VIDEOJUEGOS

Bugha, de 16 años, gana US$ 3 millones en campeonato mundial de Fortnite

Fue el torneo más grande en deportes electrónicos; un argentino de 13 años quedó en quinto lugar

Mundial de Fortnite
AFP

El estadounidense Kyle Giersdorf, apodado Bugha, se convirtió este domingo en Nueva York en el primer campeón del mundo en solitario del videojuego Fortnite, una victoria con la que ganó US$ 3 millones con apenas 16 años.

Bugha, originario del estado de Pensilvania, se puso en cabeza desde la primera de las seis partidas y no dejó el liderazgo.

"Es una locura", declaró el joven tras la final.

Salvo en la segunda de las seis partidas, Bugha mostró una gran constancia a pesar del contexto: era la primera final en solitario de un Mundial, el premio era de US$ 3 millones y el evento se celebraba en el recinto Arthur Ashe, donde se disputa el US Open de tenis.

En una partida de Fornite, el jugador dirige a un personaje en una isla en la que afronta a los demás. El ganador es el último superviviente. A medida que avanza la partida, el perímetro de juego se va reduciendo para acelerar el desenlace.

Cada jugador puede encontrar en la isla armas y material de construcción que le permite levantar estructuras para protegerse ante los ataques de los otros competidores.

La final en solitario, prueba reina de la competición, cerró el primer Mundial del videojuego editado por la compañía estadounidense Epic Games, que distribuyó US$ 30 millones en premios en tres días.

El que consiguió ganarse el corazón de muchos aficionados ha sido el argentino Thiago K1ng Lapp, que con tan solo 13 años de edad terminó en quinta posición tras una final espectacular y ganó US$ 900 mil.

“Todavía estoy temblando. Siendo tan joven, realmente puedo decir que estoy viviendo un sueño”, dijo Lapp a CNN. “Quiero que la gente reconozca que hay profesionales en Sudamérica, ya que básicamente no somos considerados relevantes en el mundo de los deportes electrónicos”, agregó.

El noruego Emil Bergquist Pedersen, apodado Nyhrox, y su compañero austriaco Thomas Arnould, conocido como Aqua, fueron el primer dúo campeón del mundo de Fornite, una victoria con la que ganaron también US$ 3 millones.

Con un total de 51 puntos, Nyrhox y Aqua aventajaron a otra pareja europea, formada por el holandés "Rojo" y el británico "Wolfiez", que también se hicieron millonarios este sábado.

David Jong, apodado "Rojo", de 21 años, y Jaden Ashman, conocido como "Wolfiez", de 15, recibieron US$ 1,125 millones cada uno.

Todos los que participaron en los juegos, incluidos aquellos que quedaron en último lugar sin puntos, se llevaron a casa al menos US$ 50.000. Eso hace que este sea uno de los torneos más grandes en deportes electrónicos y Epic Games prometió que habrá más competencias a finales de este año.

La previa del final de la competencia estuvo a cargo del DJ Marshmello, quien alcanzó una notoria popular en la comunidad por haber realizado un concierto dentro del propio juego, el cual llegó a reunir a más de 10 millones de personas en la región de Parque Placentero, una de las locaciones del mapa.

El juego se ha convertido en un fenómeno desde su lanzamiento en julio de 2017, reuniendo a más de 250 millones de jugadores, según Epic Games.
"La ventaja de Fortnite es que su popularidad va más allá de la comunidad de 'gamers', al igual que GTA", un juego lanzado en 1997, dijo Jeremy Jackson, analista de la consultora Newzoo.

Otra ventaja es el lanzamiento frenético de nuevas versiones del juego, ya en su novena edición, un ritmo "que los otros estudios no logran reproducir", explicó.

"Todo el tiempo inventan una novedad", aseguró Evan Depauw, alias DRG, de 15 años e integrante del equipo francés Vitality. "Por lo tanto hay siempre alguna cosa que fuerza a los jugadores a jugar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error