DISPOSITIVOS

Lo que se sabe del próximo iPhone, el teléfono de Apple que está por llegar

Filtraciones hablan de tres cámaras traseras; analistas creen que no serán suficientes para atraer a los usuarios

iPhone 11
Posible diseño del iPhone 11

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una nueva generación de iPhone está a la vuelta de la esquina. Se espera que el 10 de septiembre Apple presente al iPhone 11, al iPhone 11 Pro y al iPhone 11 Pro Max que llegarán al mercado como sucesores de la línea de iPhone XS. Entre los rumores, se habla de más cámaras y nuevas funcionalidades. Pero el principal rumor es la resurrección del iPhone SE en 2020.

El evento, que se llevará a cabo en el auditorio Steve Jobs del Apple Park, en Cupertino, California, EE.UU., presentará los teléfonos, pero también tendrá anuncios en otros segmentos de la marca, como sus relojes inteligentes.
La línea, según filtraciones, tendrá un nuevo diseño. La diferencia más notoria sería el aumento del número de cámaras. Se habla de tres lentes para los modelos de iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max (que suceden al iPhone XS y al XS Max). El iPhone 11, que reemplazaría al iPhone XR, tendrá doble cámara trasera, de unos 12 MP.

Según el analista Mark Gurman de Bloomberg, esa nueva cámara no solo permitirá capturar más del mundo, sino que tendrá nuevos trucos de software. Al parecer, las tres lentes toman tres imágenes simultáneamente y pueden usar ese gran angular para poner en funcionamiento la inteligencia artificial, por ejemplo, para volver a enmarcar automáticamente una imagen para incluir a alguien a quien se le cortó la cabeza.

Algunos analistas como Ming-Chi Kuo han revelado recientemente que una de las lentes puede ser casi invisible y que la calidad de la cámara frontal aumentará de 7 megapíxeles a 12 megapíxeles. Los nuevos iPhone también tendrán mejores herramientas de edición de video.

Posibles características

Portales especializados apuntan a 4GB de RAM para el iPhone 11 y 6GB para el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max. Las capacidades de almacenamiento serían de 64GB, 256GB y 512GB. Sobre el tamaño no habría mucho cambio. El 11 Pro y el 11 Pro Max tendrán pantallas OLED de 5,8 y 6,5 pulgadas respectivamente. El 11 será de 6,1 pulgadas, pero la pantalla será LCD.

Con los iPhone de este año, el sistema Face ID puede recibir una gran actualización. Finalmente, el usuario podrá desbloquear de manera confiable su dispositivo sin tener que inclinarlo en el ángulo correcto. Eso se debe a que la tecnología de desbloqueo facial ahora podrá escanear un campo de visión más amplio del rostro.

También es probable que se añadan mejoras en la batería e, incluso, un sistema de carga inalámbrica inversa al estilo de los últimos modelos de Samsung o Huawei. Con esta medida, los usuarios podrán cargar los AirPods 2 apoyándolo en el iPhone.

Los tres teléfonos llegarán con una nueva generación de procesadores, los A13, un chip fabricado por Apple que sucederá al A12 y que se espera traiga mayores avances en inteligencia artificial.

Sobre los precios, según los rumores, Apple continuará coqueteando con la cifra de los US$ 1.000. El de “bajo costo” (el iPhone 11) estaría por encima de los US$ 900. El Pro rondaría los US$ 1.200 y el Pro Max los US$ 1.300.

iphone 11
Invitación para el 10 de septiembre

Poco optimista

Algunos analistas creen que estos teléfonos no serán suficientes para atrapar la atención de los consumidores. “Apple se está quedando más atrás que muchos de sus competidores en lo que respecta a la innovación general en una era en que la industria de los smartphones en su conjunto se ha estancado”, dijo Bob O’Donnell, de Technalysis. Y añadió: “Va a ser difícil entusiasmar a la gente con los nuevos iPhone”.

Neil Mawston, analista de Strategy Analytics, tampoco es optimista sobre una posible recuperación de Apple: “Es poco probable que los próximos modelos nuevos de este año cambien la tendencia. Habrá que esperar hasta una próxima ola de actualización” con un iPhone 5G en la segunda mitad de 2020.

¿Salvación?

El iPhone SE, que se presentó en 2016 a un precio base de US$ 400, seguía el modelo del iPhone 5S con un buen rendimiento y duración de la batería. Cuando Apple decidió subir sus precios, mató sin ceremonias al SE, eliminándolo de las listas de productos.

La desaparición del SE ha sido un punto doloroso para muchos fanáticos de Apple. No obstante, Nikkei informó que la empresa puede devolverles un producto económico basado en el iPhone 8 como una oportunidad para revertir la presión sobre sus ventas. La compañía es ahora el tercer fabricante de smartphones más grande del mundo, después de haber perdido el lugar número dos con Huawei. Las ventas del iPhone SE fueron de 30 millones en 2016 y otros 10 millones entre 2017 y 2018.

Es probable que alrededor de un tercio de los 900 millones de iPhone activos se actualicen en los próximos 12 a 18 meses, según Wedbush Securities. La gran pregunta es si los clientes comprarán el iPhone 11 o esperarán a 2020. (Con información de El Tiempo).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)