Publicidad

Qué tipo de ejercicio es mejor para cada etapa de la vida y cuánto tiempo hay que entrenar por semana

La Organización Mundial de la Salud determinó objetivos de movimiento y actividad física según la edad de cada persona; cumplirlos es clave para la salud integral.

Compartir esta noticia
Ejercicio
Mujer y niño haciendo ejercicio.
Foto: Freepik.

El Tiempo/GDA
No hay dudas de que el ejercicio es fundamental para la salud emocional, mental y física. Sin embargo, a pesar de la información que existe sobre los beneficios de la actividad física, la realidad es que una parte significativa de la población sigue siendo sedentaria.

“La actividad física mejora condiciones como cardiopatías, diabetes tipo 2 y cáncer, a la vez que reduce los síntomas de depresión y ansiedad, disminuye el deterioro cognitivo, mejora la memoria y potencia la salud cerebral”, afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Cuánta actividad física debería hacer?

Cada persona es un mundo, y por eso la elección del tipo de ejercicio y el tiempo que cada uno debe dedicarle es diferente. Un factor importante a tener en cuenta es la edad.

Bebés: Jugar y realizar movimientos cortos junto a ellos es una excelente forma de actividad física.

Niños pequeños: Recomendable dedicar al menos hora y media diaria a la actividad física, evitando el exceso de tiempo frente a pantallas.

Niños y adolescentes: Incluir ejercicios aeróbicos tres veces a la semana durante al menos 45 minutos. Aumentar gradualmente la intensidad con la edad.

Adultos jóvenes: Realizar entre tres y cinco sesiones de ejercicio semanalmente, manteniendo constancia y variando actividades.

Adultos: De 18 a 64 años, se aconsejan al menos 180 a 300 minutos semanales de actividad física, combinando ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento.

Adultos mayores: En esta etapa, se enfatiza el equilibrio funcional y ejercicios de fuerza. Las actividades cognitivas también pueden ser beneficiosas para la memoria y concentración.

La actividad física no requiere necesariamente acudir a un gimnasio, ya que desde el hogar pueden realizarse distintas rutinas de ejercicio. Las redes sociales también son plataformas útiles para acceder a entrenadores virtuales y rutinas personalizadas.

Aquellos que no encuentren atractiva la idea del ejercicio convencional tienen la opción de explorar otras actividades que mantengan el cuerpo en movimiento. Clases de baile, yoga, gimnasia artística, natación, deportes como fútbol o baloncesto y actividades aeróbicas, son solo algunas de las alternativas disponibles.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

fitness

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad