LAS MUJERES EN EL MUNDO MUSULMÁN

Arabia "libera" a mujeres de algunas restricciones

No necesitarán tutoría masculina para trámites públicos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Musulmanas: Arabia aplica estrictamente la ley islámica. Foto: Reuters

Apartir de ahora las mujeres sauditas ya no necesitarán el acuerdo de un tutor para sus trámites administrativos, según un decreto real de ese país musulmán. Los militantes de los derechos humanos celebraron el decreto, pero esperan ver cómo será aplicado y lamentan que no vaya más lejos.

Arabia Saudita, país del Golfo Pérsico que aplica estrictamente la ley islámica, impone numerosas restricciones a las mujeres.

Es el único país en el mundo que prohíbe conducir a las mujeres, que además necesitan el acuerdo de un tutor, como el padre, el marido o un hermano, para estudiar o viajar al extranjero.

Pero un decreto de esa semana del rey Salmán bin Abdelaziz estipula que las mujeres a partir de ahora no necesitarán obtener el consentimiento de un tutor para sus trámites ante los diferentes servicios públicos, "a menos que haya una justificación legal para esta demanda" en virtud de la ley islámica.

La agencia de noticias oficial saudí, SPA, informó de que el decreto real pide a los órganos estatales revisar la normativa sobre las mujeres en un plazo de tres meses.

Sahar Hassan Nassif, una militante de los derechos de la mujer de Yedá, sobre el mar Rojo, celebró la decisión real, aunque estimó que es difícil saber lo que cambiará en virtud del decreto. "Queremos más. Necesitamos liberarnos completamente del tutor", agregó.

Nasima al Sadah, una militante de Qatif, no cree que el gobierno ponga fin al sistema de tutela, como en el caso de un viaje al extranjero para el que toda mujer debe estar acompañada de un tutor.

En 2016, miles de sauditas firmaron una petición pidiendo el fin del sistema de tutela y reclamando que las mujeres fueran tratadas como ciudadanas con todos sus derechos.

Philip Alston, experto de la ONU para los derechos humanos, estimó a fines de enero al término de una visita al reino, que el sistema de tutela frena la capacidad de las mujeres para trabajar y viajar y que debía "ser reformado".

Aunque el gobierno ya no reclama la autorización de un tutor para que las mujeres trabajen, la organización Human Rights Watch (HRW) indicó recientemente en un informe que numerosos empleadores en el sector privado piden siempre el consentimiento.

La aplicación del decreto podría tener efectos positivos sobre la situación de la mujer, pero los activistas locales consideran que el lenguaje ambiguo del mismo puede llevar también a una interpretación más estricta, lo cual se verá en los próximos meses.

Según los primeros análisis, seguirá siendo obligatorio para las mujeres disponer del permiso del tutor masculino para obtener el pasaporte o para viajar fuera del país.

El decreto fue emitido coincidiendo con la visita a Arabia Saudí del relator especial de Naciones Unidas para los derechos humanos y la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson, que se reunió con representantes gubernamentales y defensores de las libertades en el país.

Debido a las presiones internas y externas, Arabia Saudí permitió en 2013 a las mujeres formar parte del denominado Consejo de la Shura, un órgano consultivo, y en 2015 pudieron votar y presentarse en las elecciones municipales por primera vez en la historia del país.

Durante su visita, Emmerson pidió que un mecanismo independiente revalúe todos los casos de detenidos en Arabia Saudí bajo la ley antiterrorista por ejercer su derecho a la libertad de expresión, pensamiento, conciencia, religión u opinión, y el derecho de reunión pacífica y de asociación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)