Publicidad

Pasos firmes hacia el desarrollo

Compartir esta noticia

Nuestro país nuevamente innova en materia de acuerdos de préstamos con organismos internacionales o instituciones financieras multilaterales globales.

En este caso se trata del Banco Mundial (BM) -el mayor banco de desarrollo del mundo- dedicado a proporcionar productos financieros sobre acciones dirigidas a reducir la pobreza y extender los beneficios del crecimiento sostenible.

Las ventajas de estos acuerdos suelen ser varias: plazos largos de pago, tasas bajas (3% y 4% anual) y muchas veces otorgan años de gracia antes de comenzar a devolver los créditos.

El concepto clave es la cooperación para conseguir mejoras en áreas claves de los países como la economía, la cultura, el ambiente, combatir la pobreza, etc.

La semana pasada la ministra de Economía, Azucena Arbeleche y la directora gerente del BM Anna Bjerde, anunciaron en la reunión anual del BM y el Fondo Monetario Internacional realizada en Marruecos, el acuerdo de un novedoso crédito de US$ 350 millones, incorporando por primera vez la posibilidad de una reducción en el pago de los intereses, basada en un desempeño verificable frente a objetivos climáticos.

¿Qué significa? Qué Uruguay podría beneficiarse con una reducción en el pago de intereses de hasta US$ 12.5 millones, si alcanza sus objetivos de reducción de las emisiones de metano del sector ganadero, más allá de sus compromisos bajo el Acuerdo de París.

Es la primera vez que el BM acuerda este singular mecanismo con uno de sus países miembros, donde se contempla la reducción de la tasa de interés si se cumplen objetivos climáticos específicos. Y aspira a replicarlos con otros países.

Nuestros ministros de Economía y Finanzas, de Ambiente y de Ganadería, Agricultura y Pesca expresaron con beneplácito que para alcanzar los objetivos planteados se trabajará en la experiencia nacional denominada Programa Ganadería y Clima, ampliándolo a diversos sistemas ganaderos, con el objetivo principal de mejorar la eficiencia productiva, la sostenibilidad ambiental y el retorno económico de los productores.

Como vemos, se trata de un impulso hacia la eficiencia y la productividad sin descuidar la protección ambiental -esencial para garantizar el desarrollo sustentable.

Los secretarios de Estado también anunciaron que para financiar este programa en su etapa inicial, se consiguió el compromiso del BM de otorgar recursos no reembolsables, a partir de que el préstamo sea aprobado.

Añadieron que con las reducciones potenciales de pago de intereses derivados de este préstamo, se utilizarán esos dineros para impulsar este programa y otros proyectos ambientales.

La ministra Arbeleche subrayó que se trata de otro paso innovador del país en la búsqueda de mejores condiciones de acceso al financiamiento internacional direccionado hacia un desarrollo de calidad. De conseguirse los objetivos trazados, se estará posicionando a Uruguay en los mercados de exportación agropecuaria, que valoran crecientemente la producción sostenible.

Este es el camino correcto que debe priorizar nuestro país para alcanzar sus metas de desarrollo, producción, exportación, mejoras sociales, empleo, innovación tecnológica y cumplimiento de sus compromisos ambientales.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad