5 COSAS QUE NO SABÍAS DE...

Pedro Alonso

El actor que interpreta al secuestrador más odiado de La casa de papel tiene 46 años, es de Vigo y ya ha tenido varios papeles consagratorios en series españolas como Gran Hotel y Bajo sospecha. Le gusta el fútbol y su hobbie es la pintura.

Pedro Alonso
Es el asaltante apodado Berlín en "La casa de papel".

1 - BERLÍN, UN VILLANO INSPIRADO.

El actor español revela cómo preparó el personaje

Para este actor gallego de 46 años, "Berlín" de La casa de papel no ha sido un personaje más.

Poco antes de que se embarcara en la serie, Alonso tuvo tiempo para inspirarse en cómo podía interpretar al villano que muchos adoran odiar. "Lo trabajé y preparé mucho. Medía poco a poco para entender de qué forma presentarlo con credibilidad. Siempre decía que Berlín era un chamán, pero que se fue un poco al lado oscuro de la fuerza", aseguró en una entrevista.

El éxito de La casa de papel en Netflix le dio una fama en varios continentes. Alonso se declaró sorprendido por el suceso. "La recepción desde el capítulo uno fue contundente. En medio de las grabaciones, no quedaba sino concentrarse".

2 - FAN DE MESSI Y DE ARGENTINA.

Oriundo de Vigo (Galicia), Pedro Alonso es aficionado al fútbol

Pedro Alonso es un gran aficionado al fútbol y seguidor del argentino Lionel Messi. En un video que compartió en sus redes sociales días atrás saludaba al público argentino de La casa de papel y terminó su intervención con la frase: "Viva Rosario y viva Messi".

El actor también prometía una visita en el corto plazo a Argentina, país donde tiene familiares. "Prometo ir muy pronto y pongo la mano en el corazón para asegurarles que no voy a robar nada, jeje. Dentro de muy poco espero tener la oportunidad de ir para allá".

Días más tarde y en diálogo con el sitio Rosario3.com se refirió en extenso a su simpatía por el futbolista de Barcelona Lionel Messi.

"Hay algo que me maravilla de Messi. Yo tengo la sensación de que nunca sabe lo que va a hacer con la pelota en el segundo posterior. Es como que se sorprende con lo que su cuerpo va haciendo. Esa es la principal diferencia que le veo con Cristiano Ronaldo, que parece tener todo calculado", agregó el español.

3 - PREFERENCIA POR LA MALDAD.

Los villanos "son más interesantes" para el actor

"Berlín" no es el primer personaje que Pedro Alonso desarrolla en clave de villano. Años atrás encarnó a Diego Murquía, un maquiavélico gerente en la serie Gran hotel.

Alonso ha declarado que prefiere este tipo de personajes.

"En la ficción muchas veces son más interesantes los villanos, porque los héroes están mucho más condicionados en términos de la escritura; un villano puede hacer cualquier cosa y si tú quieres buscar la humanidad en ese perfil , lo puedes hacer. El espectro de búsqueda es más amplio o más rico, a veces, porque habiendo hecho la entrada que Berlín hizo en el primer capítulo, casi todo es posible. Uno puede sorprenderse buscando en esos extremos. Eso forma parte del encanto de esta profesión".

A la hora de comparar, el actor consideró que Diego "era un hombre mucho más irascible que Berlín, que trabaja desde la calma, la distensión y la pura relajación, lo que es muy perturbador".

4 - AFICIONADO POR LA PINTURA.

Es artista plástico pero aún no ha expuesto

Una de las facetas menos conocidas del actor Pedro Alonso refiere a su pasión por la pintura. "Es mi refugio", declaró en una entrevista con El Periódico, de España.

"La pintura se ha convertido en un pilar fundamental de todo lo que hago. Pinto encima de los guiones para estudiar las secuencias, pero cuando no tengo que estudiar, también lo hago, porque descubrí que me venía bien, que en lugar de convertir el trabajo en algo intelectual, me lo llevaba a otro lugar y eso era mucho mejor".

Consultado sobre una eventual exposición, el actor lo negó por el momento. " la pintura es un refugio. Me produce inquietud abrirla y perder esa libertad", aseguró.

5 - MEDITACIÓN Y SIN CUENTA DE TWITTER.

Busca conectar con uno mismo

El actor de origen gallego no tiene cuenta de Twitter y dedica largas horas a meditar. Lo primero lo argumenta en el temor: "Me asusto de las cosas que dice la gente. Además, Twitter te demanda mucha energía". Sí tiene una cuenta en Instagram, donde postea fotos y busca comunicarse con el público. La meditación es su receta contra la vorágine de los tiempos actuales. "Hacer silencio y quedarse quieto es una inversión que solo te devuelve cosas buenas. Tampoco soy un proselitista de nada, pero si alguien me pregunta qué puede hacer para estar un poco más conectado, le invito a respirar en cualquiera de sus modalidades: dar un paseo, sentarse con alguien que aprecias o meditar", asegura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º