UN DÍA DE AGITACIÓN, PROTESTAS Y SAQUEOS

La violencia estalla de nuevo y desata el caos en Ecuador

Grupos sociales toman por asalto el Parlamento y libran batalla con la Policía; Moreno se instala en Guayaquil y limita libertad de movimientos.

Incidentes durante las protestas en Ecuador. Foto: Reuters
Violentos incidentes durante las protestas en Ecuador. Foto: Reuters

La violencia volvió a estallar ayer martes en Ecuador, en rechazo a la derogación de los subsidios a los combustibles que aprobó hace una semana el presidente Lenin Moreno -como parte de las medidas para reducir el gasto y el déficit públicos- lo que se tradujo en un aumento del 123% en el precio de la nafta. La ofensiva lanzada por grupos sociales y de indígenas, que llegaron a la ciudad de Quito desde diversos puntos del país, indujo al presidente Moreno a trasladar la sede del gobierno a Guayaquil.

Miles de manifestantes ocuparon por espacio de una hora, la sede de la Asamblea Nacional en Quito y exigieron la salida del poder del presidente Moreno, en el marco de una escalada de protestas contra los ajustes económicos del gobierno y el acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Al grito de “¡Fuera Moreno, fuera!”, los manifestantes protagonizaron duros enfrentamientos con policías y militares que resguardaban el recinto, ante la inminente llegada de la protesta.

Los manifestantes, encabezados por la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), rompieron los distintos cercos de seguridad y penetraron a los exteriores del edificio legislativo.

El hecho se produjo en medio de un intenso forcejeo, en el que las fuerzas del orden utilizaron abundante gas lacrimógeno para intentar dispersar la protesta que, según varios dirigentes, podría dirigir su acción al Palacio de Gobierno.

La sede del Legislativo, situado en el centro-norte de la ciudad, se encontraba protegido por varias vallas metálicas de seguridad que impedían el paso hacia el edificio.

Vehículo de la policía antidisturbios durante una protesta contra el presidente de Ecuador. Foto: Reuters
Vehículo de la policía antidisturbios durante una protesta contra el presidente de Ecuador. Foto: Reuters

Los manifestantes, a fuerza de pedradas y protegidos contra las descargas de los gases lacrimógenos, retiraron las vallas de seguridad y llegaron hasta la puerta que da paso al interior de la sede parlamentaria.

En el frontispicio del edificio, cientos de personas, portaron banderas tricolores (amarillo, azul y rojo) del país y las multicolores que identificaron al Movimiento Indígena, en señal de victoria, mientras se dio paso para que un grupo de dirigentes dirigiera un pronunciamiento.

Al final, los manifestantes abandonaron el lugar y se dirigieron a engrosar otras marchas de protesta por las calles céntricas de Quito para intentar llegar al Palacio de Gobierno, en el casco histórico de la ciudad, también fuertemente custodiado por policías y militares.

Duros enfrentamientos también se registraron en la céntrica Plaza del Teatro, a pocas cuadras del Palacio de Gobierno, amurallada con vallas metálicas hasta unas cuatro cuadras a la redonda.

Manifestantes chocan con policías durante una protesta contra el presidente de Ecuador. Foto: Reuters
Manifestantes chocan con policías durante una protesta contra el presidente de Ecuador. Foto: Reuters

Ante la situación de violencia, el presidente Moreno El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó restringir la libertad de tránsito y movilidad entre las 20:00 y las 5:00 horas locales para las “áreas aledañas a edificaciones e instalaciones estratégicas tales como edificios donde funcionan las sedes” del Estado, señala un decreto firmado por el mandatario.

El secretario de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, informó que hubo saqueos y protestas violentas en varias ciudades, como consecuencia de las cuales fueron detenidas 570 personas.

Moreno ofreció este martes un “diálogo” a los indígenas antes de la protesta. “Hay diálogo para los hermanos indígenas que lastimosamente tienen necesidades, y en eso estamos completamente de acuerdo”, dijo el mandatario en una declaración a los medios. Agregó que “hay un dinero que se va dejar de gastar, que es el que genera la eliminación del subsidio a la gasolina”.

“Ese recurso va a estar destinado a los más pobres, que ese recurso esté en manos de los que más necesitan”, señaló.

Pero, la postura del mandatario no logra aliviar la tensión. Las protestas no ceden y hay nuevas movilizaciones convocadas para hoy miércoles, a las que se espera se sumen sindicatos y otros grupos que se sienten afectados por las medidas económicas.

Moreno recibió el respaldo de las autoridades de los diferentes poderes del Estado ecuatoriano, las que lo acompañaron en una grabación institucional en la que pidieron a los actores sociales involucrados en las protestas que se avengan al diálogo.

Flanqueaban a Moreno, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), César Litardo; las presidentas del Consejo de la Judicatura, María del Carmen Maldonado; y del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint, entre otros. (Con información a AFP, EFE y Reuters)

Los cuatro puntos de una crisis

Las medidas económicas

Lenin Moreno dispuso la derogación del subsidio a los combustibles, lo que disparó el precio de la nafta, un aumento de impuestos a las empresas con ingresos superiores a los US$ 10 millones, la disminución de un día de salario y de 15 días de vacaciones a los empleados de las empresas públicas, para reducir el déficit a US$ 900 millones.

Acepta la ayuda de ONU

El gobierno de Ecuador aceptó la colaboración de Naciones Unidas para abrir un diálogo con los grupos que protestan contra las medidas de austeridad. La cancillería indicó que el gobierno está dispuesto a recibir el acompañamiento de Naciones Unidas, “que favorezca el retorno a la paz social y entendimiento dentro del país”.

El respaldo de la región

El presidente Moreno recibió ayer el respaldo de los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú y Paraguay, que rechazaron todo intento desestabilizador de los gobiernos democráticos, indicó un comunicado difundido por la cancillería colombiana. Uruguay hizo un llamado al diálogo.

Crédito tiene condiciones

Ecuador aceptó en marzo una línea de crédito por US$ 10.200 millones de instituciones financieras, entre las que está el FMI. Este organismo definió un calendario de reformas a cambio del crédito, que incluye reducir el nivel del gasto público, incrementar los ingresos y aprobar una reforma laboral que mejore la productividad.

Acusa a Correa y Maduro de aliarse para derrocarlo
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno. Foto: EFE

En una aparición en televisión el lunes, el presidente Lenin Moreno señaló directamente a Rafael Correa, su antecesor en el cargo y en otros tiempos aliado suyo, de intentar derrocarlo en alianza con el gobierno de Nicolás Maduro. “El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización”, dijo el presidente rodeado del alto mando militar, que se ha cohesionado en torno al gobierno.

Sin embargo, Correa, que vive en Bélgica, negó la acusación y pidió el adelanto de elecciones -previstas para 2021- ante lo que describió como una “grave conmoción social”. “Son tan mentirosos que se contradicen ellos mismos. Dicen que soy tan poderoso que desde Bruselas con el iPhone podría dirigir manifestaciones. Están mintiendo”, declaró a Reuters.

A su vez, Maduro, se mofó de las acusaciones de Moreno.“Salió a decir que lo que está pasando allá es culpa mía, que yo muevo mis bigotes y tumbo gobiernos, así dice Lenín Moreno, yo estoy pensando qué próximo gobierno puedo tumbar con los bigotes”, dijo en un acto emitido por el canal VTV. “Yo no soy Superman, yo soy superbigote”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)