MEDICINA ALTERNATIVA

¿Cuáles son las plantas medicinales más populares en Uruguay? Usos y precauciones

Las plantas medicinales son Uruguay una referencia para tratar distintas dolencias. A medio camino entre  efectividad y tradición, este tipo de flora es estudiado por distintas disciplinas que advierten sobre su poder curativo y los problemas que generarían al combinarse con medicina sintética.

Plantas medicinales. Foto: Gentileza de Elena Castiñeira
Plantas medicinales. Foto: Gentileza de Elena Castiñeira

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"Una planta medicinal es aquella que tiene principios activos”, explica la experta en la materia, Marión Aguilera, quien trabajó 40 años en el Jardín Botánico. Aguilera, es una de las referentes sobre el tema en Uruguay y dicta cursos sobre el cultivo y extracción de las diferentes propiedades que tienen estas floras.

Como muchas personas, Aguilera heredó parte de la pasión por las plantas de sus abuelas una historia que tiende a repetirse y que no es desconocida para el antropólogo Gregorio Tabakián. El especialista viaja por el interior del país acercándose a distintas comunidades para rescatar saberes que están quedando en el olvido y que tradicionalmente están en manos de curanderos.

Algo similar, pero desde un abordaje científico realiza la doctora en ciencias biológicas, Elena Castiñeira. La docente trabaja en el área de la etnobotánica una disciplina científica que busca “entender la interrelación entre personas y plantas, incorporando los diversos contextos culturales tradicionales (urbanos o rurales, por ejemplo)”.

Importancia

La relevancia de las plantas medicinales en la cultura es muy marcada y acompaña parte de las tradiciones locales, aunque no está claro si proviene de las desaparecidas poblaciones indígenas o de los inmigrantes europeos, sostuvo Tabakián.

“Para la antropología la medicina tradicional es esta, la que tiene más historia”, explicó el especialista. Además, Tabakián subrayó que las plantas no pueden ser consideradas como algunos rituales y simpatías que se realizan para curar enfermedades, ya que efectivamente tienen ciertas propiedades.

Tabakián especificó que para algunas comunidades del interior, el uso de este tipo de elementos supone el primer contacto con la medicina: “Generalmente en comunidades donde hay 100 km entre un poblado o ciudad más cercana, la principal fuente de atención está en la naturaleza, para ellos es importante el uso de las plantas. No se tratan enfermedades graves pero sí resfríos, alguna enfermedad crónica como el asma y dolencias puntuales”, afirmó.

Por su parte, la bióloga Elena Castiñeira, trabajó en la Reserva de Biosfera Bioma-Pampa Quebradas del Norte (Rivera) con un acercamiento más sistematizado y observó el uso de “159 plantas medicinales que corresponden a 75 familias botánicas, utilizadas para 30 fines terapéuticos”. Entre ellas hay “85 especies nativas y 74 exóticas”.

Las más importantes y utilizadas en Uruguay

Marión Aguilera explicó que existen distintas formas de extraer los principios activos de las plantas. En algunos casos se preparan infusiones, en otros se extraen los aceites esenciales e incluso hay formas de consumo como la masticación. 

Entre las plantas que la especialista destaca se encuentran las siguientes:

La Marcela 
(Achyrocline satureioides)
Marcela

“Es sensacional porque es capaz de recuperar neuronas. El laboratorio Clemente Estable demostró a través de su equipo que la planta ayuda a recuperar neuronas. Además de bajar el colesterol”, afirmó Aguilera.

El Llantén 
(Plantago major)
Llantén

“Tiene un antibiótico llamado kanamicina y es excelente para lavarte los ojos”, explica Aguilera. Además a esta planta se atribuyen propiedades antiinflamatorias y de desinfección.

El Anacahuita 
(Schinus molle)
Anacahuita. Foto: Wikimedia Commons

“Mezclada con cebolla es uno de los mejores remedios para los bronquios”, aseguró Aguilera

El Ceibo (Erythrina crista-galli)
(Erythrina crista-galli)
Ceibo

Se usa para aliviar dolores. “Sin embargo, en la historia se dice que se lo daban a los indígenas mezclado con caña brasilera como un sedante”, aseguró la especialista.

La Ruda 
(Ruta graveolens)
Ruda Foto: Wikimedia Commons

“Es muy buena para lavarse los ojos en el caso que tengan glaucoma y también es usada como abortivo pero eso puede ser peligroso”, sostuvo la especialista en plantas.

Congorosa
(maytenus iricifolia)
Congorosa. Foto: Wikimedia Commons

"Ees muy importante porque es capaz de inhibir el ácido clorhídrico en consecuencia te cura de los problemas de ulcera y gastritis”, aseguró Aguilera. Otra de sus propiedades es que ayuda a bajar el colesterol.

En tanto, otras de las destacadas por los especialistas Tabakián y Castiñeira, entre las más utilizadas fueron.

La Carqueja
(Baccharis articulata)
Carqueja Foto: Wikimedia Commons

Es utilizada para tratar la hipertensión, como diurético, adelgazante e incluso como viagra natural.

La Arnica
(Stenachaenium sp.)
Carqueja Foto: Wikimedia Commons

 Es considerada antiespasmódica, sedante nerviosa y aumenta el flojo sanguíneo en la pelvis.

La Sombra de toro
(Jodina rhombifolia)
Sombra de toro. Foto: Wikimedia Commons

Tiene diversos usos como curar la indigestión o resfriados. Además, se usa como un depurativo y para curar problemas bronquiales.

La Guazatumba 
(Casearia sylvestris)
Guazatumba

Se trata de una planta muy común en Tacuarembó que es utilizada para tratar venenos como la mordida de una serpiente.

Precauciones.

Las plantas no son inocuas, advierte la especialista Elena Castiñeira, y asegura: “Poseen principios activos con componentes principales y sustancias coadyuvantes, sustancias alergénicas y algunas potencialmente tóxicas”.

“Se desconoce qué reacción puede desplegar en el organismo la interacción conjunta de plantas medicinales y medicación sintética. Otros problemas se relacionan con la calidad de los productos que se consumen, dónde y cómo se cosechan”, subrayó.

Para prevenir problemas, explicó Castiñeira, quienes usan plantas medicinales deberían “brindar la información al médico de cabecera sobre el tratamiento complementario que el paciente toma y consumir productos que ofrezcan garantías de calidad”.

Por su parte, Tabakián aseguró que en Uruguay no hay suficientes estudios fitoquímicos y que debido a que ya no existe una cátedra llamada medicina botánica — que funcionó entre 1870 y 1930 en Facultad de Medicina— muchos médicos desconocen las consecuencias que pueden tener ciertas plantas con los medicamentos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)