Publicidad

Original Cash logró un triunfo de calidad en el Juana Mautone (L)

La yegua brasileña se llevó el único clásico de la jornada tras derrotar a La Sobrina

Compartir esta noticia
original cash 2.JPG
Original Cash derrotó a La Sobrina tras dura batalla.
German Boiso

Si había algo para ver ayer en Maroñas era el duelo entre Original Cash y La Sobrina en el clásico Juana Mautone. No decepcionaron, fueron protagonistas de una gran carrera y fue la yegua brasileña la que logró imponerse en la prueba central del domingo capitalino.

Las dos llegaban a la cita en su mejor momento, Original Cash con dos puestos de escolta ante Girona Fever y luego haciendo una buena muestra en el Maroñas, carrera en la que La Sobrina había estado brillante al ser escolta de la reina de la velocidad en un tremendo registro en el reloj.

Ese último antecedente registrado hace 50 días volcó el favoritismo en la yegua de tres años que prometía $1.40, menos de la mitad que su gran enemiga. Las otras cuatro participantes, pese a ser yeguas probadas o en ascenso, estaban lejos en el totalizador electrónico.

Como se esperaba, La Sobrina salió de inmediato a comandar y estiró ventajas sobre Original Cash que se colocó segunda. Movida por Fabio Guedes tomó ventajas pero estas desaparecieron rápido. Al pisar la recta no solo se le había acercado Original Cash, lo habían hecho todas sus rivales.

Carlos Lavor colocó a la yegua veterana al lado de su joven rival mientras Paca Rabanne quería sumarse a la lucha. Esta fue muy intensa, porque cada vez que parecía dominar Original Cash volvía La Sobrina, y en ese desgaste se aprovechó la zaguera Play Keep que volaba en el final. Pero Original Cash puso toda su clase, sacó ventajas en el final y logró imponerse por el pescuezo mientras que Play Keep fue tercera a 3/4 cuerpos.

El reloj marcó 59’’78, un tiempo algo discreto para la categoría de yeguas que corrían. Carlos Lavor le dio una gran conducción, el experimentado jockey brasileño ha encontrado su lugar en nuestro medio en base a solidas muestras.

Raimundo Soares que ya se había lucido temprano con Querido Benja disfrutó de un gran doblete jerárquico que pone de manifiesto lo mucho que sabe sobre su función el entrenador norteño.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad