HISTORIA DE AMOR

Luana & Marcos: "Hace tiempo que buscábamos el embarazo"

La pareja más famosa de la movida tropical revela los detalles de la etapa previa a la llegada de Tao, su primer hijo: "Que se dedique a lo que quiera, pero nosotros ya lo imaginamos artista". 

Marcos Da Costa y Luana Persincula. Foto: Leo Mainé.
Marcos y Luana lucieron un look formal a cargo de @alquilerdetrajes_gs y @stones.uy. Foto: Leo Mainé.

Él tiene 27 años, nació en el barrio Cerro y saltó a la fama como “el demonio de la plena”. Ella recién cumplió 18, es oriunda de Colonia y se hizo conocida como “la princesita de la plena”. Marcos Da Costa y Luana Persincula se cruzaron hace dos años en un show y dieron vida al romance más famoso de la movida tropical uruguaya. Para muchos es la versión local de lo que fue la pareja argentina de El Polaco y Karina La Princesita, que casualmente usa el mismo apodo que tuvo la uruguaya. La historia de amor de Marcos y Luana encontrará su punto más alto el próximo 20 de febrero, fecha para la que está prevista la llegada de Tao, su primer hijo.

Marcos Da Costa observa a Luana embarazada recostada en el sillón de su casa. Se ríe y la abraza. La escena se repite y exhiben una complicidad que remite a la de una pareja que se conoce hace muchos años. Tienen mucho más en común que la pasión por la música. Insisten en que se entienden entre sí por la cantidad de aspectos en los que se parecen. “Somos iguales: ansiosos, alegres, hablamos todo el día”, enumera Luana. “Y carismáticos”, completa él sin falsa modestia.

La ansiedad es una característica central de la pareja. En cuestión de un año y medio, Marcos y Luana se pusieron de novios, se mudaron bajo el mismo techo, se comprometieron, se volvieron a mudar, relanzaron sus carreras y buscaron su primer hijo hasta que llegó el embarazo. 

Lo buscaron por seis meses. Un día, Marcos y Luana llamaron al médico y les confirmó que su hijo estaba en camino hacía 12 semanas. Marcos quedó descolocado y Luana partió en llanto. Como si fuese poca información, al instante Luana se realizó una ecografía que les confirmó que sería un varón. "Nos llevó toda la tarde procesarlo y de noche fue todo emoción", relata Marcos sobre esa jornada.

En reposo por recomendación médica, Luana se sirve unas porciones de pizza fría y explica que es “un antojo”. Desde que está embarazada, también ha sentido más atracción por los helados y los postres. Además, duerme muchas horas al día y se encuentra “más sensible” que de costumbre. Revela que deja salir un mar de lágrimas cada vez que mira una película romántica o cuando su novio parte de gira y ella lo extraña. Es que sin ser por los shows, Marcos y Luana se volvieron inseparables desde que se declararon el amor.

Todo comenzó hace dos años. La primera vez que se vieron fue en un show en Colonia y la primera vez que hablaron fue a través de las redes. Marcos asistió al boliche a ofrecer su espectáculo en calidad de cantante de plena del momento. Luana, en tanto, hacía sus primeras armas como solista y quería ver a un colega en escena. Tras el show, ella quedó impactada. “Me gustó cómo se movió, era muy distinto a otros artistas. Nunca había visto alguien tan loco arriba del escenario”, asegura. Entonces le escribió. Lo buscó en Instagram y le hizo saber que “lo admiraba y notaba el talento que tenía”. “No fue un chamuyo, fue de verdad”, insiste.

El diálogo mano a mano llegó unos meses después. La carrera de Luana estaba en ascenso, y el destino quiso que ella grabara un tema justo en el mismo estudio donde trabajaba Marcos. Un día que coincidieron en el lugar, ella no contaba con transporte para regresar a la casa de la amiga en la que se quedaba en Montevideo. Su representante no estaba con auto, entonces Marcos se ofreció: "El mío está disponible". Ella accedió a regresar con él. 

El auto con Marcos y Luana frenó en la Rambla y no se volvió a encender por cinco horas. Charlaron sobre “música y de la vida”. Y fue entonces que se dieron el primer beso. “Hubo una conexión especial”, explican. Sin embargo, después de esa noche Marcos demoró dos meses en volverle a escribir. Luana estaba resignada: “Es un cantante, ¿qué me va a dar bola a mí?”, se preguntaba. Hasta que un día el mensaje llegó. Marcos quería saber si Luana estaba en la capital, y ella respondió que sí, “pero solamente de ocho a nueve”. Esa hora fue suficiente para encontrarse y entender que no se volverían a separar.

Marcos y Luana empezaron a tener citas todos los fines de semana. “No paramos más”, señalan. Agendaban los encuentros para los huecos de horarios que les permitían los shows y se veían en el vehículo para evitar mostrarse en lugares públicos. No disfrutaban salir a cenar, ya que a Luana le incomodaba que “todo el mundo reconociera a Marcos y vinieran las minas a pedirle fotos” mientras ella comía.

La fecha bisagra fue el 13 de junio del 2018. Ese día Luana tomó la iniciativa y le pidió formalmente a Marcos que se convierta en su novio. Al recordar esa noche, él ríe y le da otro fuerte abrazo. “La chica me lo pidió a mí”, dice orgulloso. Luana quería saber si la relación iba en serio “porque yo sí me lo estaba tomando de esa forma”. Marcos se sorprendió con la propuesta y no lo dudó ni un segundo.

Marcos Da Costa y Luana Persincula. Foto: Diego Carrasco.
La pareja tiene fecha para recibir a su primer hijo el próximo 20 de febrero. Se llamará "Tao", que significa "camino". Foto: Diego Carrasco.

No todo fue color de rosas. “Hablamos felices de nuestra relación, pero fue una lucha muy grande”, se sincera Luana con cierto alivio. Durante los primeros meses, Marcos y Luana hicieron avanzar la relación pese a varios palos en la rueda. Las primeras dificultades estaban vinculadas a la distancia (ella vivía en Colonia y él en Montevideo), la diferencia de edad y los celos por tener cientos de seguidores del sexo opuesto. Y luego, se interpusieron factores que más complejos.

“Mis padres le hicieron la guerra a Marcos”, sostiene Luana. La pareja considera que desde la movida tropical hacían llegar comentarios negativos sobre el cantante a los padres de ella. La situación se hizo insostenible al punto de que Luana les planteó a sus padres que “no me podían elegir la pareja con la que iba a estar y que si no aceptaban mi pareja, no me aceptaban a mí”. Así fue que se mudó a la casa en la que Marcos vivía con sus abuelos en Montevideo, y luego se fueron juntos a otro apartamento.

La tensión había crecido tanto que Marcos debió tener una conversación seria con sus suegros. “Les dije que esto era de verdad y que no estaba agarrando a la gurisa para la joda”, recuerda. El enamorado evalúa que el paso del tiempo le dio la razón. “Ellos fueron viendo mis actitudes. Yo siempre trabajé y en la casa nunca faltó nada. En el último año, ella tenía 17 y el que la cuidaba era yo”, destaca. La historia tiene un final feliz. Luana asegura que actualmente sus padres le tienen afecto a Marcos “como a un hijo” y ya están planeando unas vacaciones en común hacia La Paloma para el próximo verano.

POLÉMICA

El Inau le retiró el permiso

Un año atrás, Luana fue noticia en todos los medios. Ella atravesaba su mejor momento profesional cuando el Inau le quitó el permiso de trabajo hasta que cumpliera la mayoría de edad, lo que ocurrió este año. Luana revela que fue ella la que lo pidió “para parar un tiempo, porque no estaba preparada y ya había muchos compromisos asumidos”.

Cuando dejen pasar los días de descanso, llegará la hora del desafío más difícil. El de convertirse en padres. “Hay que empezar a juntar plata”, desliza Luana, medio en broma y medio en serio. Y explica: “Hay que pensar en la economía y ahorrar para planificar cosas a futuro, como saber dónde vamos a vivir”.

En busca de crecer artística y comercialmente, Marcos relanzó su carrera de la mano de una nueva productora. Tiene en la mira otros mercados, por fuera del género de la plena. Luana, en tanto, presentó su nueva imagen para regresar a los escenarios con otro repertorio tras una prohibición del Inau que le impedía trabajar hasta que cumpliera la mayoría de edad. La pareja ya se imagina haciendo shows juntos, luego de que haya llegado al mundo el heredero de la plena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)