REPASO

"MasterChef: Celebrity": un platillo con poco sabor dejó un nuevo famoso eliminado

Nueve participantes llegaron a las cocinas de "Masterchef: Celebrity", pero una complicada prueba de eliminación dejó un famoso fuera de juego

Masterchef: Celebrity. Foto: Instagram Claudia Umpierrez
Masterchef: Celebrity. Foto: Instagram Claudia Umpierrez

Cada vez quedan menos participantes, y las pruebas se vuelven más complicadas en Masterchef Celebrity.

Denis Ramos, Paula Silva, Patricia Madrid, el Gordo Verde, Carmen Morán, Sebastián Almada, Patricio Giménez, Pato Sosa y Claudia Umpierrez eran este martes los nueve participantes que siguen en la competencia. En esta oportunidad, el equipo rojo volvió a cocinar, ya que el martes pasado estuvo en el balcón.

La prueba de beneficio

Para empezar, llegó una prueba de beneficio a ciegas. Solo con la ayuda del olfato, el gusto y el tacto, los participantes tuvieron que probar jugos y trozos de frutas y verduras, para después elegir de un canasto lo que habían probado, también sin ver nada.

Quien errara quedaba eliminado del juego, mientras que los que lograran adivinar las frutas, seguirian compitiendo hasta que hubiera un ganador. Pato Sosa, Patricio Giménez y Claudia Umpierrez fueron los primeros en ser eliminados ya que no lograron dar con las bananas.

Tras la segunda etapa, con un licuado de manzanas, solo Patricia Madrid, el Gordo verde y Paula Silva siguieron en carrera.

Un trozo de rabanitos fue la prueba final, y Patricia Madrid, la imbatible en las pruebas de beneficio, fue la que logró acertar.

La prueba de eliminación

Después de esta simpática instancia, llegó la siempre temida prueba de eliminación. Frente a los participantes había cuatro despensas tapadas; y una serie de ingredientes poco usuales se encontraban debajo.

Cada 15 minutos se develaba el contenido una despensa, hasta que todas quedaran al descubierto. Así, los competidores tuvieron que decidir entre esperar para elegir los ingredientes más conocidos, o usar el máximo tiempo de cocción con elementos más desafiantes.

Madrid, al ser la ganadora del beneficio, se llevó el pin de inmunidad, o sea que no pudo ser eliminada, pero tuvo que elegir entre las  cosas de la primera despensa. Había conejo, codorniz, mondongo, pata de cerdo y verduras poco conocidas. Ya sin la presión de la eliminación, la periodista se dedicó a probar técnicas nuevas.

Cuando se reveló lo que había en la segunda despensa, varios participantes comenzaron a cocinar. Sebastián Almada, Paula Silva y Patricia Umpierrez fueron los últimos en echar manos a la obra.

La devolución de los jurados

Patricia Madrid, inmune a la eliminación, fue la primera en pasar para adelante con un conejo al vino blanco con puré rústico. "Me parece magnífico que le hayas sacado el jugo a la prueba de hoy", le dijo Sergio Puglia, quien elogió el plato y el trabajo realizado.

Umpierrez, que había pensado en hacer sorrentinos, presentó tallarines con salsa de hongos. "Lo que me pasa con tu plato es que me parece demasiado soso", le dijo Ximena Torres, mientras que Laurent Laine comentó que no tenía fuerza. Puglia crítico también el punto de la pasta. "Este plato naufraga", remató.

Denis Ramos llegó con un salmón acomodado de un risotto. "¿Quedaste conforme con este plato? El salmón está pasado", crítico Laine. "El arroz es una gran desilusión", comentó Puglia.

Sebastián Almada, quien había cocinado como para un batallón, estaba confiado con su risotto se pollo y hongos. "Eso es un verdadero risotto", inició Puglia, quien estuvo por decirle un "Aleluya", pero prefirió no hacerlo porque dicen siempre alaba al equipo azul. Torres solo le crítico la vajilla.

Paula Silva dijo que era la primera vez que estaba tranquila frente al jurado, y eso se debió a sus ñoquis de papa. "La inspiración de los ñoquis de tu abuelos fue buen. A mí me volaria las peluca, pero tampoco quiero críticas del equipo rojo", comento Torres. Laine, más centrado en la técnica, elogió la cocción de los ingredientes. Para Puglia fue "una maravilla".

Carmen Morán presento una gallette de Camembert y frutillas, pero como una deconstrucción a la que llamó "el orden en el caos". Ciertamente el platillo no tenía mucha pinta; a Laine no le gustó la combinación de Camembert y los frutos rojos, y a Puglia sí, pero no la ejecución.

Pato Sosa hizo un clásico, una torta rogel, y comentó que era la segunda vez que lo preparaba. "Es muy dulce, la masa está demasiado gruesa, pero tengo que reconocer que hay trabajo", comentó Puglia, iniciando las devoluciones. Torres también elogió el postre.

Patricio Giménez fue confiado con su pavlova, pese a que a priori parecía que no iba a poder llegar por el tiempo de cocción del merengue. "Está correcta", dijo Torres pero aclaró: "Me gustaría que todos se animarán a tomar más riesgos". "Para mí el corazón está chicloso, y el relleno de mascarpone con frutillas es mascarpone con frutillas", crítico Puglia, dando a entender que había poco trabajo.

El Gordo Verde fue el último en pasar frente al jurado con un arroz con leche de la abuela. "De un postre simple, lo sofisticaste. El postre está bien hecho", señaló Puglia.

Quién se quedó y quién se fue

Paula Silva y Sebastián Almada fueron los mejores platos de la jornada. "Los dos fueron fantásticos por diferentes caminos", dijo Sergio Puglia, pero agregó que quien se merecía el "Aleluya" era Sebastián Almada.

El Gordo Verde y Pato Sosa, que se habían animado a preparar postres, también subieron al balcón.

Denis Ramos y Patricio Giménez fueron los siguientes en ser llamados adelante. Ambos platos tenían críticas, pero lograron lo suficiente para poder subir al balcón.

De esta forma Claudia Umpierrez y Carmen Morán tuvieron los peores platos de la jornada. "Quien abandona hoy las cocinas de Masterchef Celebrity es Claudia", dijo Torres.

Muy emocionada, la jueza de fútbol dijo en la clásica despedida, que  le ponía las fichas a Sebastián Almada como el nuevo Masterchef.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados