OJOS QUE NO VEN, CORAZÓN QUE SÍ SIENTE

El mundo de la danza para las personas con discapacidad visual

En Uruguay hace falta investigar sobre audiodescripción en la danza para personas ciegas.

Danza Inclusiva

Siendo apenas una niña, Nicole Viera ya había encontrado a su gran amor: la danza. Le llamaba especialmente la atención el ballet, el tap y el flamenco. Su madre la acompañaba a los espectáculos y le describía todo lo que pasaba sobre el escenario. Porque Nicole no solo es bailarina, sino que también es ciega.

Motivada por su interés en la audiodescripción, los días 10, 11 y 12 de junio Nicole participará del Seminario de audiodescripción y danza coordinado por Victoria Pin y Catalina Artecona.

Arte accesible.

Cada vez es más común encontrarse con la audiodescripción en museos, exposiciones de arte o paseos. Se trata de una herramienta de accesibilidad que “traduce elementos visuales a un texto que se escucha”, explicó Victoria Pin, fisioterapeuta y coordinadora del evento.

Adoptar este recurso en la danza es particularmente complejo porque “el grueso de la información es movimiento”. En el caso de un solo con un ritmo lento, puede detallarse qué parte del cuerpo se mueve y hacia dónde lo hace, pero si es un grupo de baile podría describirse algo más general como ‘hacen una línea y patean hacia adelante’. Y no solo se hace énfasis en los movimientos, sino también en “la energía que el intérprete le está aportando”.

La audiodescripción es diferente para cada obra. En el ballet, por ejemplo, hay un argumento planteado, por lo que “es más importante qué está pasando entre los personajes y no tanto si uno levantó la pierna y giró”, expresó Pin. Por su parte, en la danza contemporánea el foco está en “describir cuál es la sensación y dónde está la atención del intérprete”.

Un espacio para tratar temas poco trabajados.

Nicole Viera se enamoró del flamenco escuchando el sonido del taconeo, las castañuelas y las palmas, y del ballet sintiendo los saltos y deslizamientos. Asimismo, se hizo fan del tap a partir de los dibujitos animados: “Es una danza que hace ruido, entonces la podía identificar a pesar de no verla”.

Participa en el Seminario de audiodescripción y danza este 10, 11 y 12 de junio porque siempre le ha parecido “importantísimo y necesario que existieran espacios para trabajar sobre estos temas”. Como asesora en accesibilidad, ha trabajado con el Sodre para audiodescribir espectáculos de ballet y en el camino se ha encontrado con “muy poco material”. De esta manera, considera que “está bueno generar espacios de formación y registro”.

Romper barreras.

Nicole Viera empezó bailando folclore en 2012, en las Escuelas de Educación Artística de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). En 2018 formó parte de una comparsa inclusiva llamada Balelé. No obstante, pudo ingresar a una academia de ballet recién en 2019, porque fue “bastante complejo” encontrar a un docente que quisiera enseñarle.

“Hubo gente que no respondió, gente que dijo ‘después te avisamos’ y nunca avisaron, y hubo gente que me dijo que sí, pero no me daba una beca y yo no podía pagar las clases”, contó Nicole. Eso hizo que le diera mucho miedo bailar: “Si la gente que sabe te dice que no, ¿Qué vas a pensar?”

Con el apoyo incondicional de su familia, finalmente ingresó a la Academia Ballet Pirouette. Ahora tiene 20 años y toma clases en Minetti Ballet Studio y también de forma particular con Carla Latorre.

Para Nicole, a veces puede ser difícil “romper la barrera que hace que el docente te vea como alguien sumamente rompible y vulnerable por tener una discapacidad”. No le pasó siempre, pero en algunos casos notaba “cierto temor” por parte de sus profesores para soltar y confiar en ella y enseñarle lo mismo que a los demás. Y es que “a una persona ‘rompible’ no la hacés saltar”.

“Yo guardo todas mis zapatillas, pero las que más atesoro son unas que tengo todas rotas porque la docente me exigió igual que al resto y eso para mí es sumamente valorable”, relató.

Nicole Viera
Nicole Viera sueña con bailar en una compañía de ballet profesional.

La propuesta.

Victoria Pin se ha vinculado con la danza inclusiva desde hace casi 20 años. Entre el 2003 y el 2007 formó parte del grupo de danza integradora Pata de Cabra, dirigido por Lila Nudelmann, y después dirigió obras como En mis zapatos (2013) y Aparejo (2016) donde trabajó con personas con y sin discapacidades. Sin embargo, hasta ahora no había participado en propuestas con personas con discapacidad visual.

“Si bien compartimos el escenario con grupos muy diversos, nos dimos cuenta de que faltaba hacer accesibles nuestras obras para el público con discapacidad sensorial”, señaló Pin. Con esa inquietud, comenzó a explorar la temática junto a Nicole Viera y Catalina Artecona. Presentaron la idea del Seminario de audiodescripción y danza en un concurso del Programa Fortalecimiento de las Artes del Departamento de Cultura de la Intendencia de Montevideo y su propuesta fue seleccionada entre las ganadoras. El Teatro Solís lo incluyó dentro del Programa Solís Inclusivo. “Ellos venían implementando esta línea de trabajo así que nos dieron el espacio”, contó Pin al diario El País.

Según Nicole Viera, “todos los espectáculos artísticos deberían tener audiodescripción”. En este sentido, señala que puede ser que haya personas ciegas que no quieran escucharla, “pero es importante que exista la opción y que la persona pueda elegir”.

El seminario tendrá lugar el 10, 11 y 12 de junio en la Sala Delmira Agustini del Teatro Solís. Participarán las investigadoras Florencia Fascioli y Carolina Silveira, así como también la bailarina y asesora en accesibilidad Nicole Viera. “Lo pensamos como un espacio de investigación, de hacernos preguntas y realizar experimentos”, mencionó Victoria Pin. Se incluirá una parte teórica y otra práctica con ejercicios de creación para ensayar cómo audiodescribir danza y cómo integrar la audiodescripción a la composición.

La entrada es gratuita con inscripción previa que se realiza ingresando al siguiente link: https://bit.ly/Audiodescripciónydanza. Se invita a participar a bailarines/as, audiodescriptores/as, personas ciegas con interés en la danza y personas interesadas en general. La producción está a cargo de Gabriela Larrañaga. Las inscripciones cierran el 30 de mayo y se confirmarán los inscriptos el 3 de junio vía mail.

Ser y sentirse bailarina como las demás.

En abril de 2022, Nicole Viera participó del Festival Sin Límites, el primer Festival Internacional de Artes Escénicas Inclusivas en Uruguay. El mismo fue organizado por el Sodre con el apoyo del Fondo Espacios Europeos de la Cultura (EUNIC). “Una de las cosas que más me marcó fue poder interactuar con bailarines de ballet profesionales, porque me hicieron ver que muchas de las cosas que yo necesito son cosas que todos necesitamos”, mencionó Nicole.

Para ella, a veces puede ser difícil no sentir que “hay cosas que te pasan solo por no ver”. Sin embargo, en aquel festival muchos bailarines le dijeron cosas como ‘no te preocupes, que eso de que se te tensen los hombros nos pasa a todos’, o ‘‘tranqui, que a nosotros también nos tienen que marcar el centro del escenario y a veces el perímetro para estar seguros cuando estamos bailando’. “Me sentí como una bailarina más y pude estar segura de que voy a poder bailar de forma profesional igual que el resto de las personas”, expresó Nicole.

A su vez, ha tenido “muy buenas experiencias” cuando se trata de bailar en grupo con personas que sí pueden ver. “Siempre me sentí muy cuidada y lo viví como un espacio de mucha confianza y amor”, sostuvo en diálogo con El País.

Ahora, más motivada que nunca, Nicole sueña con bailar en una compañía de ballet profesional. “A las personas con discapacidad nos tienden a encasillar en la danza contemporánea, que me gusta mucho, pero mi verdadero amor es el ballet”, aseguró. Y agregó: “Ese es mi gran sueño y que me dejen seguir aprendiendo es el otro”.
Este 10, 11 y 12 de junio participará en el Seminario de audiodescripción y danza junto a otras dos invitadas.

Crear desde lo que cada uno es.

Para Victoria Pin, la participación de personas con alguna discapacidad en la danza “aporta una diversidad y riqueza enorme”. En este sentido, se ha interesado en la danza inclusiva motivada por la posibilidad de “crear desde lo que cada uno es”.

Una de las cosas que cuestiona de la audiodescripción tradicional es el hecho de que “alguien de afuera venga y describa”, como si se buscara cierta “objetividad” o “neutralidad”. Según subrayó, actualmente hay autores que plantean la necesidad de formar un equipo en donde alguna persona que trabaje dentro de la obra “pueda aportar qué cosas hay que resaltar o qué se considera más importante describir”.

El objetivo del Seminario de audiodescripción y danza no solo es impulsar la accesibilidad en la danza, sino también compartir puntos de vista e “investigar creando”. El viernes 10 será de 18 a 21 hs, el sábado 11 de 10 a 17.30 hs y el domingo 12 de 11 a 14 hs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error