UN PAÍS EN CRISIS

Rajoy recibe a Ledezma y apoya salida democrática

Alcalde opositor venezolano está en Madrid; dice que en su país hay “narcodictadura”.

Mariano Rajoy al recibir al dirigente opositor venezolano, Antonio Ledezma. Foto: Reuters
Mariano Rajoy al recibir al dirigente opositor venezolano, Antonio Ledezma. Foto: Reuters

El opositor venezolano Antonio Ledezma denunció la "narcodictadura" que a su juicio sufre su país nada más llegar, ayer sábado, a Madrid, donde recibió el compromiso del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, de trabajar por una solución democrática para resolver la situación política de Venezuela.

Esa solución, según fuentes del Ejecutivo español, ha de pasar necesariamente por la liberación de todos los presos "políticos" y la celebración de elecciones plenamente "democráticas" y "homologadas".

Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas, llegó a la capital de España procedente de Colombia tras huir el viernes de Venezuela, donde cumplía arresto domiciliario desde 2015 acusado de conspiración y asociación criminal, aunque aún no se había iniciado ningún juicio contra él.

"En España me siento libre", enfatizó Ledezma tras pisar suelo español y abrazar a su esposa Mitzy Capriles y a sus dos hijas, que lo aguardaban en el aeropuerto de Madrid junto a decenas de venezolanos y otras personas contrarias al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Explicó que ha dejado un país "sometido con la violencia del poder", del que salió "con el alma desgarrada" porque, según dijo, "jamás" pensó que tendría que emigrar.

"Voy a dedicarme a recorrer el mundo, a contribuir en el exilio a hacer una extensión de la esperanza de los venezolanos, a salir de este régimen", en alusión al gobierno de Maduro.

Ledezma denunció la "narcodictadura" que a su juicio sufre Venezuela, que "usa la violencia contra las instituciones, que ha cometido fraudes electorales, que mantiene encarcelados a disidentes políticos" y que, incluso, "amenaza" a sus familias.

Asimismo, dio las gracias a Rajoy, con quien se entrevistó posteriormente, por haber apoyado la causa que él defiende.

En el palacio de la Moncloa, sede de la presidencia del Gobierno español, Ledezma informó al jefe del Ejecutivo sobre la difícil situación política, económica y humanitaria de su país, señalaron las fuentes gubernamentales españolas.

Rajoy, por su parte, le transmitió que España continuará trabajando bilateralmente y en colaboración con sus socios europeos e iberoamericanos para coadyuvar a lograr una solución plenamente democrática.

Para el Gobierno español, Ledezma "es uno de los principales referentes de la lucha del hermano pueblo venezolano por recuperar su libertad y la normalidad democrática".

También recibió el apoyo en las redes sociales del expresidente del Gobierno español José María Aznar.

Igualmente, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, defendió que el trabajo y la labor de un gobierno deber ser "favorecer las libertades, el derecho de expresión y el que haya posibilidad de desarrollar una labor política sin que uno pueda ser encarcelado".

El gobernante Partido Popular dio a Ledezma la "bienvenida a la libertad y la democracia". Por su parte, el presidente del partido Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, dijo que España es "un gran país de acogida y libertad para los que huyen de la tiranía".

Gobierno de Venezuela: "Es un acto inamistoso".

El Gobierno de Venezuela rechazó la reunión que sostuvieron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en Madrid y ponderó el encuentro como un "acto inamistoso" de la nación europea contra el país caribeño.

"Gobierno Bolivariano de Venezuela expresa su rechazo ante las acciones del Presidente del Gobierno de España, @marianorajoy, tras recibir al prófugo de la justicia venezolana, Antonio Ledezma, enjuiciado por los delitos de conspiración y asociación para delinquir", escribió en Twitter el canciller venezolano Jorge Arreaza. Compartió un comunicado en el que considera que el apoyo del Gobierno español a Ledezma "no es más que la continuación de una larga lista de agresiones e injerencias que se cometen contra el pueblo y el gobierno bolivariano".

"El presidente Rajoy insiste, violando todos los principios del Derecho Internacional, en dar protección y apoyo sostenido a un grupo extremista de la oposición violenta venezolana, quienes han violado todos los principios democráticos y han promovido la desestabilización del Gobierno", prosigue el comunicado.

Estima que esa acción se inscribe en la estrategia de la extrema derecha de "sabotear los esfuerzos y avances del diálogo político en Venezuela". FUENTE: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)