MARTINA CRISPO

La primera mujer sudamericana en la Academia Veterinaria de Francia es uruguaya

Martina Crispo, quien es responsable de la Unidad de Biotecnología de Animales de Laboratorio (UBAL) del Institut Pasteur Montevideo, ahora también integra la prestigiosa institución francesa.

Martina Crispo. Foto: Institut Pasteur Montevideo
Martina Crispo. Foto: Institut Pasteur Montevideo

Una uruguaya es la primera mujer sudamericana en ser nombrada miembro de la Academia Veterinaria de Francia, una institución que en sus 144 años de historia tuvo entre sus integrantes a científicos como Louis Pasteur y Camille Guérin, quien desarrolló la vacuna contra la tuberculosis (la BCG), entre muchos otros destacados profesionales.

Se trata de Martina Crispo, quien es responsable de la Unidad de Biotecnología de Animales de Laboratorio (UBAL) del Institut Pasteur Montevideo.

Desde allí informaron que fue propuesta para sumarse a la Academia como miembro correspondiente (categoría para profesionales que ejercen fuera de Francia no son franceses) por Xavier Montagutelli, responsable del Laboratorio de Genética Murina del Institut Pasteur de París, quien es miembro titular de la academia.

“La incorporación como miembro extranjero a la Academia Veterinaria de Francia es un gran orgullo a todo nivel, como veterinaria, como científica y como mujer, colocando a Uruguay en el mapa mundial en esta área”, dijo Crispo a El País.

La investigadora brindó algunos detalles sobre su flamante incorporación y explicó que “el proceso de selección es confidencial y lleva varios meses, la decisión final se toma en la asamblea general que se realiza una vez por año, y requiere amplia mayoría de todos sus miembros”.

La Academia Veterinaria de Francia, sostuvo, es una de las más prestigiosas y antiguas del mundo dentro de la rama de la medicina veterinaria y sus miembros son muy activos intercambiando información actualizada en diversas áreas así como generando documentos de opinión para asesorar a los diversos organismos gubernamentales de Francia y la Unión Europea.

“Personalmente es una satisfacción y un gran compromiso poder aportar los conocimientos adquiridos durante toda mi trayectoria”, agregó Crispo, contando que los miembros extranjeros tienen la oportunidad de abrir el panorama de la ciencia hacia otros países, generando una internacionalización de la misma, con aportes culturales relevantes.

“Ser la primera mujer sudamericana en integrarla es un honor y me llena de orgullo poder demostrar que la ciencia que hacemos en Uruguay con mi gran equipo de trabajo es reconocida a nivel internacional”, destacó.

Una gran oportunidad.

Para esta investigadora uruguaya pertenecer hoy a la Academia Veterinaria de Francia le permitirá tender puentes y generar redes científicas de interés, “más allá de las que tenemos hoy en día con varios laboratorios de Francia y de otros países de Europa”.

Es una gran oportunidad, dijo, para vincularse con investigadores de distintas áreas de la medicina veterinaria y que conozcan más en profundidad el trabajo que hacemos en el Institut Pasteur de Montevideo y en Uruguay.

“Nuestro laboratorio siempre ha estado a la vanguardia en cuanto a las tecnologías utilizadas en el mundo para generar estos animales genéticamente modificados, y esto lo hemos conseguido actualizándonos permanentemente y optimizando las herramientas disponibles. Es gracias a ello que hoy miran y reconocen nuestro trabajo desde Francia, generando nuevas oportunidades de colaboraciones científicas de alto impacto”, agregó Crispo.

Su trabajo en Uruguay.

La investigadora comenzó su trabajo en el Laboratorio de Biotecnología de la Reproducción de la Facultad de Veterinaria y luego se especializó, en Japón y en Francia, para en 2006 montar una Unidad Tecnológica de alto nivel en el Institut Pasteur de Montevideo que integra todas estas tecnologías.

Crispo compartió con El País detalles del trabajo que viene realizando en Uruguay.

En el Institut Pasteur, señaló, el trabajo diario que realiza con sus compañeros “concretamente consiste en generar ratones genéticamente modificados como modelos de enfermedades humanas tales como el cáncer, la obesidad, la diabetes o enfermedades reproductivas o neurodegenerativas”.

Los animales, añadió, luego se utilizan en el campo de la biomedicina para responder preguntas relacionadas a las causas de esas enfermedades, o por ejemplo para probar nuevos tratamientos y ver si tienen algún efecto positivo para la cura de la enfermedad.

“A la fecha hemos generado mas de 20 modelos animales con distintos objetivos que están siendo utilizados por nosotros, así como por investigadores de Uruguay y de otras partes del mundo como Argentina, Chile, Estados Unidos y algunos países de Europa. Nuestro laboratorio fue montado en 2006 junto con la inauguración del Institut Pasteur de Montevideo, y es uno de los muy pocos laboratorios que manejan estas tecnologías en Sudamérica. En estos años nos hemos posicionado como centro de referencia en la región, estando a la altura de las plataformas tecnológicas del primer mundo”, explicó.

Por sus trabajos recibió el Premio de la Academia Nacional de Veterinaria de Uruguay en 2009. En 2014 incorporó a nivel local la herramienta CRISPR, mundialmente revolucionaria para la edición del genoma, generando modelos animales para estudios en el área del cáncer, enfermedades neurodegenerativas, reproductivas y metabólicas.

Una prestigiosa investigadora, en una prestigiosa institución.

Martina Crispo es Doctora en Medicina y Tecnología Veterinaria, formada en la Universidad de la República.

Se ha especializado en el área de generación de modelos animales genéticamente modificados y biotecnologías de la reproducción asociadas, tales como la fertilización in vitro y criopreservación de embriones y esperma.

Trabajó en el Laboratorio de Biotecnología de la Reproducción de la Facultad de Veterinaria y luego se especializó, en Japón y en Francia, para en 2006 montar una Unidad Tecnológica de alto nivel en el Institut Pasteur de Montevideo que integra todas estas tecnologías.

La investigadora uruguaya que hoy está ingresando a la prestigiosa Academia de Veterinaria de Francia también realizó su doctorado en Ciencias Médicas relacionado a esta temática, en el programa PROINBIO de la Udelar.

Crispo explicó que las herramientas para realizar modificaciones genéticas en animales no estaban disponibles en Uruguay en este formato, por lo tanto, esta plataforma tecnológica fue “un hito para nuestro país”, permitiendo el acceso de los investigadores nacionales y regionales a modelos animales genéticamente modificados que no eran de fácil disponibilidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error