuerdos y nostalgia. Tiene la capacidad de evocar recuerdos y despertar sentimientos de nostalgia. Asociamos ciertas canciones o melodías con momentos específicos de nuestra vida, personas o lugares. Estos recuerdos pueden ser muy poderosos y nos permiten revivir vivencias y emociones.

Emociones y expresión. La música tiene el poder de evocar, manifestar y transmitir emociones y sentimientos. Nos permite expresar nuestras emociones y conectarnos con otras personas.

Entretenimiento y recreción. Es una forma de entretenimiento y diversión. Nos proporciona placer y nos permite disfrutar de momentos de ocio. Ya sea escuchando música en casa, asistiendo a conciertos en vivo o bailando en una fiesta, la música tiene el poder de alegrar y animar nuestras vidas.

Identidad y pertenencia. Puede ser una forma de identificación personal y colectiva. Nos identificamos con ciertos géneros musicales, canciones o artistas, lo que puede reflejar nuestros gustos, creencias, valores y experiencias. La música puede unir a las personas y crear una sensación de comunidad.

Estimulación cerebral. Escuchar música activa diferentes áreas del cerebro y puede tener efectos positivos en nuestra capacidad cognitiva y nuestro bienestar emocional. La música puede mejorar la concentración, la memoria y la creatividad, y está asociada a la liberación de neurotransmisores como la dopamina, que está asociada con el placer y la recompensa. El psicólogo cognitivo Daniel J Levitin en su libro Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana (2006) describe cómo la música puede afectarnos y cómo puede cambiar nuestra vida cotidiana y aumentar nuestra productividad de acuerdo a la música que nos acompaña.

En música, la nota, el ritmo, el tempo, la reverberación son algunos de los elementos sonoros fundamentales, así como el timbre, la altura y la intensidad. Cuando se combinan, dan lugar a la tonalidad, la melodía, la métrica y la armonía. Sin embargo, estos términos no deben asustarnos. Levitin afirma que –aun cuando no hayamos recibido educación específica- todos tenemos la misma capacidad innata de cantar, bailar y apreciar la música.

 20090113 escuchando musica 569x400

Aquí tienes algunos consejos para disfrutar más de la música:

  • Escucha con atención. Dedica tiempo a escuchar música de manera consciente. Presta atención a los diferentes elementos, como la melodía, la letra, los instrumentos y la producción.
  • Explora diferentes géneros. Amplía tu horizonte musical y experimenta con diferentes estilos y géneros. Descubre música de diversas culturas y épocas para tener una experiencia auditiva variada y enriquecedora.
  • Crea listas de reproducción. Organiza tu música en listas de reproducción según tu estado de ánimo, género o actividad. Así podrás disfrutar de una selección que se adapte a tus
    necesidades y te sumerja en la atmósfera adecuada.
  • Utiliza auriculares de calidad. Si tienes la posibilidad, invierte en unos buenos auriculares. Te permitirán disfrutar de una mejor calidad de sonido y apreciar detalles que podrías
    perder con auriculares de baja calidad o altavoces.
  • Baila. La música no solo se disfruta con los oídos, sino también con el cuerpo. Muévete, baila y déjate llevar por las sensaciones que te provoque.
  • Asiste a conciertos y festivales. Vivir la música en vivo es una experiencia única. Si tienes la oportunidad, asiste a eventos musicales y comparte la energía, la atmósfera. La interacción con los artistas y otros miembros del público será inolvidable.
  • Comparte tu pasión musical. Habla de música con otras personas, comparte tus canciones favoritas y descubre las recomendaciones de los demás. Participar en conversaciones sobre música te permitirá descubrir nuevas tendencias, aprender más y encontrar personas con gustos similares.
  • Crea tu propia música. Si tienes inclinación musical, intenta crear tus propias composiciones o tocar un instrumento. Esto te dará una perspectiva más profunda de la música y te permitirá apreciar aún más el proceso creativo detrás de las canciones que escuchas.

El atractivo que determinada música tiene para ti es subjetivo y personal, y del mismo modo será única tu forma de apreciarla. Lo fundamental es que te regales la oportunidad de sumergirte en el mundo sonoro y emocional que la música te ofrece.

Tres desafíos para resolver:

Desafío 1: Mi papá y yo.

Cuando mi papá tenía 31 años, yo tenía 8. Ahora tiene el doble de años que yo. ¿Qué edad tengo?

Desafío 2: Vocabulario.

Descubre tres palabras de 7, 6 y 5 letras respectivamente. Cada palabra se forma quitándole una letra a la anterior. Utiliza estas pistas desordenadas: residuo, terreno pantanoso, tipo de sonido.

Desafío 3: Acertijo clásico.

Una persona llegó al Paraíso luego de morir. Miró a su alrededor. Notó que todos eran jóvenes y estaban desnudos. Vio a una pareja y supo inmediatamente que eran Adán y Eva. ¿Cómo los reconoció?

Respuestas:
Desafío 1: Yo tengo 23 años y mi papá 46.
Desafío 2: Estéreo. Estero. Resto.
Desafío 3: Eran las únicas personas sin ombligo.

CONOCÉ A NUESTRA COLUMNISTA

Ana Abbona Santín

Ana Abbona Santín

Whatsapp: 099 22 05 54
Mail: [email protected]

Ante cualquier duda o inquietud, podés contactar a Rejuvenate a través de su página www.rejuvenateuruguay.com y sus cuentas en Facebook e Instagram

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Mente

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad