MIRÁ LA VIDEOENTREVISTA

Nicki Nicole charló con El País: intimidad, inseguridad y lo que significa su nuevo disco

La cantante argentina estrenó "Parte de mí", un disco de estudio lleno de colaboraciones, búsquedas y sensibilidad. Conversamos sobre eso

Nicki Nicole. Foto: Difusión

Nicki Nicole es ansiosa. Prefiere cargarse el día de actividades antes de no tener con qué ocupar el tiempo, y en cualquier caso, se pone a limpiar la casa o “a batir cualquiera”. Eso dice al otro lado de la cámara, en su videollamada con El País en medio de días que son de particular ansiedad.

Da esta entrevista a 72 horas del lanzamiento de Parte de mí, su segundo disco de estudio que llegó a plataformas digitales este jueves, y con el que eleva el nivel de su propia música.

El álbum, lleno de estilos y de colaboraciones, viene acompañado de un manifiesto que habla de desarmarse, de completarse con el otro, de partir. “Te va a romper la cabeza. Te la va a romper”, es la advertencia que abre paso a una nueva era.

La idea de Parte de mí, dice Nicki Nicole, es darle a la gente más de lo que verdaderamente es. Y ella es, también, música triste para sumergirse en sus penas, es canciones que la transportan directo a momentos de su vida, y es todo eso que queda más allá del hit. Es más, bastante más que “Wapo Traketero”, aquel sencillo que en 2019 la instaló como una de las grandes promesas de la nueva música regional.

Con 21 años, Nicole Denise Cucco es una de las mujeres más destacadas de la música argentina actual. Con más de 350 millones de escuchas en streaming a nivel global, fue la primera artista de su país en presentarse en el late night show de Jimmy Fallon. Viene de lanzar un Tiny Desk (las sesiones de la National Public Radio estadounidense); de recibir una nominación al Latin Grammy por su colaboración con No Te Va Gustar, “Venganza”, y de estrenar canción junto a Christina Aguilera, Becky G y Nathy Peluso. Y va por más: el año que viene, por ejemplo, estará en el Lollapalooza de Buenos Aires.

“La idea de este disco es que se note que está hecho y derecho por una mujer”, dice cuando le pregunto sobre lo femenino —en la sensibilidad, en el decir— que inunda Parte de mí. “Hay cosas que solo las mujeres vivimos y es supercomplejo. Y muchas veces hay gente que se compara con lo que vive una mujer día a día, y no es nada que ver. Nunca van a entender ellos lo que nosotras tenemos que pasar en todo momento; no sólo lo que nos hacen pensar sino por cómo funciona nuestra mente, por las cosas que nos dicen de chica, lo que nos puede llegar a pasar. Me encantaría que dejemos de sentirnos identificadas con el miedo, con que siempre nos tiren abajo, nos traten como objeto. Me encantaría, pero lamentablemente vivimos en una realidad muy diferente”.

el disco

Un juego de encastrar

Parte de mí tiene mucho de Nicki Nicole, pero también de otros artistas, otros sonidos, otras historias que la hacen a ella. Tiene ese “flow jazzero” que tanto la obsesiona y que tan bellamente se cristaliza en “Si vos me lo pedís”, una canción donde abundan los coros de mujer. Tiene a Mon Laferte, a Rauw Alejandro, a Mora, a Dread Mar I, Delaossa, Ptazeta y Snow Tha Product. Y tiene a sus compañeros de generación y expresión artística, de quienes se nutre y con quienes se complementa: es el caso del productor Bizarrap, el cantante Tiago PZK y el rapero Trueno, su pareja.

“Es superimportante rodearse de gente que esté en tu misma sintonía, porque te entiende mucho más que cualquiera que no viva ese tipo de vida. Entienden que un día no quieras, que no podés más y que aunque esto sea un sueño y lo disfrute a cada momento, es un trabajo y obvio que pesa”, reflexiona la cantante.

Pero además, rodearse de ellos es inspiración constante, permanente. “Porque si yo estoy medio tirada para abajo y Biza me dice: ‘Estoy mezclando un tema, ¿querés caer?’, voy, me cebo y me dan ganas a mí. Me pasa con Mateo (Palacios, Trueno), nosotros convivimos y me muestra una canción o hablamos de música constantemente y eso hace que se despierte esa inspiración. Con Tiago igual, hoy en día es de las mejores voces de la Argentina. Cuando escuchás cantar a Tiago decís: qué ganas de hacer música”.

Nicki Nicole. Foto: Difusión
Nicki Nicole. Foto: Difusión

Todo eso está en un disco que espera presentar en Uruguay en 2022. Por lo pronto, asegura que darle tanta visibilidad a su parte más melancólica (que ya estaba en el álbum debut Recuerdos, en temas como “Plegarias” o “Años luz”), es fundamental. No solo para romper los límites del género urbano, sino para construir la intimidad que tanto defiende. “Casi todo lo que soltamos es nuestra mejor versión, cosas arraigadas a la felicidad, y no siempre uno está feliz. Y mostrar eso, como artista es superimportante para la gente que me escucha. Ver el lado B. Ahí te das cuenta que eso hace a un artista completo: cuando muestra todas sus caras y todos sus lados”.

—En términos generales, Recuerdos es un disco más físico y sensual, y Parte de mí es mucho más emocional, con letras que ya no son tan corporales. ¿Vos lo sentís así?

—Sí, y además pasó que de un disco al otro aprendí bastante qué quería transmitir. En Recuerdos solo sabía transmitir eso, lo físico, el amor de pareja. Y mientras fui creciendo, porque auque parezca ayer pasaron como tres años de ese disco, aprendí bastante. Tuve pérdidas familiares, gente que ya no está, momentos de mierda en que tenés que aceptar la realidad, y ahí vas descargando de otra manera. Ya hacés la música para que le llegue a la gente pero también como medio de descarga. Me pasó con “Parte de mí”, que me paré frente al micrófono no para hacer un tema más para el disco sino para decir lo que necesitaba decir. Siento que en Recuerdos tenía muchas canciones lindas pero no tanto para contar, porque no me habían pasado tantas cosas. En Parte de mí hay momentos de verdad.

—¿Y cómo cambió la forma en que te querés presentar ante el mundo? ¿Cómo era la Nicki de Recuerdos y la que se proyecta con este álbum?

—Yo creo que la Nicki de Recuerdos era una persona que simplemente quería hacer música, por deporte por así decirlo. Tirar temas y después ver cuál era el más pegadizo. Y eso estuvo re piola, fue alto tiempo para mí, pero hoy me pasa que puedo hacer un tema de ese estilo, pero si al escucharlo no me identifica, no puedo avanzar. Y le empiezo a dar vueltas. También en este tiempo descubrí lo que eran las redes sociales, las críticas, y vivo mucho más insegura que antes, lamentablemente, y dudo mucho más. En la época de Recuerdos, yo quería hacer un tema, y me decían: “No está piola” y yo decía: “Me chupa un huevo amigo, lo voy a sacar igual”. Hoy en día eso no me pasa y es algo con lo que lucho constantemente.

—¿Qué hacés cuandos entís que la inseguridad o las críticas te permean y pueden condicionar lo que querés hacer?

—Empiezo a pedir consejos a la gente que de verdad me conoce y me quiere y que nunca diría algo para hacerme sentir mal. Cuando gente que no me conoce está criticando o directamente odiando lo que estoy haciendo, voy al lugar donde me siento acompañada y bien: con mi equipo de trabajo, mi pareja, mis amigos, mis hermanos, mi mamá, y no me dejo llevar por la gente. Antes me pasaba un montón: sacaba un tema e iba directo a ver qué estaban diciendo. Se vuelve como una relación tóxica pero no con una persona, ¡con todas! Y aprendés, pero una vez que te volvés medio inseguro, nunca se te termina de ir. Tu inconsciente y tu consciencia saben que tenés que hacer lo que vos quieras, pero ese miedito pequeño nunca se va.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error