VEA EL VIDEO

Premier ruso alertó por una "guerra mundial"

Cumbre en Múnich trata de volver a acercar posiciones por la guerra en Siria.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, que viaja hoy a Alemania para participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich, evitará centrar su agenda en los conflictos de Siria y Ucrania y en los planes de ampliación de la OTAN hacia Europa del Este.

"No estoy seguro de que podamos evitar estos temas", pero la delegación que encabezará Medvédev no tiene intención de hablar del alto el fuego en Siria ni volver a ofrecer su visión del conflicto ucraniano, adelantó ayer a los periodistas Serguéi Prijodko, vicepresidente y jefe del aparato del Gobierno ruso.

Siria, Ucrania y la OTAN, agregó, "son prerrogativas de Lavrov (ministro de Exteriores) y del presidente" ruso, Vladímir Putin, argumentó el primer ministro ruso.

"Cada cual debe dedicarse a lo suyo. Nosotros nos centramos más en la economía y en las consecuencias de algunas decisiones políticas como las sanciones" adoptadas por Occidente contra Moscú por su papel en la crisis de Ucrania, precisó Prijodko.

Medvédev mantendrá una serie de reuniones bilaterales en el marco del Conferencia de Seguridad, incluido un encuentro con su homólogo francés, Manuel Valls, y el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

La reunión con Valls será, en opinión de Prijodko, "la más importante" dentro de la agenda del jefe del Gobierno ruso.

Los dos países comparten muchos intereses en los ámbitos del comercio bilateral y energía, al tiempo que trabajan en multitud de proyectos comunes en el territorio de Rusia.

Dmitri Medvédev estimó que una ofensiva terrestre extranjera en Siria podría provocar "una nueva guerra mundial", dijo en una entrevista concedida al diario económico alemán Handelsblatt que aparecerá hoy. "Las ofensivas terrestres conducen generalmente a una guerra que acaba siendo permanente", advirtió el primer ministro, para quien "todas las partes deben ser obligadas a sentarse a la mesa de negociaciones en lugar de desencadenar una nueva guerra mundial".

"Hemos hecho propuestas de un alto el fuego que son totalmente concretas", declaró por su parte el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, al inicio de un encuentro con su homólogo estadounidense, John Kerry, en la capital bávara.

"Esperamos la respuesta estadounidense antes de presentarla al ISSG", el Grupo Internacional de Apoyo a Siria, que reunirá a los principales actores de la crisis, agregó Lavrov.

John Kerry no hizo ningún comentario sobre la posición de Estados Unidos. "Queremos avanzar sobre las cuestiones del acceso humanitario y del alto el fuego", se limitó a comentar. En esta medida todas las expectativas apuntan hoy a Múnich.

Los jefes diplomáticos de Rusia y EE.UU. entran a la reunión. Foto: Reuters
Los jefes diplomáticos de Rusia y EE.UU. entran a la reunión. Foto: Reuters

Kerry anunció acuerdo para ingreso de ayuda.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, anunció anoche un acuerdo internacional, que incluye a Rusia, para "acelerar y ampliar" de manera inmediata la entrega de ayuda humanitaria a la población civil en Siria. Kerry realizó estas declaraciones en una rueda de prensa con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, tras el encuentro que mantuvo hoy en Múnich el Grupo Internacional de Apoyo a Siria. El secretario de Estado recalcó que este acuerdo se implementará esta misma semana y empezará a aplicarse en las zonas más afectadas, las rurales, las remotas y las sitiadas, entre ellas la ciudad de Madaya, pero que acabará poniéndose en práctica en todas las regiones del país. Una de las provincias más afectadas es Alepo, cuyo sitio lleva más de diez días. Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aplaudió ayer el compromiso alcanzado por los países que están llevando acabo operaciones militares en Siria para coordinarse en este aspecto. Lavrov realizó estas declaraciones en una rueda de prensa con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry. "Es un cambio cualitativo que llevamos pidiendo desde hace tiempo y ahora aplaudimos", aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)