MUNDO

WeWork quiere crear comunidad fuera del trabajo

La empresa de espacios de coworking compró Meetup, una plataforma que une personas de acuerdo a sus hobbies

Usuarios. La app tiene 35 millones con intereses que van desde carreras de drones hasta aprender holandés.
Usuarios. La app tiene 35 millones, aficionados desde a los drones hasta el holandés.

WeWork se ha hecho un nombre y recaudó miles de millones de dólares de los inversores, al proporcionar lugares para que las personas trabajen. Ahora, está comprando una red social destinada a unir a las personas en su tiempo libre.

La empresa de espacios de coworking anunció la compra de Meetup, cuyos 35 millones de miembros usan la app para encontrar aficionados con algún interés en común: desde carreras de drones hasta aprender holandés. Los términos del acuerdo no fueron revelados.

La transacción es el último esfuerzo de WeWork para ir más allá de sus orígenes y convertirse en un fenómeno que, según sus fundadores, puede remodelar la vida moderna. Esa visión ha atraído a una gran cantidad de inversores, especialmente SoftBank, que lideró una inversión de US$ 4.400 millones que valoró a la compañía en cerca de US$ 17.000 millones. Eso ayudó a WeWork a comprar el edificio emblemático de Lord & Taylor como su nueva sede mundial.

Queda por ver si la compañía puede cumplir sus audaces promesas, aunque los escépticos dicen que se trata de una empresa de bienes raíces muy valorada. Pero este mes, WeWork ha tomado medidas para mover su enfoque más allá del trabajo. Anunció planes para comenzar un jardín de infantes privado centrado en el espíritu empresarial. Y ahora sumó la compra de Meetup.

«Es como un rompecabezas mágico que encaja», dijo Scott Heiferman, director ejecutivo y cofundador de Meetup.

Los miembros de Meetup organizan unas 15.000 reuniones al día en promedio, según la compañía. Pero se entendía que para crecer, y especialmente para hacerlo en el extranjero, era necesario atraer inversores.

El proceso de recaudación de dinero finalmente generó conversaciones sobre la venta de Meetup. El consejero general de la compañía, David Pashman, tenía una relación con un alto ejecutivo de WeWork y sugirió que las dos empresas hablen.

En agosto, Heiferman se reunió con el director ejecutivo de WeWork, Adam Neumann, y los dos rápidamente llegaron a creer que la unión de las dos compañías tenía sentido. Los cerca de 10 millones de pies cuadrados (unos 929.000 m2) en oficinas arrendadas de WeWork, distribuidos en más de 170 ubicaciones en 16 países, se usan principalmente durante el día. Por el contrario, las reuniones ocurren principalmente fuera de las horas de trabajo.

Ya unas 100.000 personas han asistido a una reunión de Meetup en un espacio WeWork, según las compañías. «Se necesita un espacio comunitario adecuado para eso», dijo Heiferman. «No se puede tener un sótano de iglesia mohoso ni el espacio que la gente usó en los viejos tiempos».

Pero Shiva Rajaraman, director de producto de WeWork, dijo que el acuerdo se había realizado por una razón más importante: ayudar a inculcar una sensación de comunidad más amplia en los espacios de la compañía.

«Se trata menos de la utilización y mucho más de la misión fundamental de conectar a las personas con su propósito», dijo Rajaraman. «Esta es una gran herramienta para presentar a las personas sus pasiones».

Meetup continuará operando como lo hizo, dijo Heiferman. Agregó que el modelo operativo ideal sería algo así como cómo funciona Instagram dentro de Facebook, o Zappos dentro de Amazon. (El director ejecutivo de Zappos, Tony Hsieh, está en el directorio de Meetup).

«Vamos a ser una parte central de WeWork», dijo Heiferman. «Hay una gran cultura de la que estamos orgullosos de ser parte».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)