FENÓMENO

Santiago Reboiras, el hombre detrás del documental de Sartori

El documental Juan Sartori, detrás del fenómeno cuenta desde adentro los detalles de la campaña intensa del hoy senador nacionalista. El director explica los pormenores del rodaje y producción.

Documental de Juan Sartori.
Documental de Juan Sartori.

-¿Cómo surgió la idea del documental?

-La idea del documental surge, cuando me di cuenta que en Sartori había una historia para contar que seguro a una parte de la población le interesaría ver. Una figura distinta, llamativa, que levantaba tantas críticas. La gente veía el día a día, las noticias, las encuestas. Seguro le interesaba ver un poco el día a día en esa campaña que fue una locura, ver cómo se lleva Juan con su equipo, con su familia. No importa a qué partido politico pertenezcas ni a quién votes, porque la idea fue mostrar ese proceso. Al comenzar a trabajar con Sartori desde que llegó al país, y ver desde dentro cómo poco a poco fue ganando notoriedad y levantando diversas opiniones, me pareció fascinante esa historia. Una anécdota que cuento es cómo en los primeros días salíamos a hacer un spot por la ciudad, y no todos lo conocian, y luego salir en junio antes de las elecciones y ver cómo la gente se acercaba, lo saludaba, quería sacarse una foto y estaba más de una hora en la misma cuadra. Día por medio tendencia en Twitter. 

—¿Qué fue lo más desafiante del rodaje?


—Lo difícil del rodaje fue que queríamos intentar sacarlo cerca de las elecciones, porque si no pensábamos que iba a perder un poco el impacto. El desafío fueron algunas entrevistas que los entrevistados no querían aparecer por temor a que lo ayudara o desfavoreciera en las elecciones que Sartori se estaba presentando al Senado. Por diferentes motivos, no logramos llegar a octubre-noviembre, y decidimos luego contar que a toda la locura y acciones que se muestra en el documental, llegó a una banca en el Senado.

-¿Era difícil seguir el ritmo intenso que le imprimiò Juan Sartori a la campaña?


-Sí, el ritmo era difícil. Juan tiene una energía y un ritmo que es difícil de seguir.

Santiago Reboiras
Santiago Reboiras

-¿Cuánto material bruto generaron?

-El material fue generado durante la campaña. Cuando me puse la idea en la cabeza de que podía ser un posible documental, filmaba incluso momentos íntimos y del día a día, que nada tenía que ver con mi trabajo en la campaña. Pero sí, hay un montón. En el documental habremos usado un 10% de todo lo generado.

-¿Cómo fue el trabajo de postproducción y de selección de testimonios?


-Intentamos escuchar y colocar opiniones de todos los partidos. Gente que estaba a favor, gente que en su momento lo criticó, figuras públicas como diputados o senadores, incluso la vicepresidente en ese momento nos dio una entrevista. También historiadores o diferentes personas que con cierta autoriedad podían hablar del tema. Entonces el documental te muestra lo interno de la campaña acompañado con diferentes análisis, opiniones y demás.

-Más allá de lo testimonial sobre la campaña, el documental aborda a Sartori como fenómeno político. ¿Cuáles son "conclusiones" que expone el documental en ese sentido?


-La gran conclusión política que saca, es que el Uruguay posee un escenario politico muy conservador. Que no mira con buenos ojos a las nuevas incorporaciones, si es que estas amenazan algun sector o status establecido. Fuera de eso, la idea es intentar mostrar cómo impactó socialmente y que cada uno saque sus propias conclusiones. Intentamos no centrarnos mucho en las discusiones políticas, conflictos y demás, si no en la historia de cómo una persona llega al país luego de varios años, a presentarse en un escenario y como poco a poco se va dando a conocer y a ganar seguidores, generando críticas, generando cosas positivas, etc. De eso trata el documental. Cuenta un poco el proceso interno de cómo fue la campaña, los actos, las giras. Básicamente: cómo se construye un candidato en menos de 237 dias.

-A tu juicio, ¿por qué desató tanta polémica su arribo al escenario político uruguayo?


-En mi opinión, generó polémica por ser una figura nueva que no tuvo una carrera política anteriormente. Incluso algunos entervistados lo dicen, jurídicamente es correcto pero politicamente no. Y más en el Partido Nacional, donde están acostumbrados a que se haga una carrera política antes de aspirar a ser un precandidato por la Presidencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error