LA FURIA DE LA NATURALEZA

Fuego sin control en España y Portugal: al menos 40 muertos

En California las llamas comenzaron a ceder tras una semana de infierno.

El fuego está arrasando importantes predios ganaderos. Foto: EFE
Incendios en Portugal y  España

En España y Portugal al menos 40 personas han muerto por la ola de incendios forestales que afecta esos países desde el fin de semana, en tanto en California, Estados Unidos, el fuego comienza a ceder dejando a su paso más de 40 muertos y cientos de viviendas y viñedos destruidos.

Portugal, que todavía se recupera de los incendios forestales de junio que dejaron 64 muertos, suma 36 fallecidos en la crisis actual.

Ayer los bomberos combatían 50 incendios en Portugal y otros tantos en España, donde han muerto tres personas. El gobierno portugués pidió ayuda internacional y declaró el estado de emergencia en casi la mitad de su territorio.

"Estamos enfrentando nuevas condiciones (climáticas)... En una era de cambio climático, desastres como este se están convirtiendo en realidad en todo el mundo", dijo la ministra del Interior de Portugal, Constança Urbano de Sousa, citando los incendios en California.

Las llamas han avanzado en la Península Ibérica debido a un verano boreal inusualmente cálido, avivadas por fuertes vientos mientras que los remanentes del huracán Ofelia llegaban a las zonas costeras.

Cuatro personas murieron en Galicia, dos de ellas mujeres halladas dentro de un automóvil quemado, y un hombre de más de setenta años que murió intentando salvar a sus animales en una granja y otro hombre en Vigo.

La mayoría de los incendios en Galicia fueron deliberados. El ministro del Interior de España, Juan Ignacio Zoido, afirmó que los responsables de los siniestros ya fueron identificados. Si son condenados, enfrentan hasta 20 años de cárcel.

Al menos una persona fue arrestada en Portugal por su supuesta responsabilidad en un incendio provocado.

"A Galicia la queman".

El presidente español, Mariano Rajoy, también dijo que los incendios fueron intencionales.

"Lo que estamos viviendo aquí es algo que no se produce por casualidad, esto ha sido provocado", dijo Rajoy tras observar un minuto de silencio en honor de las tres víctimas mortales en Pazos de Borben, Galicia.

El domingo, más de 125 incendios se propagaban por Galicia, cuando en agosto con temperaturas superiores, el récord fue de 50 al mismo tiempo, acotó Rajoy.

El domingo en Vigo el fuego obligó a la evacuación de un centro comercial y de una fábrica de PSA Peugeot situada en las afueras de la ciudad, aunque los trabajadores pudieron regresar ayer lunes.

El presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, afirmó que Galicia "está harta" del "terrorismo incendiario". "Galicia no arde sola. A Galicia la queman".

California.

Del otro lado del Atlántico, en California, los bomberos comenzaron ayer a ganar terreno contra las llamas. California fue afectada por los incendios forestales más letales de su historia que han dejado al menos 40 muertes en una semana. Dos de los tres incendios más destructivos en el norte de California estaban contenidos en más de la mitad ayer y algunos de los residentes que huyeron por las llamas en el condado de Sonoma pudieron volver a sus casas.

Unas 5.700 estructuras colapsaron por más de una decena de incendios forestales que comenzaron hace una semana y consumieron una zona más grande que la ciudad de Nueva York. Vecindarios completos en la ciudad de Santa Rosa quedaron reducidos a cenizas.

Las lluvias podrían llegar recién el jueves, después del ingreso de un frente más fresco, según el servicio meteorológico local.

Los bomberos controlaron dos de los incendios más letales en las zonas vitivinícolas de Napa y Sonoma. Al menos una decena de viñedos estaban destruidos o dañados.

El jefe de operaciones de bomberos Steve Crawford dijo que los vientos fuertes se habían calmado, ayudando a que las llamas se retiren de las áreas pobladas. Un mejor clima y la llegada de equipamiento y personal adicional ante la extinción de otros incendios también colaboraron.

Unas 174 personas aún estaban ayer desaparecidas en Sonoma, mientras que alrededor de 75.000 seguían desplazadas.

La temporada de incendios forestales de este año es una de las peores en la historia estadounidense. Desde el 13 de octubre se quemaron casi 3,4 millones de hectáreas.

Ofelia.

La tormenta Ofelia que golpea Irlanda ya provocó tres muertos en accidentes relacionados con los fuertes vientos. Un hombre murió en Dundalk (noreste) y otro en County Tipperary (sur), y una mujer en Waterford (sureste). El Servicio Nacional de Meteorología alertó de que los efectos de Ofelia podrían ser tan devastadores como los que provocó en 1961 el huracán Debbie, que causó 18 muertos en Irlanda. Cerca de 360.000 hogares y negocios permanecen sin luz en el país tras el paso de la tormenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)