NUEVO PROGRAMA

Gaspar Valverde sobre ruedas

El conductor está al frente de Sobre ruedas, la ruta de los campeones por Canal 10, donde se muestra un recorrido por las históricas gestas de fútbol uruguayas. Ahora, Valverde está instalado en Rusia para mostrar un seguimiento alternativo de la campaña celeste en su desafío mundialista.

Gaspar Valverde.
Gaspar Valverde.

—Estás al frente de Sobre ruedas - la ruta de los campeones (Canal 10, jueves a las 21:00). ¿Qué diferencia tiene con la versión anterior que condujo Rafa Cotelo durante Brasil 2014?

—En su momento, Rafa recorrió el país y vivió el Mundial en un Motorhome. Lo nuestro ha sido una experiencia diferente. En los primeros dos capítulos, lo que se ha visto es un recorrido que hemos hecho por la historia de las gestas del fútbol uruguayos. Tuvimos rodajes en Montevideo por 1930, pero también Colombes, Ámsterdam y Maracaná. Conocimos los estadios y lugares emblemáticos vinculados a aquellos logros del fútbol uruguayo pero también otros sitios de interés. En Barcelona, además, nos recibió Luis Suárez y en Madrid, Diego Godín. Tuvimos charlas muy interesantes con los referentes de la selección. A partir de ahora, el programa se centrará en las vivencias en Rusia.

—Durante la cobertura en Rusia, te acompañarán dos hinchas, ¿es así?

—Sí, ese es otro diferencial. Lorena y Edgardo son dos hinchas que fueron seleccionados por casting y luego votación popular para ser parte del programa. Pero ellos son invitados y van a disfrutar y a ver a Uruguay desde las tribunas.

—¿Qué tipo de enfoque le dan al seguimiento de Uruguay en el Mundial?

—El programa está pensado con características de reality documental: vamos a mostrar cómo vivimos nosotros, pero también los jugadores y los hinchas en Rusia, las diferentes instancias del Mundial. También se va a reflejar mucho de la vida cotidiana en el país organizador. Vamos a conocer mucho de Rusia y en un itinerario diferente. Pretendemos andar en los ómnibus, subtes, trenes, mostrar los barrios y los pueblos. Es un recorrido alternativo a lo que sería una cobertura periodística más clásica. La agencia se llama De toque y toque y justamente se especializa en este tipo de recorridos paralelos. Estamos con un grupo de gente y todo se plantea como una aventura. El propósito final, igualmente, implica alentar a la celeste, siguiéndola como sea y hasta donde vaya.

—¿Cómo te estás sintiendo en ese rol de anfitrión de este viaje?

—Muy bien. Yo voy contando las instancias de la travesía, en compañía de algunos guías que nos han acompañado.

—¿Cuál ha sido el destino que más te impactó?

—La ciudad de Ámsterdam me llamó la atención. La prolijidad en las calles, el respeto a los ciclistas, todo muy ordenado, sin contar la belleza propia de la ciudad. El estadio Maracaná también es sumamente impactante. Es monumento histórico. Hay una pantalla gigante en el que continuamente pasan el gol de Alcides Ghiggia. También hablamos con un historiador y nos reseñó cómo duele aún esa herida para los brasileños.

—¿Qué impresión te dieron Luis Suárez y Diego Godín?

—La mejor en los dos casos. Suárez nos recibió el día de la despedida de Andrés Iniesta. Todo estaba muy convulsionado en el club y Luis llegó con el mate. Estuvimos conversando y después de la nota, hablamos un largo rato. Nos invitó luego a comer a su restaurante. Un crack. Y con Godín lo mismo. A pesar de que son figuras del fútbol a nivel mundial, te hablan de igual a igual.

—¿Cuánta fe le tenés a Uruguay? ¿Para cuándo tenés marcada la vuelta?

—Mucha fe. Nosotros marcamos el regreso para la final. Después, si lamentablemente quedamos por el camino, cambiaremos los pasajes. Pero la idea es acompañar a Uruguay hasta donde llegue, que ojalá sea lo más lejos posible. Pienso que Uruguay tiene grandes posibilidades: la fase seguramente la pase y después se trata de un mano a mano y se verá en cada partido. Creo que la selección está más madura que nunca y va a dar pelea frente a cualquier rival.

—¿Sos futbolero?

—Me encanta. Soy de Peñarol pero la selección me mueve. He practicado fútbol todo la vida, así que vivir el Mundial desde las tribunas, con la gente alentando, también tiene un sabor muy especial para mí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º