Publicidad

"Miss Internet", quién es Silvina Moschini la fundadora del sexto "unicornio" argentino

Silvina Moschini

EJECUTIVOS

Su empresa TransparentBusiness tiene como gran meta convertirse en "el Amazon del talento global" y acaba de alcanzar una valuación privada de US$ 1.000 millones

La llaman «Miss Internet» en referencia a una publicación de fines de los '90, cuando las mujeres ejecutivas en entornos de tecnología eran muy pocas. Silvina Moschini es argentina, pero hace 22 años que emigró pensando en perfeccionarse y regresar. Radicada en EE.UU. es cofundadora de un ecosistema de compañías que capitalizan en la nube para conectar negocios y talento con modelos bajo demanda. Una es TransparentBusiness, que gestiona y monitorea trabajadores remotos e impulsa la transparencia en las contrataciones públicas y privadas para eliminar el fraude. La otra es SheWorks! , que utiliza tecnología para cerrar la brecha de género.

El objetivo de TransparentBusiness -que la semana pasada se convirtió en el sexto «unicornio» argentino al alcanzar una valuación privada de US$ 1.000 millones- es convertirse en el Amazon del talento global. Para ello, desarrolló una plataforma SaaS («software as a service») que facilita la contratación y la gestión de trabajadores distribuidos por el mundo y multiplique las oportunidades de desarrollo para las mujeres.

Fundada en 2012 por Moschini, TransparentBusiness creció con el boom tecnológico que provocó la pandemia del coronavirus y el martes 6 abrió una ronda de inversión que la lleva a una valuación «de facto» de US$ 1.000 millones, un logro que comparte con otras 488 empresas de todo el mundo.

«Para nosotros fue clave la oportunidad de la pandemia, que mandó a la mitad del universo, a 3.400 millones de personas, a su casa. Eso hizo que las empresas vieran que trabajar de manera remota era la única posibilidad que tenían para continuar con su negocio y aceleró la transformación cultural hacia modelos más flexibles, basados en la nube, bajo demanda», aclara Moschini.

La empresaria resaltó que, desde la empresa que lidera, se trabajó en todo el tema de gestión remota mucho antes de la pandemia, lo que se tradujo en una gran oportunidad cuando se presentó la situación a nivel global (al igual que le ocurrió a la aplicación de videollamadas Zoom). «El mercado nos acompañó y hoy estamos celebrando un ‘unicornio’ que tiene un tinte de mujer, representando a las emprendedoras argentinas en EE.UU. y en el mundo».

Silvana Moschini
 Moschini. Quiere que el mundo del trabajo sea mucho más equitativo e inclusivo y que el trabajo sea algo "que se haga y no un lugar a donde se vaya". (Foto: La Nación)

«Para mí como emprendedora y mujer es muy importante mi visión, que es hacer que el mundo del trabajo sea mucho más equitativo e inclusivo, que el trabajo sea algo que se haga y no un lugar a donde se vaya», cuenta Moschini, que con la plataforma SheWorks! conecta mujeres profesionales con oportunidades laborales y que recibió en 2019 el premio Equals In Tech, con el que Naciones Unidas reconoce proyectos innovadores enfocados en acortar la brecha de género a través de la tecnología.

«En medio del big-bang tecnológico que trajo la pandemia, me convertí en la primera mujer que hackeó el sesgo de género en el financiamiento de capitales de riesgo y desafié las estadísticas, que dicen que solo el 2% del capital de riesgo invertido va a mujeres emprendedoras y que apenas el 0,4% de los fondos de capital de riesgo es destinado a startups lideradas por mujeres latinoamericanas», resaltó Moschini en una larga publicación que hizo en la red social Facebook en la que contó detalles del éxito de su negocio.

Sin embargo, señaló que todo eso fue descubriéndolo en el camino. «Al principio todo lo que tenía era pasión, la tecnología y una gran enseñanza de mi padre: una verdadera princesa se construye su propio castillo», agregó.

La compañía planea salir a Bolsa en el cuarto trimestre de 2021. Sobre esta evolución, la empresaria se muestra, además de orgullosa, muy agradecida con el equipo de trabajo y con quienes apostaron a la firma. «Hubo gente que desde el primer día nos acompañó con un modelo nuevo, con una compañía que nunca tuvo oficinas y que logró recaudar capital sin tener que pasar por el modelo tradicional».

Trayectoria

Egresada de Relaciones Públicas de la Universidad Argentina de la Empresa (Uade), trabajaba en el área de Asuntos Públicos de una compañía química cuando resolvió ir a Houston para hacer una maestría en Comunicaciones de Crisis: «Pensé que iba a trabajar en esa área, pero terminé en tecnología; al tiempo de llegar toqué 250 puertas para buscar empleo porque necesitaba ganarme la vida. Pero no era 'buena para nada, tenía mucha experiencia para algunos puestos y mi formación no iba para otros. Terminé en Compaq, que buscaba un ejecutivo para el mercado de Latinoamérica que lo entendiera», recuerda.

Así empezó -a fines de los '90- a hacerse cargo de los proyectos orientados a Internet. «Es hablar de la prehistoria, cuando el mundo se dividía entre punto.com y empresas reales -dice-. Empecé a hacer acuerdos para inversiones de la compañía en tecnología y servicios. Hoy parece ciencia ficción, pero entonces era la oportunidad de tomar participación accionaria en firmas digitales». En ese rol se cruzó con Patagon.com, el portal financiero creado por el argentino Wenceslao Casares.

Silvina Moschini
Argentina. Moschini lamenta abandonar su país y alerta que "Si la legislación no acompaña, las compañías se van a ir a montar afuera". (foto: La Nación/GDA)

«Me invitó a formar parte del equipo de liderazgo; me fui a Miami y evangelizábamos sobre la banca online y las transacciones en la red y todos nos decían que nadie iba a poner plata ahí», recuerda. El 75% del sitio se vendió a comienzos del 2000 al banco Santander por US$ 538 millones. «Al año reventó la burbuja; era un caos», dice Moschini.

Pasó a Visa y en 2007 -después de haber decidido volver a fundar una empresa en Argentina porque eran menores los costos- fue a ayudar a una amiga en una mudanza en Miami y, como buscaba pareja, se metió en Match.com. A través de esa plataforma encontró amor y socio.

«Me enfoqué en el mundo del empleo, decidida a hacer una plataforma que conectara al talento con las oportunidades -repasa-. Match.com era el modelo; completar formularios y después los algoritmos se encargan. Es un juego de números para encontrar a la mejor persona, no importa donde esté» Allí se cruzó con Alex Konanykhin, un ruso que es su pareja y compañero de negocios.

Así cofundaron TransparentBusiness, una plataforma pensada para «gestionar equipos remotos con transparencia; todavía hay falta de confianza, se requiere formar en habilidades para coordinar; en responsabilidad y en formas de estar en contacto y seguir lo que hacen».

En tanto, SheWorks! nació pensando en «descentralizar» el modelo de contratación de mujeres; en «quebrar el modelo existente» entonces. Junto a partners conectan las dos puntas; cada empresa tiene su base de datos y la parte independiente reúne 20.000 perfiles. «Pasan un proceso de selección, un test. Tomamos al 80% en promedio de las que llegan. Hay espacio para su portfolio, para el detalle de sus habilidades», describe Moschini.

Impulso emprendedor

Al repasar su recorrido como emprendedora, Moschini lamenta haber tenido que abandonar su país y repara en la urgencia de trabajar en un marco legal que fomente la innovación. «Si la legislación no acompaña, las compañías se van a ir a montar afuera», opina.

«Argentina tiene talento y es una verdadera pena que el mismo sistema que podría apalancar a los emprendedores para que creen ‘unicornios’ no lo haga», expresa Moschini. Y, en relación a su experiencia personal, agregó: «Me hubiera encantado quedarme, pero es muy difícil crear este tipo de compañías en un país donde no existe un marco legal para fomentar la innovación».

La líder de la firma de gestión de trabajo remoto opinó que esta problemática podría revertirse si los políticos se sentaran con los emprendedores para trabajar «mano a mano» en un plan que permitiera «a las empresas argentinas brillar en el país y hacia afuera».

En ese sentido, al ser consultada por las oportunidades de inversión que se dan en Argentina, destacó: «Creo que hay un área de oportunidad muy importante como para cambiar la legislación y fomentar que los emprendedores y las personas que tienen ideas puedan brillar». 

Temas relacionados

emprendedoras

Publicidad

Publicidad