UN PLAN CON FUERTE APOYO POPULAR

Frente intercedió para que Basso habilitara el IMAE

Gobierno prevé que se genere déficit; mutualistas analizan hoy la situación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gobierno habilta un anexo del IMAE en el Sanatorio Americano y no uno nuevo. Foto: N. Pereyra

Luego de varias idas y vueltas el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, anunció que hoy se firmará la habilitación de un anexo del Instituto de Medicina Altamente Especializada (IMAE) cardiológico en el departamento de Salto. Lo hizo después de que el Frente Amplio intercediera, debido a la postura firme de algunos legisladores oficialistas que evaluaban esto como impostergable, y tras recolectar más de 30.000 firmas por parte de la Comisión Pro IMAE en Salto.

El diputado nacionalista Martín Lema se prestaba a poner hoy entre la espada y la pared a los legisladores del FA, pidiendo que el Parlamento se pronuncie sobre la instalación de un IMAE en Salto. En caso de una mayoría a favor, la idea era elevar el reclamo al Ministerio de Salud Pública (MSP). Esto implicaba un problema tanto para el Frente como para el ministro Basso, pues hay varios legisladores que estaban de acuerdo con que la instalación del IMAE era impostergable.

Los diputados Luis Gallo, Felipe Carballo, Catalina Correa, y Manuela Mutti se han expresado a favor de un IMAE en Salto y han hecho saber su postura a la interna del partido. Creen que esto se debe solucionar urgentemente. El plan del ministro, en tanto, era aprobar una ley para la creación de un centro de salud de referencia para la atención de patologías cardiológicas, que posiblemente se podría ubicar en el Hospital de Tacuarembó.

El proyecto de ley para la creación de un centro de referencia al norte de Río Negro lo presentará Basso hoy en la Cámara de Senadores, pero la aprobación "demandaría un año o un año y medio, esto es mucho, se necesita que el IMAE se apruebe lo antes posible; son muchas vidas las que se pueden salvar", dijo un legislador oficialista a El País.

Varios legisladores del FA también hicieron saber su posición al gabinete del presidente Tabaré Vázquez, antes del Consejo de Ministros que se celebró ayer. Luego de la reunión, Basso dio la noticia sobre la creación del IMAE y abrió la puerta a que se genere uno en el Hospital de Tacuarembó —que ya tiene todo el equipamiento y que solo carece de los recursos humanos necesarios—, que funcionaría como un anexo del que está en el Hospital de Clínicas (ver nota aparte).

El diputado Lema, en tanto, confirmó a El País que de todos modos hará el planteo por la creación de un IMAE en la mutualista de Salto, y también en el Hospital de Tacuarembó, pero ante el nuevo escenario el reclamo tendrá mucho menos peso.

Fuentes del gobierno dijeron, por otro lado, que en el Consejo de Ministros de ayer se acordó sacar la aprobación lo antes posible para frenar "el circo político" que implicaba pronunciarse ante los cuestionamientos del diputado nacionalista.

El anuncio.

Tras el Consejo de Ministros, Basso anunció que la extensión del IMAE cardiológico del Sanatorio Americano en Salto "es una decisión firme". También dijo tener un "compromiso escrito de que no van a incrementarse los aranceles", por parte de esta institución.

Las intervenciones que se hacen en los IMAE cardiológicos son financiadas por el Fondo Nacional de Recursos (FNR), y este paga un arancel fijo por cada operación. En una reunión la semana pasada con las autoridades del Centro Médico de Salto, adonde estará instalado el IMAE, y del Sanatorio Americano, Basso les pidió a estos que se comprometieran a no pedir un aumento, pero también a que intercedan para que no lo hagan otros centros de salud que cuentan con un IMAE.

La segunda parte de este reclamo es la que aún no encontró una solución. Hoy habrá una reunión de la Asociación de los IMAE y según supo El País dos instituciones presentarán quejas porque, según calculan, caerá el número de intervenciones que realizan, debido a que estas se llevaran adelante en Salto.

El 7% de los procedimientos que se hacen hoy vienen de Artigas, Paysandú y Salto. El 3% de estos ya se realizan en el Sanatorio Americano, así que la situación será la misma, el problema es que el restante 4% se lleva adelante en otras dos mutualistas de la capital, que ayer analizaban presentar hoy su disconformidad. Tanto desde el MSP como de la bancada oficialista están dispuestos a interceder a los reclamos que se vienen.

¿Por qué una extensión?

La reunión del Consejo de Ministros de ayer no fue larga. El tema del IMAE fue el central, pero la decisión se tomó rápido.

La principal preocupación del gobierno —y en especial del ministro de Economía, Danilo Astori— es que al autorizar un nuevo IMAE en el interior del país no se incrementen los costos para el Estado.

Las reglas de juego actuales establecen que si una institución con un IMAE da déficit, este debe ser compensado por el FNR. Se calcula que en los primeros dos años el IMAE en Salto podría dar pérdidas. Incluso en la interpelación que Lema le hizo a Basso en febrero, la directora del FNR, Alicia Ferreira, aventuró en el mejor escenario era de un déficit de unos $ 13 millones.

Para evitar tener que compensar este dinero lo que hicieron fue instar al Sanatorio Americano a no abrir un nuevo IMAE, sino un anexo. Así lo explicaron al País dos fuentes del Ejecutivo. De esta forma el libro contable será el mismo que canalizará las intervenciones del interior y las de la capital.

Qué peso tiene cada uno de los imae del país.

Cada año se hacen unas 2.000 cirugías cardíacas en los Institutos de Medicina Altamente Especializada (IMAE) cardiológicos, que son financiadas por el Fondo Nacional de Recursos (FNR). Según este organismo, el Sanatorio Americano —que ahora también tendrá a su cargo el centro en Salto— es el que más intervenciones concentra, con un 26,8%; Casa de Galicia, con 23,7%; ICI, 15,4%; AESM, 13,2%; y el Hospital de Clínicas (la única institución pública que ofrece este tipo de intervenciones), 3,7%.

Otro centro para Tacuarembó, pero con "cláusula de divorcio".

El ministro Jorge Basso informó ayer que además de la habilitación de un IMAE cardiológico en Salto, para el caso del Hospital de Tacuarembó, que también vela por la autorización de un centro de estas características, "se analiza extender el IMAE público del Hospital de Clínicas a ese departamento. Al mismo tiempo ya aclaró que "no se creará uno nuevo". Basso dijo que "la dirección de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) trabaja con el Hospital de Tacuarembó y ya se hicieron gestiones en su momento, que luego no prosperaron". Y añadió: "Ahora estamos reanudando esas negociaciones, esperemos que sea lo más rápido posible".

Fuentes del ASSE, en tanto, señalaron a El País que se toma de forma positiva la propuesta hecha por Basso, aunque preferirían que el centro no funcione como una extensión del Clínicas, para tener una mayor autonomía.

De todos modos, aclararon que en caso de que este se concrete se buscaría incluir en el convenio "una cláusula de divorcio" por si el hospital de la Facultad de Medicina no cumple con las condiciones que se planteen.

Por otro lado, la Comisión Pro IMAE en Tacuarembó, formada por las fuerzas vivas del departamento y por legisladores de todos los partidos, presentará hoy un reclamo al intendente Eber Da Rosa, para que interceda ante el Ministerio de Salud Pública (MSP) para habilitar este centro.

Desde el Hospital de Tacuarembó han advertido que la creación del IMAE en Salto no implica que todos los pacientes del norte puedan trasladarse hacia allí. "Uruguay tiene un severo déficit en infraestructura de caminería. El norte tiene dos ejes paralelos de tránsito, el del litoral y el de la ruta 5, y esos ejes no se tocan. La unión es la ruta 31, que va de Salto a Tacuarembó, y por el estado de esta se puede tardar cuatro horas en trasladar a un paciente desde un departamento al otro", expresó el jefe del servicio de neurocirugía, Pablo Pereda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)