TORNEO CLAUSURA

River Plate 1-0 Cerrito: Cuándo no, tres puntos gracias al poder goleador de Matías Arezo

El capitán darsenero robó la pelota en la salida a los 66', picó al vacío, recibió la habilitación y definió con clase para que su equipo comience con el pie derecho.

Matías Arezo
Matías Arezo y un nuevo grito de gol, este ante Cerrito. Foto: Marcelo Bonjour

Tener a un goleador es clave, pero cuando además ese artillero juega para el equipo, es letal. River Plate lo tiene y por eso venció 1-0 a Cerrito en el Parque Saroldi en el debut de ambos en el Torneo Clausura.

Luego de un primer tiempo con escasas emociones, en el segundo el auriverde comenzó mejor, metió un tiro en el palo (56') con un disparo de Perujo, pero la diferencia la marcó Matías Arezo a los 66' con su gol.

Pero no fue un gol cualquiera, sino que fue producto de ese espíritu colectivo con el que juega este tremendo goleador que es Arezo, una de las nuevas joyas del fútbol uruguayo y de las que disfruta River Plate, el equipo que la forjó. Él hizo prácticamente todo.

River Plate vs. Cerrito
Villoldo y Thiago Borbas en procura de la pelota. Foto: Marcelo Bonjour

Presionó en la salida rival, se tiró al piso, le punteó el balón al zaguero Matías Velázquez, se levantó rápido y picó hacia el arco en busca del espacio ya que la pelota le había quedado a Thiago Borbas. Su compañero de ofensiva mandó el pase vertical, que pasó antes por Adrián Leites y su taco, quien se llevará la asistencia. Arezo controló, enfrentó al arquero Nicoloás Gentilio y cuando éste le quiso achicar el ángulo de tiro, la tocó por un costado para ponerla contra el palo.

Gol, diferencia y tranquilidad para un River que hasta ahí no la había tenido, ya que Cerrito había tenido más el balón, se había plantado en campo darsenero y había tenido la posibilidad más clara con el derechazo lejano de Perujo que había dado en el vertical cuando Salvador Ichazo había volado sin llegar a la pelota.

River empezó ganando el Clausura en su objetivo de mantenerse en posiciones de copas y lo hizo porque tiene un goleador implacable. Cerrito sumó su tercer partido sin poder convertir y debe ser una preocupación, porque si no anota Maximiliano Silvera, parece que nadie puede hacerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados