MSP

Instan a población de riesgo a darse vacuna

Gripe: dosis llegan a 29% de niños y 36% de embarazadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde el 18 de abril, las 600 mil dosis estará disponibles en todo el país. Foto: Archivo

Llegaron ayer a Uruguay las 600.000 dosis de vacuna contra la gripe que compró el Ministerio de Salud Pública (MSP), las que tuvieron un costo de dos millones de dólares. La cartera instó a las poblaciones de riesgo a vacunarse. El año pasado no se logró llegar a altos porcentajes en embarazadas, niños y mayores de 65 años.

A partir del martes 18 de abril la vacuna estará en todo el país. "Se empezará a vacunar apuntando principalmente a la población en la que buscamos tener un mayor impacto: embarazadas, niños de seis meses a cuatro años, todas las personas mayores de 65 años (particularmente las que tienen patologías crónicas) y personal de la salud", declaró ayer el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, en rueda de prensa.

El jerarca dijo que aunque desde el MSP "se insiste en que el mayor impacto desde el punto de vista sanitario implica llegar al mayor porcentaje posible en los grupos prioritarios", la vacuna se da a todo el que lo requiera.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

Grupos de riesgo.

Según los números de las dosis administradas en 2016, a los que accedió El País, la vacuna llegó a 69% del personal de la salud (lo que abarca un total de 31.501 vacunados), a 36% de las embarazadas (11.589), a 29% de los niños de seis meses a cuatro años (58.612) y a 30% de los mayores de 65 años (139.593).

En total, entonces, se dieron 241.295 dosis a los grupos de riesgo, de las 600.000 vacunas que se compraron el año pasado. Es decir que un 40% llegó a aquellos que el MSP advierte que deben ser vacunados.

El año pasado el MSP compró 500.000 dosis que se acabaron rápidamente, por lo que se pidieron 100.000 más, que se acabaron el 22 de junio. Después de esto el sistema se quedó sin vacunas contra la gripe.

Basso llamó a vacunarse rápido, "aprovechando la ventana que hay hasta que comience el invierno".

La alta densidad de personas que decidieron vacunarse el año pasado se debió a que el invierno se adelantó, con bajas temperaturas a partir de abril, y a que se dieron cuatro fallecimientos por Gripe A (H1N1), que provocó una pandemia en 2009 que terminó con más de 18.000 fallecidos en el mundo.

El año pasado también se incrementó exponencialmente la ocupación de las camas de CTI y las consultas en las puertas de emergencia.

Sobre las cepas de la vacuna que se va a administrar en este año, el ministro dijo que esta incluye la A (H1N1).

"La problemática de la vacuna antigripal es que los virus de la gripe cambian todas las temporadas. La dificultad está en adaptarla al virus que está circulando. Pero incluso en el propio período de la vacunación están mutando los virus. Así que el 100% de efectividad no existe", dijo Basso.

La vacuna se compra a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y el ministro explicó que hay "puestos centinela" en lugares estratégicos del mundo, que se encargan de evaluar cuáles son las cepas que están circulando.

Sistema.

Basso también explicó ayer que tras un acuerdo con España se está trabajando en la informatización del sistema donde se registra la cantidad de vacunas suministradas.

"De esta manera todos los puestos de vacunación que tengan conexión a internet podrán enviar la información de los que se vacunaron. Esto irá a una base de datos en donde se registrarán los certificados de vacunación", sostuvo el ministro de Salud Pública.

De esta manera la cartera tendrá en tiempo real a cuánta población de riesgo se le llegó a suministrar las dosis.

Esto es parte de un plan del Ministerio para incorporar la histórica clínica electrónica dentro del sistema de salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)