Un país en crisis

Venezolanos huyen e invierten afuera

Opositores y partidarios de Maduro compran más de 7.000 apartamentos de lujo en Madrid.

Madrid es elegida por venezolanos para realizar inversiones
Madrid es elegida por venezolanos para realizar inversiones

Su país está en quiebra económica. El hambre es rampante. La inflación marea y se espera que llegue a un millón por ciento a fin de año. Los hospitales se quedan sin medicamentos, equipos e incluso guantes. Sin embargo, mientras millones de venezolanos libran una batalla diaria por sobrevivir en su país, otros han encontrado un refugio para su dinero del otro lado del Océano Atlántico, en el mercado inmobiliario de Madrid.

Al caminar por Salamanca, un distrito lujoso de la capital española, Luis Valls-Taberner, asesor de inversiones inmobiliarias, señala un inmueble recientemente adquirido por algún venezolano acaudalado en casi todas las calles. Valls-Taberner no revela la identidad de los compradores. Asegura que algunas propiedades fueron adquiridas por medio de empresas de inversiones con sede en Miami y otros lugares, pero el dinero en todos los casos provino de Venezuela.

En 2017, los precios de las viviendas en Madrid se dispararon casi 17%, el aumento más significativo entre las ciudades españolas. Esto elevó el costo de vivir en el centro a niveles que no se habían visto desde 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria en España. El distrito de Salamanca, con sus tiendas de ropa de diseñador y sus resturantes lujosos, ha estado en el centro del auge, en parte, gracias a venezolanos ricos. Muchos son opositores al presidente Nicolás Maduro, que huyeron del caos político y económico que vive su país. Sin embargo, algunos están ligados a su gobierno y tal vez se encuentran preocupados por su futuro debido a las sanciones internacionales y el descontento social.

"A veces estoy en restaurantes de Madrid y al lado hay gente que me habría hecho sentir incómodo si la hubiera visto en Caracas", mencionó Leopoldo López Gil, el padre de Leopoldo López, uno de los políticos que lidera la oposición y quien está en arresto domiciliario en Caracas, la capital de Venezuela.

Tan solo en Salamanca, según las estimaciones de algunas empresas inmobiliarias de Madrid, más de 7.000 apartamentos de lujo ahora son propiedad de venezolanos.

Aunque una parte del dinero de estas inversiones venezolanas proviene de asociados al régimen de Maduro, la mayoría es de familias que se hicieron ricas hace décadas, en una economía cuyo principal activo, el petróleo, fue nacionalizado en los años setenta.

Los reclamos de ciudadanos al gobierno de Venezuela
Los reclamos de ciudadanos al gobierno de Venezuela

Diversidad.

"En Venezuela, las grandes fortunas siempre han estado conectadas entre sí y dependen de una buena relación con el Estado", afirma Rolando Seijas, el fundador venezolano de SNB Capital, una firma de inversiones con sede en Madrid cuyas actividades van desde servicios de seguros hasta una fábrica de componentes electrónicos ubicada en el sur de España.

De hecho, algunos venezolanos se han convertido en empresarios exitosos en España: han abierto servicios de mensajería, restaurantes y tiendas, o han quedado a cargo de franquicias, como puede ser una cadena de comida rápida.

Los venezolanos no solo han comprado bienes inmuebles en España, sino también los han construido. En 2017, la familia Cohén, propietaria de una de las empresas inmobiliarias más grandes de Venezuela, abrió Sambil Outlet en las afueras de Madrid, el que se considera el centro comercial más grande de España.

Vínculos.

Ante la creciente presión internacional sobre Maduro, las autoridades españolas han reforzado el monitoreo del ingreso de dinero venezolano. Es una tarea difícil, de acuerdo con lo que señalan algunos abogados, pues los venezolanos acaudalados siempre han mantenido su dinero en el exterior para contrarrestar los controles de capital y las fluctuaciones de la moneda.

"España tiene la obligación de contrrolar la entrada de dinero, pero los venezolanos ricos, desde hace mucho tiempo, aprendieron que sus ahorros debían pasar a una moneda sólida, de preferencia en una cuenta en el exterior", afirma Juan Carlos Gutiérrez, un abogado venezolano que se mudó a Madrid en diciembre pasado.

Debido a los lazos históricos que vinculan a España con América Latina, muchos venezolanos han utilizado su ascendencia familiar para solicitar el pasaporte español. Varios tienen familiares que huyeron de España en 1939, después que el general Francisco Franco ganó la Guerra Civil, mientras que otros han tenido acceso a un programa de ciudadanía por ser descendientes de judíos sefarditas expulsados del país en 1492. Los venezolanos también son los principales solicitantes del programa Visa Dorada de España, que ofrece residencia a extranjeros que compran una propiedad por valor de 500.000 euros (US$ 582.000) o más, una medida en vigor desde 2013 para ayudar a revivir la economía que había sido golpeada por la crisis.

Un negocio comprado por marca de lujo en 175 millones de dólares

Andoni Goicoechea escapó de la crisis que golpea a Venezuela, abandonó la carrera de medicina y optó por mudarse a Madrid, donde fundó Goiko Grill, empresa que opera 44 restaurantes de hamburguesas en toda España. En junio, una empresa de capital privado controlada por LVMH —el grupo francés de marcas de lujo—, adquirió la participación mayoritaria en el negocio, por lo que ahora se valúa en 150 millones de euros (equivalentes a US$ 175 millones).

"La prioridad para los venezolanos era tener un hogar aquí, pero ahora se sienten cómodos en España y se están expandiendo a todo tipo de negocios", comenta el asesor inmobiliariio Luis Valls-Taberner.

A su vez, los empresarios venezolanos exiliados por voluntad propia, aseguran que están alentando a sus compatiotas a unírseles en España.

"Si tenemos que contratar a alguien aquí, siempre buscamos que sea un venezolano", confiesa Jorge Neri, cuyos activos en España incluyen Cambio 16, una publicación noticiosa. "Aunque no hayamos sido amigos cercanos en Caracas, ahora compartimos el sentimiento de haber sufrido la misma tragedia".

Algunos de los venezolanos que concretaron inversiones en inmuebles aprovecharon la crisis que sufrió España —en la que recibió un rescate financiero destinado al sector de la banca—para concretar las adquisicions a precios bajos. FUENTE: THE NEW YORK TIMES

EL ESCENARIO EXTERNO

Hay 280 mil residentes en España

"Madrid se está convirtiendo para los venezolanos en lo que Miami alguna vez para nosotros, y lo sigue siendo para los cubanos", comenta Rolado Seijas, un venezolano fundador de SNB Capital, empresa de inversiones con sede en Madrid, quien también dirige una asociación de inversión y calcula que en la actualidad cerca de 280.000 personas oriundas de Venezuela viven en España, de las cuales casi 120.000 han adquirido la ciudadanía española.

Tomás Páez, un profesor de la Universidad Central de Venezuela que estudia la inmigración, señaló que los venezolanos son parte de una comunidad extranjera de rápido crecimiento en España, pues en los últimos dos años su presencia ha aumentado más del doble.

Javier Cremades, un abogado español y presidente de Cremades Calvo y Sotelo, indica que su empresa con sede en Madrid representa alrededor de 40 venezolanos que solicitan la Visa Dorada. Cremadas se encuentra en la primera línea del esfuerzo español por ayudar a los opositores políticos de Nicolás Maduro, como es el caso de Antonio Ledezma, el ex alcalde de Caracas, que huyó a España en noviembre pasado. En julio, Ledezma estuvo entre los integrantes de una asociación que repsenta a residentes venezolanos en Madrid que efectuó un llamado al nuevo gobierno socialista para que otorgue un estatus especial de asilo a quienes huyen del régimen de Maduro.

Por otro lado, miembros de la oposición venezolana han utilizado las redes sociales para realizar el seguimiento en España de los llamados bolochicos, un apodo despectivo dado a los jóvenes herederos de la República Bolivariana de Venezuela iniciada por Hugo Chávez, quien fue presidente desde 1999 hasta su fallecimiento en 2013.

Militantes de la oposición han posteado videos que muestran a venezolanos con conexiones disfrutando de la buena vida en Madrid. Sostienen que sus objetivos incluyen a familiares de los principales oficiales de las Fuerzas Armadas y de funcionarios del gobierno.

"Hablamos de funcionarios del gobierno y sus familias que residen en España, pero cuyos salarios nunca les permitirían comprar un apartamento de 500.000 euros aquí", puntualiza el abogado Javier Cremades. (FUENTE: THE NEW YORK TIMES)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)