Publicidad

Nacional sigue bajando escalones y llega al final de la temporada de la peor manera, sin objetivos por seguir

Fénix le empató de forma justa y en la hora en un partido de muy bajo nivel en el Parque Capurro. Los albos quedaron a seis puntos del tercer puesto de la Anual.

Compartir esta noticia
La desazón de los jugadores de Nacional tras el empate con Fénix.
La desazón de los jugadores de Nacional tras el empate con Fénix.
Foto: Estefanía Leal.

Nacional jugó un partido para el olvido en el Capurro y no logra levantar cabeza. Fénix, que está último en la Anual, mereció más que el tricolor en el primer tiempo y en la última jugada del partido el resultado le hizo justicia, porque no era acorde al juego que perdiera.

Si hay algo que no se le puede achacar a Recoba es su sinceridad para declarar. Visiblemente molesto con lo que había visto en la cancha, el Chino afirmó: “Me preocupa que casi no hayamos tenido ocasiones contra un rival que seguramente es inferior a nosotros. No lo plasmamos. Jugando en Nacional tenés que someter a ciertos equipos y hoy no lo hicimos”.

Un tiro de Carneiro por encima del horizontal y el gol de penal de Ramírez -en una infracción polémica pitada por Feres a instancias del VAR- es lo único destacable en Nacional en 55’ que se jugó del primer tiempo. Ginella llamativamente en muy bajo nivel, errático e impreciso, sin laterales que incidieran en ataque, más un Carneiro controlado y un Federico Martínez irregular desencadenaron un combo letal del que Nacional no pudo salir.

Fénix fue un equipo querendón, que intentó ir al frente con sus recursos y que le metió ganas desde la mitad de la cancha, con Guisolfo y Núñez. Pese a ello, Nacional cerró el primer período arriba.

Si el primer tiempo había sido malo de ver, e invitó a los espectadores a tomar sol en lugar de ver el juego (hubo 31°), el segundo tiempo empeoró. Fénix tuvo una carambola en el palo y Bertocchi inquietó de cabeza, aunque el empate seguía sin aparecer.

En ese marco hubo un correcto ingreso de Chagas, que en la última del encuentro tuvo la mala fortuna que la pelota le pegó en la mano: penal y gol para el empate de Ferreira. Previamente Lolo Estoyanoff había estado cerca del gol con un fuerte remate a distancia que pegó en el ángulo del arco de Suárez.

Fue un empate chato entre el último de la tabla acumulada contra un Nacional que está deseando que termine el año. Después de haber merecido el triunfo en el clásico contra Peñarol, no se pudo reponer de esa igualdad, pues lo siguieron una derrota con Danubio y el encuentro de ayer que fue el peor desde que asumió Recoba, porque ni siquiera logró generar situaciones claras de gol como lo había hecho anteriormente.

A cuatro partidos para el final de la temporada Nacional se quedó sin objetivos: se tendrá que conformar con ir a la primera fase de la Libertadores. Ayer Defensor le sacó seis puntos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad