EXPERIENCIAS

Familias anfitrionas: uruguayos que reciben a estudiantes de intercambio en sus casas

Son muchos los adolescentes que eligen Uruguay como destino para sus intercambios estudiantiles y por cada uno que llega hay una familia local que los recibe como un miembro más del hogar.

En la foto se ve a Iris de Finlandia (derecha) junto a su familia anfitriona. Foto: flia Brum
En la foto se ve a Iris de Finlandia (derecha) junto a su familia anfitriona. Foto: familia Brum

Cada vez son más los jóvenes de distintas partes del mundo que eligen a Uruguay como su destino de intercambio. Días atrás El País informaba que en agosto estarán llegando unos 60 estudiantes a través de de la organización AFS Programas Interculturales.

Y a mediados de agosto, también, llegarán a nuestro país otros 30 adolescentes provenientes de Estonia, Finlandia, Eslovaquia, Suiza, Estados Unidos y Alemania, a través de Youth For Understanding (YFU).

Esta organización internacional trabaja en Uruguay desde hace 60 años y ya ha posibilitado más de dos mil exitosos intercambios. Por estos días están convocando a las familias uruguayas a sumarse a la experiencia de recibir en su hogar un estudiante de intercambio.Los 30 jóvenes fueron seleccionados por YFU principalmente por su interés de conocer la cultura, historia y un fuerte compromiso en formar lazos con nuestra tierra.

Una experiencia para el estudiante y la familia.

Silvia Brum, quien vive en Las Toscas de Caraguatá, departamento de Tacuarembó, es una uruguaya cuya familia ya ha recibido a varios estudiantes de intercambio. Actualmente quien se está hospedando en su hogar de este pequeño pueblo, en el que viven alrededor de mil personas, es Iris, de Finlandia.

Silvia contó a El País que lo que la motivó a recibir en su casa a estudiantes de intercambio fueron “las ganas de conocer personas de otras culturas y con otras costumbres diferentes a las nuestras”. Señaló que “los chicos llegan a Uruguay con muchas ganas de intercambiar ideas, de conocer nuestro país y es un placer ayudarlos”.

Para ellos, recibirlos es “una experiencia muy enriquecedora, porque ellos pasan a formar parte de tu familia ya que los tratamos como a un hijo más. Yo tengo tres hijos y dos de ellos ya fueron de intercambio a otros países y otro va este año”. Silvia aclaró que, igualmente, “si recibes a un estudiante no necesariamente tienes que mandar a tus hijos de intercambio” y recomendó a que más familias se sumen como anfitrionas ya que “es gratificante, porque se crea un vínculo de por vida que cambia tu forma de ver el mundo. Ellos se siguen comunicando al volver a su país y se van pensando en volver a Uruguay”.

Con Iris, ya son cuatro los estudiantes que Silvia recibe en su casa. “Primero fue Johannes de Alemania, que volvió a visitarnos con sus padres. Después vino May de Finlandia y también volvió a Uruguay el año pasado. Recibimos además a Triziah de Alemania, quien se fue el año pasado y también seguimos en comunicación. Ahora tenemos en casa a Iiris y ya estamos lamentando que se va en agosto”, dijo.

Están abiertas las inscripciones para ser anfitrión.

“En el marco de su 70 aniversario YFU Uruguay sigue haciendo posible que estudiantes de todo el mundo puedan venir a vivir y estudiar a Uruguay para conocer nuestra cultura y formar lazos para toda la vida. Sin embargo, este programa solamente es posible gracias a familias anfitrionas de todo el país que voluntariamente abren las puertas de su hogar y su corazón para compartir nuestra cultura y además conocer de primera mano otra cultura a través del nuevo integrante de la familia. Cada vez crece más el interés de conocer Uruguay y es por eso que necesitamos más familias anfitrionas”, dijo a la prensa Micaela Castro, directora nacional de la organización en Uruguay.

A pesar de la pandemia de coronavirus que ya lleva más de un año, el programa de familias anfitrionas sigue activo y cumpliendo con las precauciones necesarias para asegurar la salud de los participantes. Hubo que adaptarse a la nueva normalidad sumando protocolos de seguridad sanitaria, cuarentenas, hisopados, certificados de vacunación y demás medidas.

Los jóvenes que llegarán el próximo mes tienen entre 15 y 18 años, asisten al liceo y cuentan con el apoyo de YFU durante todo el programa, mientras que las familias anfitrionas también son acompañadas con las orientaciones necesarias.

Castro dijo que lo más importante en relación a la selección de familias es que deseen “integrar a un nuevo miembro a su hogar, y abrir su mente y su corazón para enseñar nuestra cultura y aprender una nueva. Las familias asumen la alimentación del estudiante como un miembro más de la familia. El resto de los gastos están cubiertos por el estudiante y el programa. Las familias son voluntarias, esto significa que no reciben una remuneración a cambio. La idea es que el estudiante no es un huésped sino un miembro más de la familia que se adaptará a la dinámica habitual y colaborará con las tareas del hogar”.

Antes de que el estudiante llegue a Uruguay en agosto, las familias anfitrionas participarán de una orientación a cargo de YFU Uruguay.
Parte del objetivo del programa es que el estudiante aprenda español, por tanto no es un requisito indispensable que la familia hable otro idioma.

Para inscribirse:

Para obtener más información o postularse como familia anfitriona, los interesados pueden enviar un correo electrónico a [email protected] o comunicarse al teléfono 24065054.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error