LA FIFA POR DENTRO

Caso FIFA desata cruce de acusaciones en Argentina

Cristina y el hijo de Grondona negaron las denuncias de Alejandro Burzaco.

Julio Grondona, Cristina Fernández y Diego Maradona. Foto: Reuters
Vea el video

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y Humberto Grondona, hijo del fallecido dirigente del fútbol argentino Julio Grondona, negaron ayer jueves las acusaciones que lanzó sobre ellos el ex-CEO de la empresa Torneos y Competencia (TyC), Alejandro Burzaco, uno de los testigos clave en el juicio que se tramita en Nueva York sobre la corrupción en la FIFA.

Cristina Kirchner, que el 10 de diciembre asumirá una banca en el Senado, negó haber cobrado sobornos en el marco del escándalo de corrupción en la FIFA. "Es FALSO", expresó en su cuenta de Twitter en referencia a versiones de que aparece en un registro de personas beneficiadas por sobornos.

En los últimos días Burzaco, que admitió haber sobornado a la FIFA para obtener derechos de retransmisión del fútbol, declaró en la Justicia de Estados Unidos que entre 2011 y 2014 pagó millonarios sobornos a dos hombres vinculados al kirchnerismo.

Se refería al abogado Jorge Delhon, de 52 años, que se quitó la vida el martes de noche después de la revelación de Burzaco, y Alejandro Paladino, que fue coordinador del programa estatal "Fútbol Para Todos", por el que los partidos se emitían desde 2009 a través de canales de televisión abierta.

Según Burzaco, pagó cuatro millones de dólares a Paladino y a Delhon, cuyos servicios como abogado fueron contratados por la Jefatura de Gabinete kirchnerista.

Sin embargo, negó el pago de sobornos directamente a Cristina Kirchner. "¿Usted pagó sobornos a Cristina Fernández de Kirchner", le preguntaron a Burzaco. "No, señor", respondió bajo juramento.

Paladio, el excoordinador de "Fútbol para Todos", en una entrevista de radio, negó esas acusaciones y vinculó a altos cargos del anterior gobierno en el caso FIFA. Paladino responsabilizó a Burzaco y a Julio Grondona, quien estuvo 35 años al frente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y 26 como miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA. "Burzaco, en los últimos años de Julio Grondona, se transforma en el hombre fuerte del fútbol argentino y, de la mano de Grondona, se sienta en los sillones más importantes del gobierno", señaló antes de asegurar que el dirigente se reunía con Cristina Kirchner, su hijo Máximo Kirchner y el exsecretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini.

"Las decisiones no las tomábamos nosotros. El que contrataba era la Jefatura de Gabinete", por orden de altos cargos políticos, agregó.

En este contexto, Cristina Kirchner, en base a la portada del diario La Nación de ayer jueves en la que se aseguraba que aparece en un registro de beneficiados por sobornos, se mostró tajante y consideró que si ese título fuera el de un diario extranjero, "iniciaría un juicio por real malicia y falso titular en ese país, y seguramente lo ganaría".

"Pero estamos en #ArgentinaSinEstadodeDerecho, con jueces cuyas sentencias las escriben los medios hegemónicos", remarcó la expresidenta, que desde hace tiempo reitera que se siente víctima de una persecución política, mediática y judicial.

Es en este sentido que reconoce que "por eso", lo único que puede hacer es escribir "un tuit" indicando que el titular "es FALSO" y que no se respetan las "garantías y los derechos constitucionales".

Humberto Grondona también rechazó las denuncias de Burzaco contra su padre. "Mintió", afirmó Grondona hijo a la emisora radial del club Arsenal, del cual es entrenador.

Burzaco declaró el martes y miércoles como testigo en el juicio en Nueva York. Bajo juramento denunció que TyC de Argentina, Televisa de México y TV Globo de Brasil pagaron a Julio Grondona, fallecido en 2014, 15 millones de dólares en sobornos por los derechos de televisación, internet y radio de los Mundiales 2026 y 2030.

"Burzaco mintió. Y fue muy grave. Lo que dijo de los derechos del 2026 y 2030 es una locura, si papá había muerto. Es una locura porque los derechos se dieron hasta el 2018 y el 2022", afirmó el hijo de Grondona. También recordó que su padre fue sobreseído en 2011 en Argentina por presunta administración fraudulenta en la AFA, la que condujo desde 1979 a 2014. Su muerte interrumpió otras investigaciones judiciales.

"Hay que entender a Burzaco. Allá le dicen hablá y te quito un año. ¿Vos pensás que a Estados Unidos le importa Grondona? No, no le importa. Si está sobreseído. Les importa que les chorearon (robaron) el Mundial y le sacaron los derechos de TV", dijo Grondona.

"Me parece que en Sudamérica (Burzaco) no puede caminar. Se quedará en Nueva York, pero no debe poder volver acá. A alguno no le va a gustar que vuelva", sentenció.

"Con las personas incorrectas".

Alejandro Burzaco declaró ayer que desde 2004 pagó y se comprometió a pagar sobornos por unos 160 millones de dólares a cerca de 30 exjerarcas del fútbol. Burzaco, uno de los 42 acusados, colabora en el juicio contra el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, José María Marín; el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout, y el exjefe del fútbol peruano Manuel Burga. "¿Usted era exitoso porque se alineaba con las personas correctas, no es así?", le preguntó Bruce Udolf, abogado de Burga. "Creo que el hecho de que estoy aquí muestra que estaba alineado con las personas incorrectas, señor", respondió.

Autorizan la extradición de Leoz a EE.UU.

Un juez paraguayo aceptó ayer jueves dar curso a la extradición a Estados Unidos del expresidente del fútbol suda-mericano Nicolás Leoz. No obstante, el magistrado ordenó que "antes de proceder a la entrega, deberá constituirse una junta médica" para evaluar la salud de Leoz, de 89 años, actualmente bajo prisión domiciliaria en Asunción.

Ricardo Preda, el abogado de Leoz, anunció que apelará la resolución de extradición. Si ese tribunal vuelve a fallar en contra, la defensa puede apelar a la Corte Suprema de Justicia paraguaya.

"El delito de soborno privado no es un delito estipulado en el Código Penal de Paraguay", sostuvo el abogado de Leoz, cuya estrategia sería postergar así por tiempo indefinido la extradición "por razones de salud". Leoz padece de párkinson y de hipertensión entre otros males de la edad.

"Si hubo un soborno entre particulares, no es un delito en Paraguay. Si no es un hecho punible en Paraguay, no se puede extraditar", puntualizó el abogado. "Ademas, el doctor Leoz tiene problemas de salud desde hace 5 años. Hoy tiene 89 años y tiene asistencia médica las 24 horas. No viaja en avión desde hace cuatro años por razones de salud", argumentó Preda.

Propietario del exclusivo Sanatorio Migone de Asunción, Leoz se internó en el nosocomio poco después de las detenciones masivas de dirigentes de la FIFA en Zúrich en mayo de 2015. Los médicos reportaron entonces un cuadro de hipertensión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)