LA COCINA DE A PUNTO

Diego Ruete y la importancia de la educación alimentaria

Con sus ideas y talleres utiliza la cocina como herramienta educativa. 

Diego Ruete
Diego Ruete

Es chef y educador preescolar. Diego Ruete se describe como una persona inquieta por encontrar posibilidades que mejoren la calidad del desarrollo de los niños y está convencido de que la vida saludable y conectada a la naturaleza es algo posible aún viviendo en la ciudad.

Y fue justamente esa inquietud de la que habla la que lo llevó a fundar, hace ya más de quince años, Petit Gourmet, un espacio en el que trabaja para promover la conexión de los niños con la naturaleza, sobre todo a la hora de sentarse en la mesa y alimentarse.

“Como educador preescolar, al abrir las viandas me di cuenta de la desconexión, y muchas veces del poco amor que nosotros los padres ponemos a la hora de envasar el almuerzo para los niños. Luego, estudiando cocina y formándome como cocinero logré unir mis dos vocaciones para crear este concepto que es la ‘edu-cocina’”, cuenta.

“Hacemos de los niños agentes de cambio”, señala el chef. Y explica que en los talleres que brinda los pequeños experimentan y manipulan ingredientes a los que quizás no están acostumbrados.

Entonces, dice, es ese el momento en el que nace “ese natural interés por transformar las cosas y por ver los cambios que se dan en la naturaleza. Cuando estamos en la huerta, por ejemplo, vemos cómo una semilla se transforma luego en un alimento y toda esa magia los niños espontáneamente la llevan a su casa”, señala.

Ruete sostiene que “allí hay un disparador para que los padres que entienden lo que es la educación alimentaria puedan aprovecharse de ese nuevo interés de sus hijos para fortalecerlo en casa y encontrar en la cocina una zona para relacionarse y para fortalecer ese relacionamiento en la familia”.

Sobre el trabajo en la huerta, agrega que el mismo favorece también la relación del niño con el medio ambiente: “Y se da un descubrimiento que para muchos tristemente significa darse cuenta que la comida no sale del supermercado”.

Como educador, entiende que el tema de la alimentación saludable en los niños es algo que tiene que ser trabajado en conjunto. “Si desde la dirección del centro educativo y desde la familia no estamos en armonía luchando por el mismo objetivo es muy difícil lograrlo. Si no hay una unión con un fin común, los que luchamos por la educación alimentaria tenemos grandes rivales, muchas veces casi imbatibles, que luchan por vender productos alimentarios que no son alimentos y que son masivos. Porque son pocos los que le hacen marketing a los vegetales y a una cocina más saludable, sin tanta azúcar, sin tanta grasa, sin tanta sal”.

Visitá la página de A Punto para ver todas las recetas de Diego Ruete

“La huerta es un proceso mágico”

 “La huerta es una iniciación en los procesos biológicos. Es un proceso mágico: transformar una semilla, cuidarla, cosecharla para consumirla. Es la mejor forma de reconectar a los niños con una alimentación saludable, enseñándole a respetar la tierra, el agua y su propio cuerpo mostrándole de primera mano el origen de los alimentos y favoreciendo su relación con el medio ambiente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)