Publicidad

Nery Pinatto y un jugado pronóstico electoral: "El que tiene todas las chances de ser presidente es..."

El analista político Nery Pinatto vuelve a la televisión de la mano de su clásico "Estado de Situación" y comparte su pronóstico a siete meses de las elecciones nacionales.

Compartir esta noticia
Nery Pinatto
Nery Pinatto
Foto: archivo

Redacción El País
Nery Pinatto, analista político y director de la consultora MPC vuelve a la televisión con la propuesta Estado de situación TV, que se verá en CRTV de DirecTV y cables. El estreno será el sábado 6 de abril para una propuesta semanal que propone análisis político y de encuestas cada semana, además de las jugadas editoriales de Pinatto. En cuanto a pronósticos, el analista desgrana la interna de los grandes partidos y arriesga: “De no haber un cambio de tendencia, Álvaro Delgado tiene todas las chances de ser el próximo presidente”.

-Volvés a la pantalla luego de la experiencia de Corran la voz, con Estado de situación TV. ¿Por qué el cambio de nombre?

-Es un cambio de formato también y me pareció lo mejor volver con la marca que tenemos en la radio hace muchos años. A diferencia de Corran la voz que un programa de dos horas, ahora lo vamos a hacer una hora. Me parece que dos horas de TV es mucho tiempo, sobre todo para quien nos está viendo. Debutamos el 6 de abril a las 21:00 por CRTV, que va por DirecTV y los cables. Va todos los sábados con repetición los domingos. El programa va a tener un primer bloque con mis tradicionales editoriales, luego un tramo para analizar encuestas, principalmente de MPC pero también comparativas con las encuestas de los colegas y al final, una mesa de análisis donde me va a acompañar Javier Bonilla y Horacio Lampariello. También para el cierre estamos pensando en un espacio de humor.

-¿No habrá entrevistas a políticos?

-Pienso que en año electoral los actores políticos van a estar en todos los medios. Así que en principio no vamos a hacer entrevistas, lo que no quita que en alguna edición recibamos a algún invitado.

-A tres meses de las internas, ¿Cómo visualizás el panorama electoral?

-Es una campaña con sus particularidades. En MPC estamos cerrando la última encuesta nacional correspondiente a marzo pero he visto datos de consultoras colegas que son por lo menos llamativos. En la interna del Frente Amplio, puedo entender que la imagen de (Yamandú) Orsi se vio deteriorada con la campaña de desprestigio y la denuncia que está enfrentando de una mujer trans. La llevo. Ahora que eso haya generado que (Carolina) Cosse, que venía entre 15 y 20 puntos atrás, los haya descontado y hoy lo empate me parece una cosa llamativa. Los movimientos electorales no son tan rápidos y tan masivos. Porque 15 o 20 puntos en el Frente Amplio son unos 60.000 votantes que en una semana cambiaron su voto de Orsi a Cosse. Parece raro. De ser cierto, también implica un mensaje implícito complicado: para ganar una elección basta con hacer una campaña de desprestigio al que va primero y listo. Hoy en las redes sociales cualquiera puede decir cualquier cosa de otro y después se si comprueba o no, es secundario.

-¿No crees que Cosse y Orsi estén en paridad?

-Voy a ver qué nos da a nosotros en MPC, pero me parece un cambio demasiado drástico y rápido. Las encuestas previas a una elección interna hay que tomarlas con pinzas. Primero, porque mucha gente puede decirte que va a votar y después no lo hace al no ser obligatorias. Además, hay trasiego: está comprobado que miles de frentistas, por ejemplo, votaron en la interna blanca de 2009 y de 2014 en contra de Jorge Larrañaga o en las últimas de 2019 no me queda duda de que muchos le dieron su voto a Talvi para que le ganara a Sanguinetti. Después, está el índice de indecisos. Yo no creo en ninguna encuesta que hoy maneje un porcentaje de indecisos menor al 20%. Mucha gente no tiene claro aún si va a votar y mucho menos qué va a votar. Entonces, cuando en una encuesta te dicen que los indecisos son 7% o 10% no sé a quién están encuestando.

-¿Qué certezas se puede tener de cara a las internas?

-Al igual que en 2019 me parece que en la interna blanca van a votar unos 400.000 ciudadanos, en el FA entre 320 y 370.000 y los colorados entre 100 y 120.000. Esos son los partidos que tienen competencia porque los demás, incluido Cabildo Abierto, van presumiblemente con candidato único. Entre los blancos, el favoritismo lo tiene Álvaro Delgado. El misterio a resolver será cómo marquen Laura Raffo y Jorge Gandini. En el Frente, los últimos acontecimientos abren un compás de dudas. Habrá que ver. Y entre los colorados hay un escenario muy raro, con ocho candidatos. Todos se dicen batllistas, lo que a mí me asombra. Yo no puedo creer que haya ocho expresiones del batllismo. En esta interna también he visto números disparatados de los colegas “del sistema”, como les llamo.

-Las últimas encuestas dan punteando a Andrés Ojeda…

-Andrés Ojeda me parece que está haciendo muy buena campaña. Es joven y un buen candidato. Capaz que gana la interna y estamos ante un nuevo liderazgo. Ahora, empiezo por otro lado el análisis. Yo he visto encuestadoras que a Tabaré Viera le dan 5%. Si estamos hablando que en la interna colorada votarán 100 o 120.000 personas, ese número es incongruente. Solo en Rivera, Tabaré Viera tiene entre 7.000 y 8.000 votos. Si se suman los de su aliado Germán Coutinho en Salto pasamos a 12.000. También tiene aliados en Artigas. Así que Tabaré Viera, como mínimo, tiene como base el 12% o 15% del electorado colorado. Eso considerando que no lo vote más nadie en el resto del país.

-¿Así que va a ganar Viera la interna colorada?

-No, yo no sé si va a ganar. De lo que sí estoy seguro es que no va votar el 5% de la interna colorada. Las encuestas tienen que tener un correlato con la realidad, sino estamos dando números de la quinta luna congelada de Saturno.

-Respecto a octubre y a noviembre, hiciste un pronóstico arriesgado. A tu juicio, ¿Álvaro Delgado será el próximo presidente?

-Falta mucho pero de no darse un cambio de tendencia, yo veo a Álvaro Delgado con grandes posibilidades encabezando una coalición más amplia que la actual. Para mí expresiones como el PERI de César Vega o el PCA de Eduardo Lust van a votar muy bien. El Partido Independiente es probable que levante su votación respecto a 2019. Y todos esos partidos “chicos” pueden dar los 5 o 6 puntos que la coalición necesita para imponerse al Frente Amplio. Al igual que en 2019, esta elección se va a resolver por muy poco margen.

-Para el escenario de octubre hay encuestas que dan al Frente Amplio con hasta 47 puntos de intención de voto.

-Si fuera así, está resuelta la elección. En la última encuesta nacional de MPC, el Frente nos dio 37%. Para que el FA no gane el balotaje, tiene que votar menos de 43 en octubre porque se sabe que tiene una capacidad de crecimiento de cinco o seis puntos de cara a la segunda vuelta. Yo creo que no va a llegar a ese guarismo. Dependerá también del candidato: no es lo mismo Orsi que Cosse.

-¿Cuáles son los escenarios según cada candidato?

-Orsi es el mejor candidato para el Frente y Cosse es la mejor candidata para la coalición. Es más: si yo fuera blanco o colorado, y no me interesa mucho quién gane en mi interna, votaría en la interna del Frente Amplio por Cosse. Es algo que los frenteamplistas hicieron en el pasado con las internas de los partidos tradicionales. La reforma electoral permite que las internas sean abiertas. Deberían votar solo los afiliados a los partidos, como ocurre en Estados Unidos y en otros países.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Nery PinattoÁlvaro Delgado

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad