TECNOLOGÍA

¿Podrá triunfar Huawei con HarmonyOS donde otros han fracasado?

Microsoft y Samsung fracasaron con sus sistemas operativos Windows Phone y Tizen, respectivamente; la china lanza ahora el ecosistema HarmonySO; ¿en qué se diferencia?

HarmonyOS Huawei
Smartphone con HarmonyOS. Foto: AFP

Desde 2008, cuando se lanzó el primer teléfono Android, el HTC Dream, algunos fabricantes han tomado acciones contra el sistema operativo que hoy domina el mercado, pero todas terminaron en fracaso. En el rubro de smartphones, el perfil más alto lo tuvieron los experimentos de Samsung con Tizen, pero que ahora aparece relegado a su línea de relojes inteligentes.

El último teléfono con Tizen fue el Samsung Z4 en mayo de 2017. Otro intento por ser el tercer sistema operativo para smartphones (iOS, de Apple, es el segundo), Windows Phone, de Microsoft, nunca despegó a pesar de las prometedoras características como los mosaicos en vivo y la integración con Microsoft Office y un buen hardware. Todavía no está totalmente muerto: la seguridad y otras actualizaciones para Windows 10 Mobile finalizarán el 10 de diciembre.

No obstante, Windows Phone y Tizen sufrieron el mismo problema fatal: la falta de aplicaciones de terceros y un agujero donde debería haber una propuesta clara para diferenciarlo de Android.

Y ahora lo intenta Huawei con HarmonySO.

¿Qué ofrece HarmonyOS y por qué surge?

Huawei, segundo fabricante mundial de móviles, se vio atrapado en mayo en la guerra comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China. En consecuencia, las empresas estadounidenses ya no están autorizadas, en teoría, a venderle productos tecnológicos. Esta prohibición afecta a Google y al suministro de su sistema operativo Android, que equipa la inmensa mayoría de los teléfonos móviles en el mundo, incluidos los de Huawei.

“Si no podemos utilizarlo más, podremos pasar todas nuestras aplicaciones a HarmonyOS”, declaró Richard Yu, director ejecutivo de la división de consumo de Huawei. Y agregó: “Podríamos hacerlo inmediatamente, pero nuestra prioridad es aún la de seguir utilizando el ecosistema Android”.

¿Qué ofrece HarmonyOS? Es un sistema operativo de microkernel de código abierto diseñado para funcionar en una amplia gama de dispositivos conectados. El kernel o núcleo del sistema gestiona la comunicación entre el hardware y el software, permite que el sistema operativo y las aplicaciones puedan hacer uso del procesador, de la memoria y de los demás componentes; gestiona eventos críticos y permanece activo hasta que el equipo deje de funcionar. Un microkernel es más compacto gracias a una estructura modular, es decir, se ajusta a cada dispositivo.

Para Huawei, es una apuesta más eficiente. El plan es aplicar HarmonyOS a todo tipo de dispositivos: para empezar a televisores, luego a electrodomésticos, wearables, automóviles y –por ahora todavía es un quizás– smartphones (los próximos modelos de la línea Mate llegarán con Android 10 y no con HarmonyOS). Un microkernel permite tener un componente base universal que se adapta a los recursos de cada dispositivo.

Aquí está la principal diferencia con Windows Phone y Tizen, de acuerdo a David Moheno, director de Relaciones Públicas de Huawei. “No eran sistemas de código abierto y la arquitectura era distinta. HarmonyOS puede integrarse a una amplia gama de dispositivos con kilobytes de memoria hasta con gigabytes. Windows Phone y Tizen están limitados”, dijo en entrevista con El País.

HarmonyOS Huawei
Presentación de HarmonyOS. Foto: AFP

Y añadió: “Pensar que HarmonyOS tendrá el mismo destino (que Windows Phone y Tizen) es pensar que solo se puede integrar con un perfil de hardware cuando no es así”.

Al tratarse de un sistema abierto, cualquier desarrollador puede modificarlo y adaptarlo para sus creaciones. De esta forma, Huawei espera que no sea utilizado solo por la empresa, sino que se construya un ecosistema global “robusto”. Al mismo tiempo, al tratarse de un microkernel, Moheno aseguró que una aplicación es compatible con toda la plataforma, sin importar el dispositivo. Esto es una diferencia con Google y Apple que tienen otras versiones de sus sistemas operativos para el internet de las cosas.

Brian Barrett, analista de la revista especializada Wired, lo dice claro: “Sin aplicaciones, HarmonyOS tiene poco que ofrecer. A pesar de que Huawei anunció una inversión millonaria para lograr que los desarrolladores se unan, esas aplicaciones pueden ser difíciles de conseguir. Podrán transferir aplicaciones de Android a HarmonyOS, pero ese proceso puede no valer la pena para muchos”.

Una mejor comparación para HarmonyOS es Fuchsia de Google. Los detalles son limitados pero, al igual que HarmonyOS, es un sistema operativo de microkernel de código abierto diseñado para funcionar en una amplia gama de dispositivos conectados.

Mientras tanto, Moheno recordó los planes de la compañía china: “No tenemos la menor intención de dejar de trabajar con Android, salvo que haya un aspecto legal que nos lo impida”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)