INFORME

Vacaciones de julio: los destinos preferidos entre escasez de vuelos y pasajes más caros

Agencias de viaje aseguran que hay un gran interés por viajar pero que la conexión aérea está al 60% del nivel en los meses previos a la pandemia

Aeropuerto de Carrasco con gran movimiento. Foto: Leonardo Mainé
Aeropuerto de Carrasco. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Aunque hay una avidez de los uruguayos por viajar al exterior en las vacaciones de julio, es baja la cantidad de asientos disponibles en los vuelos hacia algunos destinos, aseguran desde las agencias de viaje. Al mismo tiempo, los precios de los pasajes son más caros frente a los que se manejaban previo a la pandemia. Además, el sector empresarial cuenta cuáles son los lugares que están mirando los uruguayos para disfrutar durante la licencia.

“La cantidad de consultas está casi al nivel previo a la pandemia, pero eso no quiere decir que la gente vaya a viajar o pueda hacerlo”. No puede haber el mismo nivel de concreciones que antes debido a una oferta menor de vuelos, comentó a El País el vicepresidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes (Audavi) y gerente general de Hiperviajes, Fernando Riva.

En esa línea, el CEO de TocToc, Andrés Gil, explicó que “la oferta de asientos disponibles para vender en Uruguay es un 60% del nivel en los meses previos a la pandemia”. Hay “mucha demanda y poca oferta, y los precios suben y viajan quienes pueden o están dispuestos a pagar esos pasajes, que los definen las aerolíneas”.

El empresario indicó que “es más gente la que quiere viajar que los asientos disponibles” y las vacaciones de julio es el momento donde esta problemática se manifiesta más, así como sucedió en la semana de Turismo y pasará en las vacaciones de setiembre.

“La industria se está recuperando pero no mucho más allá del 60% ya que no se pueden vender más asientos de los disponibles. Es una realidad que tiene sus matices por mercados. Hay mercados que están peor y otros mejor servidos”. En el primer grupo están los “mercados regionales como Brasil, Argentina, Chile y Perú, donde la diferencia entre la oferta disponible actual y la de la prepandemia es más grande”. En el segundo, es decir, donde la brecha “no es tan grande” están Estados Unidos, el Caribe y, un poco menos, Europa.

El CEO de TocToc aseguró que estarían vendiendo “mucho más” si las aerolíneas tuvieran un mayor número de vuelos para las vacaciones de julio, e “incluso si contaran con más aviones para hacer vuelos chárter”. La situación actual hace “que se venda lo que se pueda vender, y la gente viaje a donde se pueda viajar. Ir a Europa en julio es una locura. Los vuelos están directamente llenos o los precios son de ópera porque ya se vendió. Ahora va quedando algo de Estados Unidos, algo de Caribe, algo de Argentina, pero realmente son pocos los lugares”.

Vacaciones

El gerente comercial de Jetmar, Camilo Papa, contó que para estas vacaciones de julio lo que más se está moviendo es Europa, Caribe, Estados Unidos y Brasil. Para Europa los vuelos están “particularmente caros” por la menor oferta y una “ocupación altísima”. No obstante, es el “mes por excelencia” para este continente.

En el caso del Caribe, Cancún y Punta Cana están a la cabeza. Tienen un “montón de consultas y destinos que están vendidos”. Hacía el norte, dentro de Estados Unidos, para lo que más consultas reciben son Florida con Miami y Orlando y Nueva York. Sobre Brasil contó que un destino “muy solicitado” para el que tienen chárter es El Salvador.

Por su parte, Gil afirmó que “no hay cambios radicales” en las preferencias de los destinos para estas fechas, y explicó: “En julio la gente elige básicamente dos caminos: va en búsqueda del calor y ahí las opciones son Caribe, Estados Unidos, Europa, y el nordeste de Brasil. O elige el frío y la nieve, y ahí están las tradicionales como Bariloche, el sur de Argentina como Calafate” y, en ese país, también Buenos Aires.

Al mismo tiempo indicó que “en el tráfico regional es donde más se nota la dificultad de falta de oferta”. En “algunos casos la oferta disponible, por ejemplo, al nordeste de Brasil, es poquísima” porque las aerolíneas no recuperaron su oferta. Por su parte, en Argentina, antes había seis frecuencias semanales entre Montevideo y Buenos Aires y ahora son dos vuelos. Y esos viajes se utilizan para conectar con los viajes internos dentro del país, señaló.

Riva contó que en las consultas de los uruguayos se mantienen los destinos como Caribe y Estados Unidos, y “se ha reactivado bastante Brasil, sobre todo lo que tiene que ver con el nordeste. Europa, si bien está caro, el uruguayo siempre lo está mirando. Otro que se ha reactivado es Argentina por el tipo de cambio. Para las vacaciones de invierno lo que es nieve: Bariloche, Calafate y Ushuaia; y Buenos Aires es siempre es un destino que tiene demanda y se ha incrementado”.

Viajar está entre un 20% y 30% más caro en comparación a la prepandemia, contó Riva, e indicó que “fundamentalmente lo que más ha aumentada es Estados Unidos en términos de servicios, hoteles, entre otros, y los vuelos a Europa”.

En términos generales, los pasajes están más caros. El vicepresidente de Audavi indicó que hay dos fenómenos que explican la situación. Uno es la falta de oferta de pasajes y el otro es el aumento del precio del petróleo a nivel internacional.

Por otra parte, Gil contó que hubo un esfuerzo por parte de las agencias de viajes para “generar vuelos chárter porque la oferta de vuelos regulares estaba limitada” y no pudieron “conseguir muchos aviones”, y explicó: “Las aerolíneas no tienen aviones para destinar a operaciones chárter. En esa modalidad el que asume el riesgo es la agencia a diferencia de la operación regular. Acá pagás un avión y corrés el riesgo de que se venda o no. Aún con esa disposición a hacerlo, está muy difícil con las aerolíneas conseguir aviones porque tienen sus flotas y tripulaciones reducidas”.

El CEO de TocToc se refirió a la diferencia entre la velocidad de la reactivación de la cantidad de vuelos por parte de las aerolíneas y la demanda de pasajes. Explicó que la “reconstitución de la oferta se mide en trimestres” y es un “proceso que lleva su tiempo” mientras que la disposición para viajar en segundos, es un “chispazo”.

“Estamos en un momento de desajuste entre la oferta y la demanda en el cual el mercado cruje. Obvio que esto va a llevar un tiempo y se va a recuperar, y probablemente en Uruguay se recupere un poco más lento que otros mercados simplemente porque no es de primer orden para las aerolíneas”, añadió.

Contacto permanente con el gobierno

El vicepresidente de Audavi, consultado sobre si hubo reuniones con el gobierno para hablar sobre la falta de vuelos, respondió que están en contacto “permanentemente”. Al mismo tiempo, aclaró que no depende de las agencias de viajes ni del gobierno, “sino de las compañías que, en definitiva, han priorizado otros mercados más atractivos”. Además, recordó que “la mayoría (de las empresas aéreas) está reacomodándose a lo que era la prepandemia”.

Sobre la recuperación de las agencias de viaje, explicó que por la pandemia, pasaron del 100% al 0% de actividad y ahora están al 60% o 70%. No saben cuándo van a volver a alcanzar el nivel que tenían previo al arribo del covid-19 porque dependen de la conectividad aérea, añadió el jerarca.

Asimismo, aseguró que el nivel actual de conectividad aérea les “sigue generando la necesidad de apoyo del gobierno”, que lo tienen “con los seguros de desempleo”. Y agregó: “Hasta que no lleguemos a la normalidad, por más que haya demanda, no tenemos posibilidad de vender como antes. Por lo tanto, los recursos (humanos) no los hemos podido reintegrar totalmente al mercado”. “Vamos a esperar hasta después de julio para ver si tenemos noticias de mejora de la conectividad para volver a sentarnos con el gobierno”, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados