VERANO 2020

Piriápolis cada vez vibra más: las claves para visitar los lugares energéticos del balneario

Uruguay es más energético de lo que muchos piensan: por ejemplo, las Sierras de las Ánimas vibran de manera similar a Ollantaytambo en el Valle Sagrado, uno de los lugares con más energía de Perú.

Piriápolis místico. Foto: Ricardo Figueredo
Un recorrido por algunos lugares de Piriápolis, una ciudad mística

En la Sierra de las Ánimas algunos meditan. En el Cerro del Toro casi todos beben el agua que sale del monumento. En la Fuente de Venus se sacan fotos y toman mate en los bancos del lugar. En Piriápolis hay lugares hermosos, pero con características que van más allá de lo visual o histórico. ¿Por qué beben el agua del toro? ¿Por qué llegan locales y extranjeros a trabajar en su búsqueda interior? ¿Por qué la Virgen de los Pescadores está en el lugar que está y no en otro?

Las respuestas a estas interrogantes nos llevan a tiempos remotos, cuando las antiguas civilizaciones aprovechaban los lugares energéticos para construir templos y monumentos religiosos. Esa energía concentrada es producto de las radiaciones que emanan del interior de la Tierra y su correspondencia cósmica, que provoca que en algunos sitios haya vibraciones más altas de lo normal.

Actualmente existe una ciencia que mide estas radiaciones y vibraciones: la geobiología. Al utilizar las técnicas de biorresonancia o radiestesia, expertos encontraron en Piriápolis hace algunos años varios puntos de alta concentración energética.

Todo esto nos conecta con el legado del fundador de la ciudad, Francisco Piria, que en cada lugar de fuerza dejó un monumento, una construcción o símbolos. Además, en los últimos años se registró un incremento de esta energía concentrada.

El País realizó un recorrido con Carlos Rodríguez, técnico en biorresonancia y geobiólogo, que desde hace 20 años organiza tours guiados por la ciudad.
El referente brindó detalles de tan solo algunos de los lugares más energéticos de Piriápolis, un sitio místico.

El Cerro del Toro.

Es uno de los puntos más energéticos de Piriápolis. En la ladera del cerro está la estatua del toro en bronce que fue traída expresamente desde Francia por Piria. De su boca sale un chorrito de agua de la que beben todos los visitantes.

Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo
Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo

Piria decía que esa agua “tenía propiedades salutíferas”, contó Rodríguez. Y dijo que “hace unos dos años conseguimos un contador Geiger y constatamos que esa agua tiene radioactividad. Tiene 40 CPM (la medida del contador viene expresada en cuentas por minuto) y para dar una idea, hasta 50 CPM es bueno para la salud. Más de eso es nocivo. Pero esta es un agua radioactiva que la podés tomar y te produce una carga iónica de diferente vibración”.

La Fuente de Venus.

Ubicada sobre la Avenida 25 de Mayo, es una réplica de la que está en Villa Paravicini, Italia. Construida por Piria, antiguamente estaba conectada con la del Toro y compartían el agua. Rodríguez detalló que la fuente representa “la fuerza del triunfo o la victoria en todos los aspectos de la vida”. Explicó que caminando de determinada forma y visualizando ciertas cosas, la persona “activa esa virtud”.

Fuente de Venus. Foto: Ricardo Figueredo
Fuente de Venus. Foto: Ricardo Figueredo

El geobiólogo dijo que este lugar “vibra cuatro veces más que nuestro plexo solar (red nerviosa que se ubica a la altura del corazón). Es un lugar que vibra más que uno, porque está en un campo geomagnético ancho”. Agregó que “en los últimos años subió la vibración” de este sitio, pero es algo que sucede a nivel global: “En los últimos tres o cuatro años notamos que las vibraciones subieron en todos lados. Yo hace 10 años que mido también, por ejemplo, en el Valle Sagrado de los Incas y en Machu Pichu”, sostuvo.

La Virgen de los Pescadores.

La Virgen Stella Maris, conocida como la Virgen de los Pescadores y ubicada en la piedra fundacional de la ciudad, en el ascenso al cerro San Antonio, es un lugar que también vibra tres veces más que nuestro plexo solar, señaló Rodríguez.

La Virgen de los Pescadores. Foto: Ricardo Figueredo
La Virgen de los Pescadores. Foto: Ricardo Figueredo

“Allí suelen ir los peregrinos a hacer sus pedidos. Es un lugar para pedir y se pueden aprovechar las vibraciones y fuerzas de algunas fechas como, por ejemplo, Semana Santa”, agregó. Esta estatua completa una trilogía de monumentos hecha por Piria, junto con la Fuente del Toro y la Fuente de Venus.

La Iglesia de Piria.

Piria comenzó con la construcción en 1917, pero la iglesia nunca fue consagrada como tal por la curia de la época, por contener ornamentos que simbolizaban la Alquimia.

Es también un centro de fuerza”, dijo Rodríguez, pero explicó que no está habilitado para visitas al público ya que se encuentra en riesgo de derrumbe, tras años de abandono.

“Es un centro neurálgico energéticamente y en el centro de la iglesia hay vetas de líneas subterráneas anchas y vetas de agua subterránea, como en todo templo bien construido, como se hacía antiguamente”, contó.

El Castillo Pittamiglio.

Rodríguez dice que es “la frutilla de la torta” en este recorrido místico. Construido en 1956 por el arquitecto Humberto Pittamiglio, vinculado a la alquimia y discípulo de Piria, este lugar tiene mucha energía y por eso allí se hacen meditaciones y fogones en fechas especiales.

Castillo Pittamiglio. Foto: Ricardo Figueredo
Castillo Pittamiglio. Foto: Ricardo Figueredo

“Está hecho de una manera en que se aprovechan las energías del campo geomagnético, las vetas de agua subterráneas y las vibraciones”, explicó el geobiólogo. Hay varios “centros de fuerza” y sobre esos lugares hay símbolos o monumentos.

Además, los caminos del jardín llaman la atención. Son lindos, pero, por supuesto, fueron hechos con una intención: “Es un laberinto iniciático. El iniciado sabe por dónde tiene que caminar, según las virtudes que tenga que desarrollar dentro de lo que son los 22 senderos del árbol de la vida. Además, esto es un templo a cielo abierto. Los alquimistas trabajan mucho con la madre naturaleza, así se conectan con las fuerzas, el aire, la tierra, el fuego y el agua. Ese es el mensaje que nos deja Pittamiglio”.

"Uruguay es más místico y energético de lo que pensamos".

Desde la antigüedad, las diferentes culturas medían el campo geomagnético. “Es algo que manejan los iniciados, pero la humanidad lo hace desde tiempos remotos, lo hacían los egipcios, el imperio chino, el romano, los mayas, los aztecas, los incas”, explicó el geobiólogo Rodríguez.

Agregó que muchos extranjeros llegan a Piriápolis por su misticismo: “A muchos les hablaron de este lugar cuando pasaron por Machu Picchu. He conocido también a monjes tibetanos que vinieron a meditar desde Grecia”.

Según Rodríguez, “Uruguay es más místico y más energético de lo que pensamos”.

¿Cómo se mide la energía de los lugares?

La energía, que en algunos lugares del mundo es más elevada que en otros, se mide a través de ciertos métodos como la biorresonancia o la radiestesia.

Rodríguez mostró durante el recorrido por el Castillo Pittamiglio de Piriápolis, ayudado con unas varillas de bronce diamagnéticas (dos varillas de unos 30 centímetros en forma de L que se sostienen una en cada mano) las vetas de agua subterráneas que hay en este sitio y que marcan las energías.

Carlos Rodríguez. Foto: Ricardo Figueredo
Carlos Rodríguez. Foto: Ricardo Figueredo

Explicó que cualquiera puede aprender a hacer estas mediciones, ya que se trata de una reacción neuromuscular.

TOUR

Un recorrido místico por la ciudad que creó Piria.

Desde hace 20 años se realiza en Piriápolis un recorrido que sigue el legado iniciático de Francisco Piria, fundador de la ciudad. “Cada vez que salimos o hacemos nuevas investigaciones hay cosas nuevas; es un libro que no termina”, dijo Rodríguez, guía de este tour que actualmente se realiza cada domingo. Durante el verano, además, también se sale los miércoles.

En el recorrido, que dura unas cuatro horas y es gratuito, se explica la simbología relacionada con la Kabalah, la Alquimia y se hacen meditaciones en lugares de fuerza. Rodríguez dijo que en esos sitios que se visitan está la fuerza de la naturaleza y es bueno saber que más allá de ir a tomar mate, de sacar fotografías y de verlo como un paseo, si se camina de determinada manera y se respira de cierta forma uno puede conectarse con esa fuerza.

La idea de estos tours es que quien no está inmerso en estos temas se quede con información; “se lleve la experiencia y después siga su propio camino”, dijo Rodríguez. Piria incluso dejó geometrías con las calles: “Nosotros mostramos en el recorrido algunos mapas originales de 1912 y 1932 donde se explica toda la geometría y cómo se camina de un lugar a otro, visualizando determinado arquetipo o forma para percibir esa energía. Eso es Piriápolis místico, pero no es lo mismo contarlo, hay que vivir la experiencia”. Los interesados en consultar pueden comunicarse al 099152953.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)