DESDE ARTIGAS A MONTEVIDEO

Todos los ojos apuntan a Dieste

Cine, charlas y concurso de fotos a 100 años del nacimiento del “Maestro de los ladrillos”.

En Atlántida: a 40 km de Montevideo, la iglesia costó menos que un galpón. Foto: Archivo
En Atlántida: a 40 km de Montevideo, la iglesia costó menos que un galpón; sus pisos, paredes y techo son de ladrillo  "a la vista". Foto: archivo El País

Se ha producido más de un documental en torno a la obra de Eladio Dieste, por ejemplo "El maestro uruguayo de la arquitectura mundial", que se puede ver online en http://bit.ly/2xgu6Hx.

Fue realizado por History Channel y es conocido también como "Maestro del ladrillo", un homenaje que se ubica dentro de la lista de celebraciones por los cien años del nacimiento de Dieste. El cine también propone el estreno de un film del alemán Heinz Emigholz, que pertenece a la saga "Streetscapes".

Podrá verse en Montevideo desde el 1° de diciembre en la sala Goitiño, y el 30 de noviembre en el Auditorio Municipal de Artigas, ciudad natal del autor de construcciones emblemáticas, desde la iglesia de Atlántida o la de Durazno hasta el Depósito Julio Herrera y Obes en el Puerto de Montevideo.

En Uruguay antes se hicieron otros dos documentales, el titulado "La conciencia de la forma", de Mario Jacob, en donde el arquitecto Mariano Arana juega el papel de entrevistador del ingeniero. Es un film de 1997 y algunas de las respuestas que da Dieste son retomadas en un cortometraje de 2006 efectuado por Martín Borteiro y emitido por TV Ciudad.

En cualquiera de estos últimos dos casos se abre una puerta (o una ventana) para conocer al hombre Dieste y a su lógica estructural, su capacidad constructiva tan singular como expresiva, sus paredes de ladrillos onduladas y las bóvedas con doble curvatura.

El espectador de esas películas a las cuales hoy se accede por YouTube puede comprender de qué se habla cuando se habla del uso del arco catenario inspirado en obras del catalán Gaudí, en particular, en la Sagrada Familia. O asimismo conocer y reconocer las certezas que tenía Dieste, como aquello de que lo ético y lo económico no pueden disociarse al momento de construir.

Dieste profesaba el uso responsable de los materiales porque detrás de ellos está el esfuerzo humano; decía que la economía financiera no crea la obra ya que por encima prevalece la economía cósmica, un orden natural que debe ser respetado por el artífice de una iglesia, un galpón, un gimnasio, una terminal de ómnibus o un shopping center.

Mirando hacia esa obra cósmica de Dieste fue que Heinz Emigholz plantea una especie de paseo entre los muros de ladrillos, enlazando pliegues en el tiempo. Cada lugar pasa así a ser un espacio no simplemente para ver sino para estar en él.

Cuando Dieste imaginaba un silo o una casa se preocupaba justamente por ponerse en el lugar de las personas que irían a trabajar o vivir bajo esos techos, entre esas paredes, para que la experiencia cotidiana fuera estimulante, revitalizadora, contagiosa.

Los críticos del cine de Heinz Emigholz destacan que el espectador no sólo vive el espejismo de estar dentro de una serie de construcciones con analogías, sino que amplía los estímulos para comprender la visión espacial de un determinado arquitecto, ingeniero o constructor a secas, y sumergirse en su vida, en sus convicciones.

Cuando Heinz Emigholz estuvo invitado a festivales en Buenos Aires no solo fue posible conocer su cine, sino enterarse de su obsesión por vincular la arquitectura con la imagen en movimiento, o la ética de quien está detrás de una cámara y la de aquel que con lápiz y papel hace cálculos y traza el proyecto de una edificación.

Pero está casi confirmado que el alemán no llegará a Uruguay, y por tanto no se lo podrá escuchar en vivo y en directo, y tampoco será posible hacerle preguntas y entender por qué surgió su interés en Dieste.

Heinz Emigholz manifestó gran disposición emocional y de tiempo para viajar hasta esta parte del fin del mundo, como definió a estas latitudes el papa Francisco, pero no hay dinero ni para los pasajes. Una de las instituciones a las cuales se solicitó el patrocinio en euros fue el Goethe.

Dicho al pasar, Alemania es uno de los países que invitó a Dieste a dar cursos en ciudades como Koblenz, Karlsruh, Stuttgart y Darmstad. Allí se conoce su obra hace décadas, aunque en ocasiones se la haya asimilado a lo exótico, como en otros países desarrollados, en donde se llegó a dar por sentado que las construcciones de Dieste requerían un alto consumo de mano de obra, evaluación que el ingeniero siempre se preocupó de corregir.

Decía que en realidad su forma de construcción que combina ladrillo, hierro y mortero de arena y pórtland, en estructuras armadas sobre un encofrado móvil, era "equivalente o menor al de la prefabricación pesada y se necesitaba un utilaje mucho menor". La tecnología que denominó "cerámica armada" permite, en efecto, afirman los constructores, mayor prefabricación y sistematización en la repetición de sus componentes.

Pero más allá de esas referencias técnicas, lo que para los cineastas debe resultar incanjeable es la amplitud de los espacios y los cambios de la luz natural sobre interiores y exteriores de esas formas curvas que dieron movimiento a la arquitectura de Uruguay y redefinieron su paisaje, en el campo o en la ciudad, como ya se ha escrito.

Dieste en foco.

Si el año 2005 fue el Año Eladio Dieste, este 2017 vuelve a serlo. Entre otras actividades, hasta el próximo martes 31 de octubre habrá tiempo para presentarse a un concurso de fotografías en blanco/negro o color organizado por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, y la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República. Las fotos se entregan en la secretaría del Instituto de Historia de la Arquitectura.

Los trabajos seleccionados, que deberán ilustrar total o parcialmente algunas de las obras de Eladio Dieste, serán expuestos desde el 22 de noviembre y hasta el 21 de diciembre.

Los organizadores manifiestan que "mediante el presente concurso se aspira a generar material visual que sirva como aporte al proceso de puesta en valor y difusión de la obra de Eladio Dieste".

CELEBRACIÓN EN SU TIERRA.

Muestras y ponencias en Artigas.

Eladio Dieste nació el 1° de diciembre de 1917 en Artigas y murió el 19 de julio de 2000 en Montevideo. En su ciudad natal, el 28 de noviembre, en la Escuela 1 habrá una exposición de maquetas y del Libro de Matrícula con folio de escolaridad de Eladio Dieste. El 29 dará una charla interactiva Paula Durán, docente de la Facultad de Arquitectura Regional Norte UdelaR, y dictará una conferencia el arquitecto Nery González. El 30, a las 16:00 horas, en el Auditorio Municipal se estrenará el documental del director alemán Heinz Emigholz. A las 19:30 presentarán ponencias el arquitecto Esteban Dieste ("Eladio, mi padre"), el ingeniero Rafael Guarga ("Eladio Dieste: Innovador y generador de tecnología para el desarrollo y su proyección al mundo"), el ingeniero Ariel Valmaggia ("Mi experiencia junto a Dieste y el desarrollo de la cerámica armada por notables arquitectos brasileños"). También estarán ese día los ingenieros Juan Grompone y Gonzalo Larrambebere (con temas a confirmar). El 1° de diciembre se descubrirán placas de identificación en algunas de las construcciones de Dieste y en su solar natal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)