SALUD

5.000 voluntarios dispuestos a salvar vidas en las calles

La ONG Helpers ha logrado capacitar a miles de personas en primeros auxilios para actuar en casos de emergencia.

Foto: Helpers
Foto: Helpers

Paros cardíacos, accidentes de tránsito y hasta un apuñalado han sido alguno de los casos que han tenido que atender los voluntarios en primeros auxilios que pertenecen a la ONG Helpers, una red conectada a través de una aplicación móvil que busca brindar ayuda “en los primeros minutos” ante casos de emergencia.

Desde que comenzó a funcionar la aplicación –en mayo de 2017– se han capacitado más de 5 mil personas que han participado en unos 140 casos de emergencia. La mayoría de los capacitados están en Montevideo, aunque también ha tocado instruir a voluntarios en Maldonado, Mercedes y Fray Bentos.

Según contó a El País André Fremd, uno de los integrantes de Helpers, el objetivo es que, en un año y medio, logren capacitar a 20 mil personas en todo el país.

“Estamos buscando diferentes formas de financiación y buscando el apoyo de empresas para llegar a esa meta. Hasta el año pasado nos sustentábamos a través de donaciones y capacitábamos gratuitamente a todo aquel que quería y aunque nos encantaría poder seguir capacitando gratis, por un tema de recursos económicos tenemos que cobrar los cursos”, explicó Fremd.

Desde Helpers están disponibles para capacitar a todo aquel que lo requiera. “Vamos a empresas, clubes, organizaciones o instituciones que nos llamen a capacitar. También estamos haciendo cursos abiertos en los que cualquiera que quiera se puede inscribir y participar”, contó.

Los próximos 21 y 26 de agosto, en la Universidad ORT, habrá un curso abierto que costará $750 por persona. “El curso en total dura 6 horas pero se va a dividir en dos días de tres horas cada uno”, adelantó.

Foto: Helpers
Foto: Helpers

Salvando vidas.

Más allá de estar capacitado o no, Fremd invita a que todas las personas se descarguen la aplicación, dado que cualquiera puede utilizarla. “Es importante que la gente sepa que no hay que estar capacitado para descargársela y pedir ayuda, sino que lo puede bajar cualquier persona y es totalmente gratuita. Cuanta más gente la descargue, solamente apretando un botón, pueden salvar una vida”, indicó.

La aplicación funciona así: cuando una persona o un tercero tiene una emergencia, abre la aplicación y aprieta un botón. Automáticamente, como sucede con otras aplicaciones, la geolocalización ubica al voluntario más cercano, lo direcciona y calcula el tiempo de llegada.

“Esta alarma le suena a las personas más cercanas y también les suena a los operadores que son enfermeros capacitados y con mucha experiencia, que son quienes van ayudando, a través del celular, a los voluntarios que van a atender el caso”, explicó el integrante de Helpers.

Dijo, sin embargo, que en los cursos enseñan que a la ambulancia hay que llamarla siempre. “Nosotros no intentamos ocupar el lugar de la ambulancia o de los médicos, sino por el contrario, lograr que cuando la ambulancia llegue, la situación sea lo mejor posible. Por supuesto que cuando llega el médico y la ambulancia son quienes se ocupan, pero sabemos que esos primeros minutos antes de que lleguen los especialistas son fundamentales”, dijo Fremd.

Casos.

Durante el curso se enseña a las personas a realizar masajes cardíacos, a utilizar un desfibrilador, a atender a personas traumatizadas o que han sufrido algún accidente cerebrovascular y se enseña también a desobstruir las vías aéreas. “Hacemos simulacros de casos reales y además enseñamos a utilizar la aplicación Helpers. Es una capacitación muy dinámica, muy interesante, que realmente te puede ayudar a salvar una vida”, sostuvo.
Desde este año, se brinda, además, un curso avanzado denominado “Stop the bleed” (Detén el sangrado) que trata principalmente de cómo detener las hemorragias.

“Si bien en el curso básico enseñamos sobre cómo detener un sangrado, en este enseñamos mejor cómo colocar un torniquete, cómo empaquetar heridas, o cómo detener hemorragias de mucho sangrado”, explicó Fremd.

El equipo de capacitadores está dirigido por Gaspar Reboredo, quien fue presidente del Consejo Nacional de Resucitación y que, según contó Fremd, cuenta con más de 20 años de experiencia en educación de primeros auxilios. Además de él, Helpers cuenta con un equipo de enfermeros capacitados, con una vasta experiencia en el tema, que son quienes dan los cursos.

Comienzos.

La idea surgió cuando Michael Rubinstein, que había recibido capacitación en primeros auxilios en Israel, llegó a vivir a Uruguay. Aquí se enfrentó a diferentes casos en los que tuvo que ayudar, pero hubo uno que lo marcó.

Sucedió a la salida de la ciudad de La Paz, en Canelones. Una mujer había sufrido un grave accidente de tránsito y tenía una hemorragia grande a la altura del fémur. Michael frenó su auto y le brindó auxilio realizándole un torniquete hasta que llegó la ambulancia. Por sus conocimientos, supo que si no hubiera hecho esa acción, la mujer probablemente hubiera fallecido.
“Enseguida pensó que no podía ser que una persona muriera porque los primeros auxilios no llegaban en los momentos adecuados. Con la intención de evitar esas muertes, es que se le ocurrió crear una red de voluntarios que supieran como actuar en un caso de emergencia”, indicó.

Según remarcan los expertos, en algunos casos de emergencias, la atención que se recibe en los 10 primeros minutos marca la diferencia entre la vida y la muerte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)