ENTREVISTA

Germán Paoloski mudó "NET: Nunca es tarde" a Uruguay por una semana

El conductor y su equipo se instalaron en Enjoy Punta del Este y transmitieron el late night show de Fox Sports desde la discoteca del hotel. "Una de las razones por las que vinimos es la gratitud hacia los uruguayos", sostiene.

Germán Paoloski durante la realización de NET en Punta del Este. Foto: Ricardo "Chango" Figueredo.
Germán Paoloski durante la realización de NET en Punta del Este. Foto: Ricardo "Chango" Figueredo.

Dejó de ser únicamente un periodista deportivo para convertirse en un presentador multirubro. Germán Paoloski puede adaptarse a un noticiero, un magazine, un ciclo de ciencia o un late night show. Hoy es conocido en el continente como el conductor del exitoso NET: Nunca es tarde, que esta semana se emitió desde Punta del Este.

Luego de realizar el programa que tuvo a Diego Forlán como invitado y antes de cenar unas pizzas en el camarín con sus compañeros José Chatruc, Tommy Muñoz y Darío Barassi, Paoloski habla de todo: la experiencia en Punta, su alejamiento de Pura Química en 2014 y su gran momento profesional al frente de tres programas y personal tras el nacimiento de Beltrán, su segundo hijo.

—¿Cómo surge la iniciativa de realizar NET: Nunca es tarde desde Punta del Este?

—Siempre tuvimos ganas porque nos encanta Punta del Este. Desde que lo conocí a Javier (Azcurra, gerente de relaciones públicas de Enjoy Punta del Este) pegamos muy buena onda. Surgió la posibilidad de venir y me pareció increíble. El año pasado lo intentamos pero no se pudo porque justo hubo un temporal y la posibilidad quedó trunca. Él siguió insistiendo y por suerte estamos acá.

—¿Qué tan difícil es salir para hacer el programa desde otro país?

—Es difícil por la cantidad de gente que tiene el programa, los invitados, la logística, los tapes. Pero la predisposición y las ganas de nuestro equipo y de la gente del hotel hizo que todo saliera bien. Con el correr de los programas me fui relajando. Hay que dejar que fluya.

—¿Reciben comentarios sobre el programa desde Uruguay?

—El programa es muy bien recibido en Uruguay y nos llegan muchísimos mensajes comentando segmentos e invitados. También cada vez que venimos nos piden fotos y hacen comentarios sobre el programa. Una de las razones por las que vinimos es por la gratitud hacia los uruguayos. Además hay mucha reciprocidad entre Uruguay y Argentina. De hecho, los invitados de NET durante la semana en Uruguay son todos uruguayos.

NET tomó el formato de late night show norteamericano más tradicional, ¿mirabas estos programas antes de que surgiera este ciclo?

—Sí, me encanta. Desde Johnny Carson, que fue el precursor, o ahora Jimmy Fallon o Jimmy Kimmel. Este formato en Latinoamérnica no tuvo mucha penetración pero a mí siempre me gustó y por suerte lo puedo llevar adelante en Fox Sports. Obviamente está adaptado, porque afuera tienen la ventaja comparativa de contar con muchas figuras internacionales.

—¿Cuáles rasgos adaptaron del formato para que NET sea más propio?

—Quisimos que sea más amplio y que no fuera solamente un conductor y uno que está con él. La idea fue abarcar algo más que el entrevistado y poner más contenido. Me gusta que haya un equipo al aire, con (Darío) Barassi, (José) Chatruc, Tommy Muñoz, el Zorrito, y que cada uno tenga su propio espacio.

—¿Y cuánto influye la buena onda y disposición del invitado sobre el resultado final del programa?

—Tiene peso porque hacemos una hora y media de programa y le damos mucho lugar al invitado. Parte del programa gira en torno a las anécdotas y vida del entrevistado. No nos pasó que nadie se enojara o no le pusiera onda, estamos muy agradecidos con las figuras que vienen.

—¿Cómo llegás a ser el conductor de dos programas sobre ciencia?

—Te darás cuenta que me da para más (risas). Me gusta no encasillarme. Empecé como periodista deportivo y fui pasando y transitando por diferentes tipos de programas. Lo de la ciencia llegó por la propuesta de NatGeo para hacer un programa que se llamó Asombrosamente. Me pareció fantástico porque el programa tiene contenido científico pero la idea es que sea entretenido, ameno y tener un acercamiento. Eso me trajo aparejado otro programa que es Todo tiene un por qué que va por la Televisión Pública Argentina. Me da mucho gusto poder hacerlos.

—Además de los programas de televisión, estás al aire en radio. ¿Buscaste tener tantos trabajos a la vez o se fue dando?

—Nosotros tenemos una vida muy particular en la que no sabes qué puede pasar porque el trabajo es muy fluctuante. Hoy tengo la posibilidad de tener muchos trabajos, y lo disfruto y aprovecho porque si bien son muchas horas, son cosas que me gustan. Igual el año que viene creo que no voy a hacer radio y me voy a quedar con los dos programas de tele. A veces uno quiere estar en todo pero es difícil.

—¿Volviste a ver Pura Química después de que te fuiste?

Pura química fue un golazo. Lo hicimos cinco años que fueron espectaculares y yo planteé mi posición de que el programa tenía que cerrar su ciclo, y capaz que volver años después con el elenco original. El programa es la gente que lo hace. Si hay otra gente, hay que cambiar el nombre y hacer otra cosa, pero el canal decidió seguirlo, y lo hicieron dos años más. Yo respeté la decisión. No lo miraba porque yo hacía radio en el mismo horario. Lo he visto en alguna repetición y me pareció que estaba bien. Es raro ver un programa que uno armó y que uno disfrutó con otro conductor, pero no me parecía mal.

NET lleva tres años al aire, ¿creés que le va a pasar lo mismo?

—No hay que casarse con un programa porque los programas tienen ciclos y yo creo que también le va a pasar a NET. No me imagino haciendo el programa por diez años. Los programas arrancan, suben, se estancan y después es muy difícil que se mantengan, entonces caen, y a mí no me gusta verlos caer. Me gusta terminarlos cuando están arriba y después tener otro proyecto. Hoy disfruto NET, tenemos tres años más y cuando terminen estos tres años haremos un balance y veremos si estamos para seguir o hacer otra cosa.

—¿Cuáles son las señales que te dan la pauta de que el programa tiene que cerrar su ciclo?, ¿te aburrís vos?

—Eso es lo primero. Si yo me empiezo a aburrir, siento que los demás también se aburren. Eso es un signo de alerta. También es importante renovarse pero después de cinco o seis años se hace difícil seguir cambiando.

—¿Cuánto te preocupa cuando el programa no rinde lo esperado?

—Obvio que yo quiero que al programa le vaya bien, pero el secreto está en dejar todo ahí. Si vos dejás todo para que el programa funcione y después no funciona, mala suerte. El tema está cuando uno no hace todo lo posible para que el programa funcione y no funciona. Ahí te tenés que recriminar muchas cosas. 

—Y si pasa, ¿cuánto te afecta a vos? 

—Son las reglas del juego. Puede pasar. Incluso te puede pasar en un mismo ciclo. Hay días que nos vamos más felices con el resultado y otros que nos vamos más cabizbajos.

—Fuiste padre hace poco por segunda vez, ¿cómo te llevás con la paternidad?

—Me considero un buen padre pero muchas veces me recrimino no estar tan presente como quisiera por esto del trabajo. Yo doy mucho amor, me fascina la paternidad y mis hijos son lo mejor que tengo.

—¿Qué rol ocupan tu pareja Sabrina Garciarena y vos en la carrera del otro?

—Nos aconsejamos, nos pedimos opinión, y después decide Sabri (risas). Nos acompañamos mucho y cada uno respeta los momentos profesionales del otro. Eso es clave. Cuando los dos integrantes de la pareja hacen tareas artísticas es importante que exista ese equilibrio porque todos tenemos un ego en particular. Nosotros no competimos entre nosotros, y es algo que a veces pasa en parejas de famosos. El año pasado ella hizo la tira y yo me ocupaba más de la casa y no había tirantez. 

—¿Mirabas la tira o te ponía celoso verla en escenas románticas con un actor? 

—Cero. Yo boludeo con que me pongo celoso pero la conocí siendo actriz y es muy profesional. No soy masoquista y no me gustan sus escenas de sexo, pero tampoco me molestan y las miro.

—¿Cómo estás viendo la situación del Grupo Indalo, cuyos medios no le están pudiendo pagar a sus empleados? 

—Lamento profundamente por los trabajadores, que son personas que tienen que mantener a sus familias.En el último tiempo hubo muchos empresarios que se acercaron a los medios solamente para hacer negocios, pero uno cuando se mete en algo tiene que ser cauteloso porque hay mucha gente que depende de uno. Entrar y salir de negocios con esa frialdad me parece jodido. No solamente Indalo, hay empresarios que no tienen que ver con los medios y se meten porque es un negocio y hay plata de la política o lo que fuere. Olvidarse que hay gente que depende de ese trabajo me parece cruel y lo lamento muchísimo. Para que eso cambie tiene que haber decisión política. Yo creo que el gobierno no tiene que bancar medios con pauta oficial. Los medios se tienen que mantener con pauta privada porque si solamente tiene pauta estatal, cuando cae ese gobierno, el medio desaparece.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)