ENTREVISTA

Lucas Sugo antes de recibir a Isabela, su tercera hija: "Es una bendición"

El artista hará su show el 26 de diciembre en el Centro de Convenciones de Punta del Este con un repertorio a la carta.

Lucas Sugo y su novia Antonela.
Lucas Sugo y su novia Antonela.

-Estás cerrando el año con una agenda intensa después de mucho tiempo. ¿Cómo has vivido esta etapa en la que la pandemia impidió los shows presenciales?

-Fue difícil. De todos modos, en lo artístico nunca paramos. Seguimos con la misma intensidad de generar contenidos y adecuamos. Buscamos vías de salida, como las redes sociales o los streamings. Le hincamos un poco el diente a esas cosas para mantenernos vigentes a lo largo de ese tiempo. Por supuesto que las dificultades fueron muchas y que no es lo mismo. Uno siempre quiere conectar con la gente y este parate que se dio de forma abrupta, se sintió también en lo anímico.

-Una vez que volvieron los conciertos presenciales, ¿cómo te sentiste en el escenario?


-Tenía una sed impresionante de ese tipo de conexión. Hay cosas que solamente suceden cuando nos vemos cara a cara, cuando las miradas se cruzan. Esa energía es única y solo se produce con el público presente. Eso motiva, reconforta el espíritu y nos regala ánimo para seguir pensando en nuevos shows y nuevas canciones para el futuro. Todo arranca y termina ahí, en la gente.

-El 26 de diciembre te presentás en el Centro de Convenciones de Punta del Este. ¿Que tendrá de especial?


-La certeza de que arriba del escenario va a haber un cristiano con unas ganas impresionantes de cantar. No sé cómo van a hacer para bajarme. Porque ha sido mucho tiempo lejos de los escenarios y de esa conexión que alimenta el espíritu. Así que hemos preparado un show intenso desde lo afectivo y que se entrelazo por lo afectivo. El reencuentro va a ser emotivo y una fiesta a la vez. En cuanto al repertorio, será muy variado y habrá momento donde juntos vamos a elegir las canciones. Será una especie de Lucas Sugo a la carta donde me voy a plantar frente al público para preguntarles “¿qué quieren escuchar? Aquí estoy para atenderlos. Son ese tipo de cosas que hace que se genere esa calidez en el espectáculo.

-Volviste de Europa hace pocas semanas, con varios shows en diversas ciudades. ¿Cómo te sentiste en esa gira?

-Fue una gira muy linda. Fuimos a Suiza y a varias ciudades de España. En Madrid y en Barcelona hicimos dos noches. No lo digo para hacer alarde, sino para compartir alegría. Estuvimos también en Valencia. Realmente, fue una gira muy especial, no solo en lo profesional, sino en lo personal. Me reencontré con gente que uno estima mucho. Por una invitación que me hizo Luis Suárez, tuve la posibilidad de ir a la casa de Antoine Griezmann a comer un asado.

-¿Estaba el plantel del Atlético Madrid?


-Sí, casi todos. Me regalaron una camiseta del equipo. Cuando fuimos a sacar la foto no vi que decía “Lucas Sugo” la camiseta. Al verlo luego me emocioné porque significa que pensaron especialmente en mí. A los dos días fui a Barcelona y estuve en la casa de Ronald Araújo, que me regaló una camiseta firmada por todos los del equipo y también decía “Lucas Sugo”. Además, Araújo me regaló un conjunto para bebé con el nombre de Isabela, el nombre de la bebé que estamos esperando con mi compañera Antonela. Para cerrarla, Federico Valverde me invitó a ir al Santiago Bernabeú, donde nunca había ido.

-¿Cómo surge esa conexión con Luis Suárez y otros jugadores de la selección?


-Son dos pasiones que se entrelazan: la música y el fútbol. Y fluye la cosa. De muchos me considero amigo pero también son mis ídolos y los admiro. El caso de Cebolla Rodríguez, de Luis Suárez o Edi Cavani. Son regalos que me ha dado la vida y esta profesión tan hermosa de la música.

-Cuando juega la selección, ¿cómo sos como hincha?


-Me pongo recontra nervioso. Yo tuve la posibilidad de ir al Complejo Celeste y ver algunas cosas que a veces no las vemos cuando nos sentamos cómodos a ver el partido y tiramos de la oreja de los jugadores si las cosas no salen. Pero hay otras cosas. Hay otros valores que se expanden y que son importantísimos. Los valores que ha dejado esta generación y el Maestro Tabárez son para reconocer y resaltar. Obvio que me enojo cuando no sale una jugada, pero termina el partido y los banco a morir. Son seres humanos y cada vez que entran a la cancha, entran a darlo todo.

-¿Qué te pareció la salida de Óscar Tabárez?


-Hay una expresión de Brasil que dice: “cada macaco no seu galho”, o sea, “cada mono en su rama”. No me gusta opinar mucho de asuntos sobre los que no tengo mucho conocimiento, no me parece justo. Lo más importante es tener claro que ellos han dado siempre lo mejor.

-Se viene Isabela, tu tercera hija...


-Es verdad. Tengo a Florencia Victoria de 18 años y a Lucas Agustín de 15. Ahora en esta nueva etapa con mi compañera Antonela García, que me acompaña desde hace nueve años, se viene esta bendición. Estamos muy felices porque esto es genuino. Hay una base muy grande de afecto y de amor. Está muy bien nutrido de amor el hogar para recibir a Isabela. Estamos en un muy buen momento como pareja, como compañeros y cómplices. Por eso pienso que es el mejor momento para recibir a Isabela, a pesar de que ya tengo 43 años.

-¿Para qué fecha está previsto el parto?

-Ya estamos ahí... finales de noviembre y principios de diciembre, nos han dicho. Puede venir en cualquier momento.

-Hace poco hiciste una gira por Argentina, ¿no tuviste el temor de que el nacimiento te agarrara fuera del país?


-Sí, tuve muchos nervios con esa gira. Estuvimos en Santa Cruz, Corrientes, San Juan... Cruzaba los dedos. En una primera instancia, el ginecólogo nos había dado la fecha del 13 de diciembre. Entonces decidimos no agendar nada fuera del país en diciembre. Pero las últimas noticias son que se podría adelantar. Así que estamos a cada minuto en la expectativa

-En octubre del año que viene habrá un show muy importante junto a la Orquesta Filarmónica de Montevideo en el Estadio Centenario. ¿Cómo te preparás para eso?


-Ese va a ser el show más importante de mi vida. El desafío es muy grande. Tiene el plus de llevar nuestro show al estadio junto a la Filarmónica. Sé que falta mucho pero ya estoy viviendo esa ansiedad. Ya nos estamos preparando y van a ver sorpresas, con algunos artistas internacionales y nacionales que nos van a acompañar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error