C 28.00
V 29.40
C 32.50
V 35.50
C 1.20
V 1.90
C 8.40
V 9.40

CÁMARA DE INDUSTRIAS

Industriales alertan que otros seguirán pasos de Fumaya

Empresa anunció que dejará de producir y se dedicará a importar.

  •  
17 may 2017

El anuncio de una empresa que se desempeñaba en el sector metalúrgico desde hace más de 70 años, de que cesaría su producción en el país y se volvería 100% importadora de productos manufacturados en el exterior, renovó alertas sobre la suerte que correrá el resto de las firmas que se dedican a esta actividad en el país.

Fumaya, una compañía de corte familiar que se dedica a la fabricación de mobiliario para la oficina, soluciones para almacenamiento y, más acá en el tiempo, productos para el hogar, informó la semana pasada a sus clientes acerca de la decisión de cerrar su planta, informó ayer el diario El Observador.

Una fuente al tanto de la situación dijo a El País que se trata de una "reconversión" y que ahora se concentrará en la importación de productos. A la hora de explicar el porqué de esto, el informante argumentó que la pérdida de competitividad provocó que el negocio dejara de ser rentable.

La actividad industrial ya paró en la planta que Fumaya tiene en Paso de la Arena. Son 23 los trabajadores que, como consecuencia de esta medida, perdieron su empleo, informó Telemundo.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Relaciones Socio-Laborales de la Cámara de Industrias (CIU), Andrés Fostik, dijo a El País que "no pudieron con el costo país y lo que es el comercio exterior en algunos sectores de la industria". El de Fumaya, agregó el dirigente gremial, es un caso más de los "muchos" emprendimientos que, para seguir "subsistiendo" apelan a la reconversión. Para estas empresas la llave para "mantenerse vivas" es producir "cada vez menos" en suelo nacional y, en cambio, apelar a la compra de bienes terminados en el exterior.

"Cuanto más se hace en el país, menos chance de competir en el mercado se tiene", dijo Fostik. Además, añadió que este fenómeno se agudizará de ahora en más, fruto de la llegada desde fuera de fronteras de una oferta con precios "totalmente disímiles" a los nacionales, que tienen costos de producción "altos" y productividad "muy baja".

"No quedan grandes empresas metalúrgicas en el país. Había unas cuantas. Ahora habría que ver si queda alguna con más de 200 trabajadores", sostuvo.

Asimismo, también dijo que volverse importador neto "tampoco es la panacea" porque está íntimamente vinculado a cómo siga el tipo de cambio. "Mañana hay un golpe de timón por ese lado y se les complica", comentó.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.