CONCURSO DE ACREEDORES

La Justicia aprobó el concurso de Cambio Nelson

A pedido de un grupo de sus cerca de 2.000 acreedores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mañana declara la hermana del cambista prófugo. Foto: R. Figueredo

La jueza Sylvia Batista dispuso el concurso necesario de la firma Camvirey SA, razón social de Cambio Nelson, solicitado por varios de sus acreedores.

El decreto de la jueza Batista de fecha 26 de abril también incluyó al propio Francisco Sanabria Barrios, hoy procesado con prisión y alojado en la cárcel de El Campanero de Lavalleja.

El pedido del concurso necesario fue presentado el pasado 6 de abril por parte de un grupo de los casi dos mil depositantes de Cambio Nelson a quienes se les deben fuertes sumas de dinero, tanto en moneda extranjera como en pesos uruguayos.

El concurso necesario, al contrario del voluntario, es solicitado por los acreedores contra el deudor, sea este persona física o jurídica.

Semanas atrás, la misma jueza no hizo lugar al concurso voluntario tramitado por la firma Camvirey SA por considerar que dicha empresa no presentó la documentación necesaria sobre su operativa financiera y económica que había solicitado el perito contable de la sede.

Ahora, la magistrada dispuso, entre otras medidas, la notificación del concurso necesario tanto en el domicilio de Camvirey SA como al propio Sanabria Barrios en su lugar de reclusión en El Campanero.

Batista suspendió la legitimación de los dos concursados para disponer y obligar a la masa del concurso, sustituyendo la administración y disposición de sus bienes por un síndico.

En este punto, la jueza designó como síndico a un integrante de la Asociación de Peritos Contadores del Uruguay.

Asimismo, dispuso la convocatoria de la junta de acreedores de Camvirey SA para las 16:00 del próximo 26 de setiembre en la propia sede judicial de la calle San José. Media hora más tarde deberá presentarse el propio Francisco Sanabria Barrios en la misma sede judicial.

Previamente a decidir el concurso necesario, la jueza Batista decretó el embargo genérico tanto de Camvirey SA como de Sanabria Barrios. En forma específica, la magistrada embargó un depósito en efectivo existente en el Banco Central del Uruguay.

Los acreedores que impulsaron el pedido de concurso necesario irán ahora con-tra los US$ 10:938.396 que Camvirey SA denunció como activos cuando solicitó el concurso voluntario. En esa ocasión Sanabria Barrios denunció que la firma Camvirey SA tenía ese activo y un pasivo de US$ 8:702.566. El patrimonio de la firma era entonces de US$ 2:235.829.

De forma paralela, la misma sede judicial tiene en trámite el concurso voluntario solicitado por los sucesores de Wilson Sanabria Mendoza, entre ellos el ahora procesado. También se tramita en el juzgado civil de 6º turno el concurso de la firma Firosol SA de la cual el 75% de sus acciones fueron denunciadas como propiedad de Francisco Sanabria Barrios.

Mientras tanto se tramitan dos causas en los juzgados del crimen organizado de primer turno de Montevideo y en el penal 10º de Maldonado.

En el primero se recibió el expediente enviado por el juez penal Marcelo Souto de Maldonado con los hechos de apariencia delictiva relacionados con la presunta insolvencia societaria de Sanabria Barrios y el posterior blanqueo de los activos de sus clientes. En la sede penal de Maldonado se aguarda la comparecencia de siete empresarios ligados con Sanabria Barrios en distintas empresas de la zona.

De forma paralela, un tribunal de apelaciones estudia el recurso de revocación contra el procesamiento dictado por Souto contra el exgerente de la firma, Nelson Calvette. En cambio, la contadora Soledad Ubilla procesada con prisión y alojada en la cárcel de Melo, aguarda el inicio del juicio. Lo mismo que la contadora Beatriz Silva, procesada sin prisión, que no apeló al fallo del juez Souto como trascendió en un primer momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)